Slaughter y Beirán empujan al Gran Canaria hacia el ‘playoff’

0 5

Necesitaba reencontrarse el Herbalife Gran Canaria tras las derrotas ante Barcelona y Obradoiro, y lo hizo ante un rival de tronío, tan bien entrenando siempre, nunca vendiendo barata su derrota el Hereda San Pablo Burgos. Los pibes de Porfirio Fisac, entregados a Beirán y Slaughter, gestaron son victoria tras un excelente segundo parcial, y ya están rozando los puestos de playoff.

Mirándose a los ojos como estaban ambos equipos, la igualdad reinó durante el intenso primer cuarto, mucho más potentes las defensas que fluidos los ataques en una y otra canasta. Los intercambios de golpes no se sucedían a cuentagotas, y si Kilpatrick enchufaba dos tiros libres, rápido estaba Benite para empatar a 13. Dio entonces un pequeño estirón la formación burgalesa, y entre Sakho y Benite le dieron a los suyos una ligera ventaja al final del primer cuarto, 13-18, culminando así un 0-7 de parcial a su favor.

Mucho había tardado en entrar en escena Javier Beirán, pero cuando lo hizo cambió por completo el partido. Conectó dos ganchos seguidos para acercar mínimamente al Gran Canaria 17-20, pero el Hereda San Pablo Burgos salió contestó y un triple de Barrera amenazaba con romper el partido: 17-25.

Sin embargo, entre el propio Beirán y Slaughter metieron de nuevo en vereda al Herbalife. Un triple del escolta norteamericano y otras dos canastas del campeón del mundo más otro enceste desde el 6,75, 11 puntos ya, empataron rápidamente el partido, 27-27. Acto seguido, otro triple de Slaughter puso al Granca por delante, 31-29, completando así el recital anotador de ambos exteriores, responsables de los 18 primeros puntos del equipo grancanario en este inicio de segundo cuarto.

Por entonces el Herbalife no se guardaba, y además Beirán seguía con su particular recital. Así, el alero madrileño asistió dos veces a Costello para que el pívot norteamericano, con 4 puntos seguidos, lanzara a los suyos en el marcador: 39-30. Shurna culminó poco después un parcial de 10-0 con el 41-32 antes de llegar al descanso con diez de ventaja para los locales: 42-32.

Pese al triple de Renfroe con el que se reanudó el partido tras el receso, seguía campando a sus anchas un crecido Herbalife Gran Canaria, que se puso +14 tras un triple de Slaughter: 49-35, su máxima diferencia del partido. Ni mucho menos habían dicho su última palabras los muchachos de Peñarroya, y bien alto pronunciaron las siguientes. Así, McFadden y Renfroe dieron un paso al frente cuando más falta le hacía los suyos, y entre ambos le dieron forma a un duro parcial de 0-8 que metió de nuevo en vereda al Burgos: 53-50.

Dos tiros libres de Diop le dieron un respiro al Granca antes de que Kilpatrick enchufara un triple sirvió de preludio al 59-51 con el que se llegó al final del tercer cuarto. Por aquel entonces ya andaba Porfirio Fisac en el vestuario, descalificada como quedó tras las dos técnicas que le pitaron dos técnicas algo rigurosas, tan protagonistas ellos, tan mala esta circunstancia para el espectáculo.

El Herbalife no terminaba de despegarse, pero el Burgos tampoco es que fuera capaz de recortar la diferencia. Un triple de Kilpatrick le supo a gloria a la formación insular, 65-57, y poco a poco empezó a gestarse el despegue insular. El 4º triple en los mimos intentos de Slaughter, más otro posterior de Shurna, neutralizaron uno intermedio de McFadden, con lo que el Gran Canaria lo empezaba a tener todo absolutamente de ara: 79-67.

Con Renfroe también descalificado por doble técnica, Rivero encarnaba la resistencia burgalesa, y un triple de suyo le dio algo de esperanza, ni que fuera mínima, a los suyos: 80-72. Con este marcador, un triple esquinado de Benite se salió del aro cuando parecía besar la red, cercenando de paso cualquier conato de victoria burgalesa. El Herbalife sumo así la 14ª del curso, rozando ya unos playoff tan imposibles hace unos meses, en cualquier caso objetivo mínimo de un club con tantas prestaciones. Mientras, el Hereda San Pablo Burgos sigue bien firme en la 6ª plaza pese a su decepción de este mediodía en Gran Canaria.

RESUMEN

83 – Herbalife Gran Canaria (13+29+17+24): Albicy (-), Slaughter (18), Costello (15), Balcerowski (12) y Okoye (-) -equipo inicial- Shurna (12), Beirán (13), Kilpatrick (7), Montero (-), Diop (6) y Stevic (-). 

74 – Hereda San Pablo Burgos (18+14+19+23): McFadden (13), Rivero (15), Cook (5), Kravic (14) y Rabaseda (-) -quinteto inicial- Salash (-), Benite (12), Barrera (3), Salvó (-), Sakho (3), Horton (-) y Renfroe (9). 

Árbitros: Jordi Aliaga, Rafael Serrano y Roberto Lucas. Eliminaron por doble técnica al entrenador local Porfirio Fisac y al jugador visitante Alex Renfroe. 

Incidencias: encuentro correspondiente a la trigésima tercera jornada de la Liga Endesa disputado en el Gran Canaria Arena.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.