3.9 C
Córdoba
27 junio, 2019
Peipus.com.ar

AgTech: cómo podría potenciar a los innovadores un proyecto de economía del conocimiento


















Los nuevos desarrollos podrían tener un marco para potenciar su actividad con la ley de Economía del Conocimiento



La Argentina es un semillero de empresas de base tecnológica que exportan productos, servicios y crean soluciones sostenibles. En el inicio de este año, Zoomagri envió por primera vez hardware a Europa y abrió sus oficinas en Madrid; Agree Market, la plataforma argentina de comercialización de commodities, registra operaciones tanto en la Argentina como en Paraguay, Agrofy lleva recaudados US$10 millones desde sus inicios en 2015, recibió capitales brasileños y ya cuenta con un equipo de trabajo en ese país.





























El sector agroindustrial saltó la tranquera y superó las expectativas de ser el supermercado del mundo. Hoy se crean empresas bajo un nuevo paradigma económico: las empresas de Servicios Basados en el Conocimiento (SBC), muchas de ellas vinculadas con la agroindustria dentro de los segmentos agtech, foodtech, biotech, etc.

Las empresas agtech, como también otras de SBC, nacieron y crecieron en las redes de un ecosistema emprendedor que promovió leyes como la Ley de Promoción de Software que otorga beneficios impositivos a empresas de software.






















En vistas de que esta ley ha sido provechosa para los emprendedores y que dejará de estar vigente el 31 de diciembre de este año, es una necesidad seguir generando el contexto para que las empresas de SBC se queden en el país y diversifiquen la matriz productiva de la Argentina.















En este sentido, el presidente Mauricio Macri envió al Congreso el proyecto de Ley de Economía del Conocimiento que ya comenzó su recorrido por las comisiones para lograr su aprobación en los próximos meses. Este proyecto podría ser de alto impacto para el ecosistema agtech porque propone ampliar los beneficios de la ley de Software con requisitos simplificados y consideraciones especiales para incentivar el crecimiento de micropymes.

Una de las novedades del proyecto es que los beneficios que eran exclusivos de las empresas de software se expanden a: servicios profesionales de exportación, publicidad, investigación de mercado y encuestas de opinión pública, servicios de producción y post producción audiovisual, nanotecnología, biotecnología, actividades de investigación, desarrollo experimental, la industria aeroespacial y satelital, tecnologías como la inteligencia artificial, robótica, Internet de las cosas, sensores, manufactura aditiva, realidad aumentada, virtual y simulación. La ampliación del espectro de actividades que recibirán los beneficios significa que más empresas puedan crecer y desarrollarse localmente.


















Las nuevas tecnologías tienen cada vez más llegada a los productores
Las nuevas tecnologías tienen cada vez más llegada a los productores Fuente: AFP





La creación de empresas de la nueva economía impactan transversalmente en todas las industrias y sobre todo en los economías regionales para mejorar su competitividad.

¿Qué beneficios otorgaría a las agtech el proyecto de Economía del Conocimiento?








  • Estabilidad fiscal: los beneficiarios verán incrementada su carga tributaria total nacional desde su adhesión al régimen. Esto incluye tasas y aranceles de importación y exportación. Asimismo, este beneficio podrá extenderse a impuestos provinciales dependiendo de la adhesión de cada provincia.
  • Reducción de contribuciones patronales por empleado: se detraería un monto equivalente en dos veces el mínimo no imponible previsto en la reforma tributaria. Se incorpora la posibilidad transferir el bono de crédito fiscal por única vez.
  • Reducción de la tasa del Impuesto a las Ganancias a un 15%: Esto, a diferencia del régimen actual, se aplicaría sobre el total de actividades tanto promovidas como no promovidas.
  • Retenciones y percepciones: Los beneficiarios del presente régimen no serán sujetos pasibles de retenciones ni percepciones del Impuesto al Valor Agregado.

Está claro que la economía del conocimiento ya no es el futuro sino el presente. Los países en este contexto como siempre van a tener que hacer los mayores esfuerzos para retener estos talentos y entender que en esta economía sin fronteras si no generamos condiciones que nos permitan ser competitivos globalmente corremos el riesgo de que estas empresas sean atraídas por otras economías. La buena noticia es que la Argentina tiene tanto el talento como los recursos naturales para que el Estado genere las condiciones para competir globalmente. En definitiva, será cuestión de no perder de vista los avances de este proyecto que puede potenciar aún más el trabajo de las AgTech.









El autor es socio de Barrero & Larroudé




















Link a la fuente

Temas relacionados

Mercado de granos: buen panorama para los precios

admin

Infocampo Luego de 20 años de quiebra, se firmó la venta del ingenio jujeño La Esperanza

admin

Buenos Aires se consolida como provincia maicera

admin