Un Madrid bajo cero – AS.com

0 3

El Real Madrid cosechó un nuevo empate sin goles ante el Betis, un patinazo importante de cara a sus opciones de seguir peleando por LaLiga. No está todo perdido, depende de que Barcelona y Atlético no hagan los deberes en sus respectivos duelos contra Villarreal y Athletic, pero si ambos cumplen y ganan, las distancias empezarán a ser insalvables para un Madrid que remó mucho para engancharse a la pelea y que ahora sufre seria amenaza de morir en la orilla tras desfondarse nadando.

Se ha dejado cuatro de los últimos nueve puntos: empató sin goles ante el Getafe e hizo lo mismo contra el Betis en Valdebebas; entre medias se impuso 0-3 en Cádiz, con tres goles en diez minutos que desarmaron al equipo gaditano, que hasta entonces había sufrido más bien poco. Estos pinchazos se unen al empate sin goles en Anfield contra el Liverpool, interiorizado como un triunfo en la práctica, pues dio el pase a semifinales de Champions tras el 3-1 de la ida, pero que inicio una tendencia peligrosa. El Madrid se ha quedado sin marcar en tres de sus últimos cuatro partidos y regresa al vestuario madridista esa sensación de enorme dificultad para plasmar el dominio blanco.

No le había sucedido en toda la temporada. Sí se insinuaron momentos parecidos: en los cinco primeros partidos del curso se quedó sin marcar dos veces. Pero el problema parecía resuelto de cara al tramo final del curso: antes del partido de Liverpool, el Madrid encadenó 17 encuentros seguidos anotando, un tramo en el que promedió 1,9 goles por duelo. A las puertas de las semifinales de la Champions ante el Chelsea, un equipo que se distingue por su rocosidad defensiva (ha dejado la portería a cero en 16 de 21 partidos con Tuchel en el banquillo), el Madrid vuelve a atascarse.

Menos gol, menos ocasiones

No sólo en la tarea de gol, también en la generación de oportunidades. Las constantes bajas que viene sufriendo el Real Madrid en todas las partes del campo sin duda no han ayudado en este sentido, tampoco el agotamiento que muestran los futbolistas habituales, obligados a jugar cada tres días ante la ausencia de recambios sanos. En los últimos cuatro encuentros, el Madrid sólo ha generado siete grandes ocasiones de gol, y cinco de ellas fueron ante el Cádiz. Contra Getafe y Betis, ninguna. Su promedio en los diez duelos anteriores en este parámetro estaba en 2,6, que también es el de la temporada completa.

Hay problemas para marcar y hay problemas para rematar: en estos cuatro encuentros últimos el Madrid ha realizado sólo 8,5 disparos totales y 3,25 tiros a puerta, de promedio. Muy por debajo de sus promedios de la temporada, rozando los 11 tiros totales y los cinco a portería por encuentro, respectivamente. Un problema importante a las puertas del doble enfrentamiento con el Chelsea, que marcará en buena medida las opciones de un Madrid que depende demasiado de la inspiración goleadora de Benzema y de los estallidos goleadores de un Vinicius que ante el Betis mostró de nuevo su versión más ofuscada de cara a la portería rival.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.