No tuvo defensa – 11/02/2019

Eduardo Coudet lo tenía claro. Con el aún fresco antecedente del 0-3 en el Monumental por los octavos de final de la última Libertadores, su Racing no iba a proponer un partido de golpe por golpe en su nueva visita a Núñez. Entonces modificó el envase y el contenido. Resignó juego y desequilibrio en el mediocampo (afuera Zaracho y Centurión) y apostó a un teórico mayor despliegue para el retroceso (adentro Nery Domínguez y Neri Cardozo). Prácticamente un 4-4-2 para neutralizar el 4-3-1-2 de River, con Quintero libre por adentro tipo enganche y con sus socios Nacho Fernández y Palacios de interiores.

El plan no le dio resultado porque así como un equipo no ataca más ni mejor por acumular delanteros, tampoco defiende con mayor eficacia por sumar futbolistas con características más defensivas. Si la idea era cortar y salir rápido por las bandas vía Solari y Cardozo para conectar con Licha López y Cristaldo, la estrategia no funcionó porque Racing no la podía recuperar. El principal déficit estuvo en el posicionamiento. Los cuatro del fondo jugaron peligrosamente en línea, sin achicar hacia adelante, y los del medio no encontraron nunca a los lanzadores de River. Quintero y Cía., especialistas en la pegada, tuvieron suficientes libertadores como para intentar meter ese pase profundo para las diagonales de Borré y Pratto o para las subidas por las bandas de Casco, sobre todo, y Montiel. Sin poder encontrar la pelota, con un Marcelo Díaz auto-limitado para la construcción por superpoblación en su zona de influencia debido a la presencia de Nery Domínguez, Racing quedó partido al medio y fue dominado de principio a fin. Al no haber posicionamientos a diferentes alturas, el equipo no tuvo líneas de pases por dentro. Y así es muy difícil poder romper por afuera. Más si sus volantes externos estuvieron más preocupados por intentar contener las proyecciones constantes de los laterales del equipo de Gallardo.

Acá, algunos ejemplos de lo peligroso que puede ser cuando el lanzador tiene libertad y tiempo y el receptor goza de espacios:

El análisis de River-Racing.

El análisis de River-Racing.

El análisis de River-Racing.

El análisis de River-Racing.

El análisis de River-Racing.

El análisis de River-Racing.

El análisis de River-Racing.

El análisis de River-Racing.

El análisis de River-Racing.


Fuente: https://www.ole.com.ar/tactica/analisis-tactico-ole-racing-river_0_2178382182.html

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.