Una cita para Las Palmas que vale más que tres puntos

0 7

Como si de un derbi se tratara, el encuentro del próximo domingo, a las 19.30 h.c, en el Estadio de Gran Canaria frente a la SD Ponferradina, supone más que tres puntos dada la situación clasificatoria del conjunto dirigido por Pepe Mel. A falta de seis jornadas, los amarillos están ocho puntos por encima del descenso, pero de no lograr una victoria en casa y, teniendo en cuenta los próximos rivales directos, la situación podría complicarse sobremanera en el tramo final.

Después de cuatro partidos sin ganar, la visita del equipo del Bierzo a Gran Canaria es clave para los amarillos de cara a sellar la permanencia virtual en la categoría, algo que, como bien explicó ayer en sala de prensa el capitán amarillo: “la única prioridad de esta plantilla es salvarse y ganar el domingo ante un gran rival”. El vestuario lo tiene claro. No se puede fallar en esta cita, ya que “no se ha conseguido la permanencia y no se habla de que jugamos ante un equipo que se juega entrar en playoffs, es un error. Nosotros pensamos en el domingo y no hemos librado ningún día de esta semana para afrontar el partido de la mejor manera”, repitió el veterano central de Arguineguín.

Escudo/Bandera Las Palmas

Y así es, los amarillos, aunque parecen verse en una situación cómoda, la realidad es que son el equipo más goleado de la categoría con 48 tantos en contra y solo han sumado una victoria, la abultada ante el Lugo, 6-1, hace cuatro jornadas, en los últimos siete partidos, por lo que la dinámica no es buena y, una vez dejen a atrás el próximo encuentro se enfrentarán a dos rivales directos por el objetivo como son el Alcorcón, que marca la zona de la quema a Segunda B y, que de ganar este fin de semana y no hacerlo los insulares, se pondrían a solo cinco puntos con ese duelo venidero en Santo Domingo, un estadio maldito para la UD.

Posteriormente, los de Mel se verían las caras en la jornada al Zaragoza, quién sabe si ya con público reducido en las gradas del Gran Canaria, actualmente con 42 puntos, a solo cuatro de la UD, para luego terminar el campeonato con un Sporting que se juega el ascenso, más el Albacete, otra vez en casa, previsiblemente descendido, y acabar en Las Gaunas, ante el Logroñés, otro de los equipos que pelea por salvar la categoría.

Evidentemente, queda mucho y la UD tiene un buen colchón sobre los equipos del descenso, pero de ganar a la “Ponfe” y tener amarrada la permanencia, la renovación de Pepe Mel podría comenzar a cristalizar y el equipo respiraría de alivio para que el nuevo proyecto empezara a tomara cuerpo antes de finalizar el curso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.