Neuss y Farré: dos femicidas de abolengo en el country Martindale – Télam

0 3
Martindale, el country en el que vivían los dos femicidas.

Martindale, el country en el que vivan los dos femicidas.

El matrimonio formado por Jorge Justo Neuss y Silvia Mara Saravia de Neuss era muy mundano. De modo que solan repartir sus das entre la mansin del Martindale Country Club, en Pilar, el piso de Puerto Madero, la residencia de Punta del Este y el palacete neoyorkino que tenan en The Hamptons, una zona exclusiva de Long Island.

Durante los inviernos porteos, ellos acostumbraban a instalarse en ese paraso terrenal. De modo que all se encontraban durante el crepsculo del 21 de agosto de 2015, cuando l –por entonces, de 68 aos– atendi una llamada efectuada desde Buenos Aires por Juan, uno de sus cinco hijos.

Su voz sonaba agitada; as le solt esa noticia infausta: un vecino del Martindale, el ejecutivo Fernando Farr –cuya vivienda estaba situada a unos 150 metros de la suya– acababa de asestarle 74 pualadas a su esposa, Claudia Schaefer, cuando mantenan tratativas por la divisin de bienes en medio del divorcio.

Al cortar la llamada, el empresario comunic la novedad a Silvia Mara –de 64 aos–. La voz de ese hombre exudaba una llamativa frialdad. Luego retom la lectura del Financial Times. Obviamente no imaginaba que, un lustro ms tarde, l perpetrara en ese mismo country una hazaa parecida.

Ma o de nadie!

Aquel viernes, Farr –de 51 aos– ingres en su automvil al Martindale por la entrada de la calle Pern al 2300, y avanz con lentitud hacia su chalet, en el lote 5: lo acompaaba su abogada, Andrea Frencia, En el porche los recibi, doa Nenina, la madre de aquel hombre. ste la salud con suma calidez. Ella not con beneplcito que Fernando luca sonriente y distendido.

La seora luego les sirvi caf, antes de retirarse a su dormitorio, para no cruzarse con su ex nuera, quien llegara, con el abogado Carlos Quirno, de un momento al otro.

Eso sucedi pasadas las 11,30. A partir de entonces, las tratativas entre aquellas cuatro personas estuvieron signadas por una tensa cordialidad.

Veinte minutos ms tarde, mientras los abogados conversaban, Farr y Schaefer –de 44 aos– fueron hacia la cocina y, despus, a una habitacin; all comenzaron a discutir. Y de las frases pasaron a los gritos. Desde la ventana del dormitorio, doa Nenina lleg a ver cmo su hijo, montado sobre Claudia, la apualaba una y otra vez . “As no vas a lograr nada!” –le grit la anciana al enfurecido Fernando.

Desde el jardn, los abogados tuvieron idntica visin. Hasta notaron la serenidad con la que Farr mataba a la mujer, sin que le importunara ser visto por ellos. Con esa actitud impasible le asest los ltimos puntazos cuando la vctima ya estaba muerta

De esa circunstancia hay un registro estremecedor: la foto policial del tipo ya esposado en el suelo; el gesto dislocado de su cara con sangre ajena y los ojos fijos en la cmara, horrorizaron a televidentes y lectores.

La imagen de Farré tras el crimen que conmocionó a los mismos policías.

La imagen de Farr tras el crimen que conmocion a los mismos policas.

Por semanas, en el club house del Martindale no se habl de otra cosa. Pero con el paso del tiempo, el femicidio de la pobre Claudia se convirti all en un recuerdo borroso. De manera que el 10 de octubre de 2020 aquel hecho ya estaba sepultado en el olvido.

La hiptesis de un pacto suicida

Pasado el medioda de aquel sbado, otra noticia sacuda al club house de dicho country: un confuso episodio le haba costado la vida al empresario Jorge Neuss y tambin la de Siliva, su amada esposa.

En base a la declaracin en sede policial del hijo Juan, se supo que ellos estaban alicados porque al joven le haban diagnosticado una leucemia. Acaso se trataba de un pacto suicida? Por lo pronto, en los noticieros no se consideraba otra hiptesis y sus especialistas (psiquiatras y criminlogos con postgrado televisivo) teorizaban al respecto.

