Más detalles del asesinato de Beriain y Fraile: emboscada, robo de motos y sin contacto durante horas

0 9

El país entero sigue consternado con la muerte de David Beriain y Roberto Fraile, dos periodistas españoles que fueron asesinados en el este de Burkina Faso mientras grababan un documental sobre los esfuerzos de las autoridades nacionales para proteger los parques naturales del país frente a la caza furtiva y las comunidades que habitan en ellos. Junto a ellos, falleció también el cooperante irlandés de ascendencia zambiana Rory Young, director de la fundación Chengeta Wildlife. El Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), una federación yihadista vinculada a Al Qaeda, ha asumido la autoría de los asesinatos.

El fatídico hecho se produjo el pasado lunes, 26 de abril. A primera hora de la mañana, las tres víctimas salieron con un convoy militar de 38 soldados repartidos en dos camionetas desde su base en en Natiaboni, una localidad de 15.000 habitantes cerca de la frontera con Benin y Togo. Sobre las 09:00 horas, los europeos bajaron escoltados de los vehículos para grabar con un dron cerca de los enclaves PK60 y Kpengagboanga, unos 15 kilómetros al sur de Natiaboni. En ese momento se produjo la tragedia.

Emboscada y tiroteo

De repente, apareció un grupo con dos vehículos y una decena de motos para cortar el paso al convoy y abrió fuego. Los soldados trataron de formar un escudo protector alrededor de los extranjeros, pero los yihadistas les superaban en número y acabaron rompiendo la línea defensiva, contaron dos solados heridos a la agencia Associated Press (AP). Uno de ellos recibió un disparo en la pierna y el otro en el brazo, lo que provocó la amputación de este. Cuando terminó el tiroteo, se dieron cuenta de que los tres extranjeros habían desaparecido, junto al dron y varios vehículos. “Estábamos desanimados. Es como salir de tu casa con 10 personas, ir a trabajar y volver con ocho. ¿Qué le dices a las familias de esas personas?”, lamentó uno de los militares.

A las 15:30 horas se le perdió el contacto con Beriain, Fraile y Young cuando se encontraban en un parque natural situado en la frontera entre Burkina Faso y Benín, una “zona peligrosa por ser campo de operaciones de terroristas, cazadores furtivos y bandidos”, según subrayó el martes González Laya. Comenzaron entonces las hipótesis sobre los grupos terroristas que habían secuestrado a los dos periodistas españoles y el activista irlandés hasta que, al día siguiente, el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), una federación yihadista vinculada a Al Qaeda, asumió el atentado en un audio a la que tuvo acceso AP: “Matamos a tres personas blancas. También tenemos dos vehículos con armas de fuego y 12 motocicletas”.

Analizando las imágenes de los cuerpos, el analista y autor Wassim Nasr aseguró en la cadena France 24 que se trataba de una ejecución terrorista: “No hay duda de que fueron yihadistas quienes ejecutaron a las víctimas europeas”. Asimismo, sugirió que “el grupo que les había secuestrado fue perseguido por fuerzas de seguridad y puede que fuera esta presión la que llevó a los secuestradores a matarlos en el camino en vez de llevarlos a otro sitio”.

Tras conocer la noticia, el Gobierno de Burkina Faso condenó los actos terroristas y se solidarizó con las familias de las víctimas. “Nuestro país conoció en las últimas 72 horas un resurgimiento de actos terroristas. El Gobierno presenta sus condolencias a todas las familias en duelo y desea una pronta recuperación a los heridos”, afirmó el ministro burkinés de Comunicación y portavoz del Ejecutivo, Ousséni Tamboura, en un comunicado emitido el martes.

Los cuerpos serán repatriados en un vuelo de Defensa

En estos momentos, todos los esfuerzos se centran en repatriar los cadáveres de los periodistas para que sean enterrados en España. El portavoz de las familias y secretario general de Reporteros sin Fronteras (RSF), Alfonso Bauluz, ha asegurado en Radio Euskadi que “las autoridades no han comunicado desde Burkina Faso que se pueda producir una inmediata repatriación, pero creo que son ellos los que deben informar, porque son los que tienen capacidad para hacerlo”. La cónsul de España en Mali, con residencia en Bamako y responsable también para Burkina Faso, se ha desplazado a primera hora de este miércoles a Uagadugú para iniciar los trámites de repatriación

Los cuerpos serán repatriados en un vuelo del Ministerio de Defensa que partirá “en cuanto reciba la autorización de las autoridades locales”, ha informado este miércoles el Ministerio de Exteriores. Según el departamento que dirige Arancha González Laya, los cadáveres de David Beriain y Roberto Fraile llegaron el martes por la noche a Uagadugú para iniciar el proceso de repatriación que Exteriores confía “concluya lo antes posible”. En el mismo vuelo, Defensa también tiene previsto trasladar a España el cuerpo de Rory Young, que servía de guía a los periodistas españoles en la elaboración del documental.

Las familias de ambos periodistas “permanecen puntualmente informadas” de las gestiones que se están realizando tanto desde la embajada como desde el Ministerio de Asuntos Exteriores y del Ministerio de Defensa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.