Pangos amenaza al Barça – AS.com

0 3

Todo lo que no sea hoy una victoria del Barça será un sonoro fracaso. Lo será porque es inadmisible que un equipo de la calidad y el potencial del Barça flaquee en el primer momento importante de la temporada (con permiso de la Copa), pero sobre todo porque dejaría a los de Jasikevicius al borde de la eliminación (sigue el partido en directo en AS.com). Ya están obligados a ganar un partido en San Petersburgo para seguir vivos en la Euroliga tras la derrota del miércoles, y una segunda, aunque no definitiva, sería desastrosa.

Pero el Barça tiene también hoy la oportunidad de esquivar este apocalíptico escenario con una victoria. Una victoria que ha de servir para igualar la serie y, sobre todo, para dar un golpe de autoridad. El Zenit llegó a estar 17 arriba en el partido del miércoles y, además, cumplió: viajaron a Barcelona con la meta de ganar al menos un partido. Por suerte para los azulgranas, la receta para superar al Zenit está clara. Llevarla a cabo será lo complicado.

Es evidente que la primera tarea del Barça esta noche es parar a Kevin Pangos. El exazulgrana es el absoluto líder del Zenit y si juega cómodo convierte a su equipo en una escuadra mucho más peligrosa. El miércoles Jasikevicius probó con Calathes, Hanga y Calver para frenar al canadiense, siendo este último quien mejor rendimiento ofreció en esta faceta. Pero un equipo como el Barça, además, no debe solo fijarse en el rival: hay mucho que mejorar en poco menos de 48 horas.

Si Pangos fue la referencia del Zenit, Mirotic no fue la del Barça. No jugó el montenegrino su mejor partido, pero tampoco le dieron mucho margen sus rivales: Pascual preparó a conciencia el duelo y su equipo anuló al pívot azulgrana. También castigó a Gasol en defensa con un dos para dos abierto y martirizó a los azulgrana con el tiro exterior. Corregir todos estos factores, y sobre todo meter en el partido a Mirotic y Calathes, siempre son argumentos a favor de una victoria azulgrana.

Además, no todo lo que sucedió el miércoles fue negativo. Pese a la desventaja del segundo cuarto el Barça llegó a los instantes finales con plenas opciones de llevarse el partido. Falló Higgins, pero no acostumbra a hacerlo. Y si el Barça llegó a esa posición fue por el buen papel de dos secundarios de lujo, Davies y Kuric, que mantuvieron a los locales cerca en el marcador. El norteamericano, además, fue el único capaz de superar al Zenit en la pintura.

PLANTILLAS

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.