Gil Marín, en el disparadero

0 4

Hoy, desde las 12:00 horas, Javier Tebas se reúne de forma telemática con los representantes de 17 clubes de Primera y los 22 de Segunda para tratar, como único punto en el orden del día, la actualidad en torno a una Superliga que, durante 48 horas, amenazó la actual estructura de fútbol europeo y la viabilidad económica de aquellos que no eran sus 12 fundadores. Real Madrid, Barcelona y Atlético, clubes rebeldes en España, no han sido invitados a la cita online. Tampoco ha sido convocado Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético, pese a ser vicepresidente primero de LaLiga desde el año pasado, cargo que ostentó anteriormente Clemente Villaverde hasta su incorporación como director general del Getafe.

La razón de la ausencia de Gil Marín a esta reunión se debe a que la cumbre no se engloba dentro de una Asamblea, de una Comisión Delegada o de un Junta de División. Simplemente es el encuentro de una mayoría de clubes que se han visto agredidos en las últimas horas. La Comisión Delegada, formada por Real Madrid, Barcelona, Betis, Levante, Valencia, Villarreal, Lugo, Espanyol, Tenerife, Girona, Albacete y Las Palmas tendrá por tanto la baja de Gil Marín y de los grandes de la competición. Sí está citado el vicepresidente segundo, Javier Fernández, y el resto de vocales junto a José Guerra (director general corportativo), Carlos del Campo (director adjunto a la presidencia de LaLiga) y(María José López (secretaria de la Comisión Delegada).

Gil Marín entiende que no se le haya cursado una invitación ara la cita de este jueves y prefiere que cada directivo (pueden entrar a la reunión tres representantes por club) se exprese de forma libre. Es consciente que más de un presidente, como ha podido testar AS, tiene en la cabeza el deseo de que el directivo del Atlético dimita y ceda su puesto en LaLiga después de la crisis que se ha vivido con el anuncio de la Superliga. A más de uno le ha escocido que el pasado 28 de enero, dentro de una de las reuniones del órgano de control de la gestión los derechos audiovisuales, Gil Marín incluso llegara a censurar el proyecto liderado por Florentino Pérez y en el que todos, salvo el Barça, ya han dado la espantada. De momento, sólo de momento, Gil Marín conserva su puesto como vicepresidente primero de LaLiga pese a que fue el primer club español en deshacer sus planes y a que ya ha pedido perdón por escrito. No se descarta que él de el paso voluntariamente de echarse a un lado. Lo está meditando.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.