La prioridad es la Champions League

0 3

Sólo por hacer posible la imagen de Ceferin en el césped del estadio Atatürk de Estambul entregando la Champions al Real Madrid con Florentino sonriente a su lado, ya merece la pena pensar que el gran objetivo es lo del martes con el Chelsea. Ese partido es mucho más que media semifinal porque, como se demostró ante el Liverpool, el primer contacto de los rivales europeos con el Madrid suele ser precavido y eso le da a los blancos un tiempo de ventaja para abusar de esa pacatería del contrario. Los de Klopp lo pagaron y dudo mucho que Tuchel vaya a mandar a sus chicos salir desaforados en Valdebebas.

Ante el Betis, sin capar al equipo como hizo Zidane en Getafe dejando en la grada a Benzema, hay riesgos que no deben correrse y algunos se han evitado desde la lista, dejando a Kroos tres días más de descanso antes de reaparecer. Otro punto importante es que Modric no termine ante el Betis como lo hizo en Getafe, agotado tras 90 minutos corriendo sin parar; así que los chavales Blanco o Arribas tendrán que darle el relevo oportuno para que Luka llegue al martes con el depósito lleno. No es cuestión de despreciar la Liga, ni mucho menos, pero ahí el Madrid no depende de sí mismo y queda trecho todavía. En la Champions se está a tres partidos de que Ceferin trague árnica blanca en Estambul, y eso hoy es mucho.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.