Neuss y Saravia estaban casados desde 1971 y tenían tres hijos.

Neuss y Saravia estaban casados desde 1971 y tenan tres hijos.

Pero los primeros resultados de las autopsias, concluidas durante el alba del domingo, demostraron que la seora Silvia Mara haba sido tomada del cabello por su marido antes de recibir un tiro en la cabeza que le roz a l un dedo pulgar, adems de presentar ella algunas marcas defensivas. Conclusin: “femicidio seguido de suicidio”.

El estupor entre familiares, allegados y vecinos

La primera versin sobre la cadena de eventos del sbado arranca con los dos disparos odos por las empleadas domsticas. Entonces llamaron al 911 y a la hija Lucila, cuya residencia se encuentra a 300 metros de all. Y ella avis a los hermanos Juan Y Patricio, quienes llegaron en pocos minutos para descubrir, al derribar la puerta del dormitorio principal, el cadver de la madre y, a dos metros, al padre en agona. Luego se pudo reconstruir lo que realmente sucedi.

Casi al medioda, tras despertar en soledad, Neuss haba desayunado en dicho dormitorio. Luego envi sendas salutaciones a dos amigos que cumplan aos. Todo indica que lo hizo con una Magnum 357, ya cargada, a su alcance. Los mensajes fueron enviados exactamente a las 12:36 y a las 12:37, en tanto que la llamada de las domsticas al 911 se hizo a las 12:59. En aquellos 22 minutos se desencadenaron los acontecimientos.

En ese lapso tuvo lugar la llegada de Silvia Mara, quien haba dormido en casa de Lucila, tras una discusin con su marido ocurrida la noche anterior. De la furibunda reaccin de ste ya no hay detalles por revelar.

El femicida Farr supo sobre lo que acababa de suceder en el country Martindale a travs del viejo televisor que ameniza las horas muertas de los presos en la Unidad Penal 4 de Baha Blanca.

Según los peritajes, Neuss asesinó a su esposa Silvia Saravia y se suicidó.

Segn los peritajes, Neuss asesin a su esposa Silvia Saravia y se suicid.

Dos tipos audaces

Farr tena un vivo recuerdo de aquel hombre de porte aristocrtico, siempre peinado a la gomina, que sola dispensarle una fra amabilidad. Ambos, adems de la vecindad que los una, solan ser indispensables en los fastos de Fundaleu, Coas y cuanto evento los haya convocado con el meritorio propsito de juntar billetes de baja denominacin para los pobres y pasarla bien.

Al respecto, a Neuss le sobrevive un nutrido archivo fotogrfico en donde posa con celebridades como Mirtha Legrand, Valeria Mazza, Tet Coustarot, Cristiano Rattazzi y “Nicky” Caputo. Mientras que Farr –adems de atesorar imgenes con Julieta Awada y Facundo Arana, entre otros famosos de cabotaje– preferira las luminarias planetarias, como Kate Moss, Lady Gaga, Davis Bowie, y Pars Hilton, a quienes frecuentaba en fiestas por su carcter de ejecutivo de compaas multinacionales.

El tipo haba nacido para el xito. Graduado en la Universidad Catlica Argentina con el ttulo de Administrador de Empresas, Farr exhiba un master en la Thunderbird School of Global Management, un semillero de cuadros para el sector privado. Tambin era miembro de la Asociacin Cristiana de Dirigentes de Empresas, un cenculo fundado por el argentino –en vas de canonizacin– Enrique Shaw. Adems hablaba ingls y portugus en forma fluida.

Farré asesinó a Claudia Schaefer durante una disputa por la separación de bienes.

Farr asesin a Claudia Schaefer durante una disputa por la separacin de bienes.

Lo cierto es que en el aspecto profesional, Farr tena una alta opinin de si mismo; en su currculum online de defina como un “lder apasionado y profesional del marketing global” que supo lograr “mayor volumen de ventas, beneficios y porcin del mercado en firmas mundiales de fragancias, bebidas y cosmticos. No menta: este sujeto haba tenido cargos jerrquicos en Wines of Argentina, Coca-Cola, Avon, L’Oreal.

