Cómo funciona el brazo robótico que le permite firmar autógrafos a distancia a Isabel Allende y Yuval Noah Harari

0 6

Aunque muchos creyeron que las selfies habían llegado para reemplazarlos, los autógrafos se mantienen como uno de los recuerdos más buscados de celebridades y famosos. En el caso de los autores, además, su dedicatoria en la primera página de un libro hace que valga la pena horas de espera, pero… ¿cómo mantener una tradición tan arraigada en medio de la crisis por el COVID-19? En Barcelona encontraron una solución única: “firmas robóticas a distancia”.

Se trata de un método innovador creado por la cooperativa Abacus, una asociación que desde hace más de 50 años fomenta y celebra la cultura en catalán. Comenzó en tiempos de dictadura española, cuando la enseñanza del idioma estaba prohibida, y se enfrentó ahora a un nuevo “Sant Jordí” pandémico.

“Aquí los festejos de Saint Jordi coinciden con el Día Internacional del Libro (el próximo 23 de abril) y toda Cataluña se vuelve un sitio lleno de rosas y enamorados en casa esquina, además de visitas de todo el mundo que vienen a celebrar. Sin embargo, solo tenemos permitido reuniones de pocas personas y con aforo, lo que nos puso un obstáculo a la hora de que los lectores pudiesen encontrarse con sus autores favoritos”, le explicó a LA NACION Jordi Gabarró, de Abacus.

Los autógrafos a distancia, necesarios por la pandemia y habilitados por la robótica

Fue así que, pensando en opciones que excedieran una mera charla por streaming, se les ocurrió acudir a DexArm, un brazo robótico de la compañía española SolidPerfil3D, que puede recrear movimientos delicados y muy precisos… ¿acaso podría firmar libros?

Luego de una serie de pruebas, consiguieron la hazaña: un autor puede, desde cualquier sitio del mundo, escribir su dedicatoria y firmar en una superficie táctil; el brazo reproducirá al instante cada uno de los trazos con una birome sobre el libro elegido.

No importa si el ejemplar es nuevo o de antaño, el brazo robótico español lograr reproducir la firma sin dañar la hoja del libro
No importa si el ejemplar es nuevo o de antaño, el brazo robótico español lograr reproducir la firma sin dañar la hoja del libro

“La firma robótica respeta a la perfección el trazo del autor, incluso si éste se equivoca, tacha o hace una línea por error. Es lo mismo que sucedería en una firma de libros tradicional. Los resultados son increíbles y se pueden realizar en cualquier libro”, explicó Gabarró.

Así, esta semana se llevó adelante una firma de libros en el Espai Abacus, en Barcelona, con seis autores de renombre que pudieron conocer a sus lectores y firmar libros sin salir de sus casa: Isabel Allende, Jonas Jonasson, Yuval Noah Harari, Alex Michaelides, Niklas Natt och Dag y Pierre Lemaitre.

Así, medio centenar de catalanes, que fueron elegidos por un sorteo tras anotarse en la web de Abacus, asistieron al Espai, en donde se sentaron frente a una pantalla donde pudieron dialogar por streaming con su autor. Al terminar, sacaron su libro y fue firmado por DexArm a partir de la dedicatoria única que cada uno hizo en su casa.

Una lectora celebra feliz que pudo dialogar con Isabel Allende y llevarse un libro autografiado a pesar de la pandemia
Una lectora celebra feliz que pudo dialogar con Isabel Allende y llevarse un libro autografiado a pesar de la pandemia

“La tecnología se suele percibir como algo frío. Esta iniciativa, ligada a aquello tan humano y emotivo como la relación de un autor con un lector a miles de kilómetros, nos muestra la importancia de una tecnología avanzada al servicio de las personas”, explicó Albert Serra, de la compañía SolidPerfil3D.

Todos los autores quedaron fascinados por la experiencia. Allende, incluso, comentó en la firma que le encantaría sumar a esto una suerte de holograma que le permita dar un abrazo, lo único que extraña de la experiencia analógica ahora para que sea completa.

El sueco Jonas Jonasson también puedo firmar ejemplares catalanes de "El abuelo que saltó por la ventana y se largó" sin dejar su casa
El sueco Jonas Jonasson también puedo firmar ejemplares catalanes de “El abuelo que saltó por la ventana y se largó” sin dejar su casa

De acuerdo con Gabarró, no tienen registro de otra experiencia similar de “firma telemática” y ya están deseosos de repetir la experiencia, incluso si la pandemia cede y regresan las ferias de libros y los festejos tradicionales de Sant Jordí: “Viajar de un lado del mundo al otro por un encuentro de dos horas no solo es incómodo sino que afecta al medio ambiente, tal vez esto sea una solución para ciertos casos”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.