La cspide de su carrera fue haber sido nombrado gerente general para Argentina y Chile de la multinacional de cosmticos Coty Inc. Pero a fines de 2014 fue cesanteado. Desde entonces estaba sin empleo. Tal vez por ese motivo, Neuss lo trataba con disimulada conmiseracin.

Neuss era nieto de un inmigrante alemn que en 1891 mont una modesta planta de gaseosas, la Soda Neuss Belgrano, que con el tiempo domin el mercado local, siendo su nave insignia el Pomelo Neuss.

Ya desde la primera mitad del siglo XX –y bajo la batuta del padre de Jorge Justo– el negocio familiar supo diversificarse con servicios para el sector pblico, la energa y las finanzas.

En la dcada del ’90, su hermano, Germn, y l se hicieron cargo del imperio. El primero se volc al desarrollo de proyectos inmobiliarios, mientras que Jorge Justo inici un proceso de expansin en los campos de la energa y la actividad petrolera.Fue una poca dorada, en la cual Jorge Justo iba acumulando brillantes operaciones financieras a fuerza jugar al golf con el presidente Carlos Menem.

“Che, Pomelo!”, le gritaban entre carcajadas los amigotes del “Turco” para desconcentrarlo en los links de Olivos. Y l se daba por aludido con gran sentido del humor. Eso le vali el acceso al control del espacio radioelctrico a travs de la empresa Thales Spectrum, un obsequio del amigo presidente. Ese contrato fue rescindido en 2004 por Nstor Kirchner.

El resto de sus negocios continuaron viento en popa.

Cumbres borrascosas

En junio de 2017 Farré fue condenado a prisión perpetua.

En junio de 2017 Farr fue condenado a prisin perpetua.

Fernando y Claudia se haban casado en 2000. Tenan tres hijos de 14, 11 y 8 aos. La familia viva en un lujoso piso de la Avenida del Libertador al 1700, y los fines de semana se trasladaban al chalet del Martindale.

Pero desde febrero ella dorma en la habitacin de la hija. Poco antes le haba pedido a Fernando el divorcio, hecho que empeor el maltrato verbal y la violencia fsica que ella padeca desde 2005, aproximadamente. Ocurre que l no tena ninguna intencin de mudarse, e impeda que ella lo hiciera. A eso se sumaba su talante controlador, especialmente cuando Claudia trabajaba –en las oficinas de las bodegas Sailentein– o estando con amigas. Y en caso de no recibir respuesta, llamaba a gente que estuviera cerca de su esposa.

Todos sus allegados estaban al tanto de que l la enloqueca con sus arranques celpatas y que no toleraba la perspectiva de la separacin.

El 12 de agosto, Fernando le dispens a Claudia una feroz paliza delante de los chicos. Haba sido lo gota que rebals el vaso. Ella le hizo la denuncia, que desemboc en una restriccin perimetral para el goleador.

Entonces fij su residencia permanente en el country. Ya se sabe como concluy esta historia.

Ataques de ira

El seor Neuss tambin tena sus “problemitas” maritales.

Jorge Justo y Silvia Mara estaban casados desde 1971. Tenan cinco hijos ya adultos. Y un presente terrorfico, cuya realidad era barrida bajo la alfombra. Pero, en cuentagotas, esa realidad comenzaba a aflorar.

Alguien del crculo ntimo del seor Neuss desliz que tiempo atrs, en una comida, l haba comentado que tena “ataques de ira” y que no los poda controlar, razn por la que pensaba acudir a una psicloga.

Tambin se deca que con Silvia Mara mantena una crisis de pareja, y que ella se quera divorciar.

A su vez, otro integrante de su crculo ntimo desliz que Jorge Justo la trataba mal, que la menospreciaba, que la insultaba en el club house y que, incluso, en una ocasin la agarr del cuello, al punto de que los vecinos tuvieron que llamar a Patricio..

Durante el fatdico 10 de octubre, Silvia Mara –quien haba pernoctado en la casa de Lucila– volvi a la mansin conyugal para retirar algunos efectos personales, puesto que –tras la pelea de la noche anterior– haba dado por concluida la convivencia con el empresario.

Tambin se sabe que todo termin de la peor manera. En junio de 2017, Fernando Farr fue condenado a prisin perpetua.

En cambio, Jorge Justo Neuss se suicid impune.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.