8 C
Córdoba
17 septiembre, 2019
Peipus.com.ar

Alberto Fernández vuelve a Córdoba para homenaje a De la Sota

El candidato del Frente de Todos aprovechará el viaje a la provincia mediterránea para buscar seducir a un electorado que todavía le resulta difícil

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, ya se metió de lleno en la campaña electoral. Tras regresar el lunes de la gira que realizó por España y Portugal, con resultados que desde su entorno consideraron “positivos”, el compañero de fórmula de Cristina Kirchner inició su recorrida por el interior del país y comenzó a concretar reuniones con representantes de distintos sectores, con los que buscará consolidar su posición de favorito en las elecciones del 27 de octubre próximo.

Días atrás, Fernández mantuvo un encuentro en Tucumán con el gobernador Juan Manzur, su amigo personal, y con integrantes de la Unión Industrial Argentina y de la cúpula de la CGT, en los que fueron los primeros movimientos tras el inicio formal de la campaña electoral, cuya agenda todavía está definiendo.

Lo concreto es que este domingo 15 de septiembre viajará a Córdoba junto a Sergio Massa para acompañar a Natalia y Candelaria De la Sota en el primer aniversario de la trágica muerte de su padre, el ex gobernador José Manuel de la Sota. Además, el ex jefe de Gabinete del kirchnerismo tiene en agenda trasladarse a Mendoza para apoyar a Anabel Fernández Sagasti, quien encabeza la fórmula local del Frente de Todos.

Fernández fue invitado por la familia De la Sota para participar de una misa en homenaje al ex gobernador que se realizará en la Catedral ubicada frente a Plaza San Martín de la ciudad de Córdoba.

Además de Fernández y Massa, también estarán presentes en el homenaje el líder del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro; Felipe Solá, el gobernador tucumano Juan Manzur y el gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti.

Una fuerte relación era la que unía a Fernández y De la Sota. En los años ’80, el candidato fue asesor del ex gobernador de Córdoba cuando se desempeñaba como diputado nacional.

Además, Fernández, junto a la periodista Mona Moncavillo, en el año 1997 escribió un libro sobre De la Sota y Antonio Cafiero (Cafiero-De la Sota. La renovación fundacional), año en que se realizó una interna en el PJ por la candidatura presidencial, que finalmente ganó la fórmula Carlos Menem-Eduardo Duhalde.

“Este libro fue presentado en Córdoba con José Manuel. En esa oportunidad él dijo una frase que nunca olvidé porque fue muy gratificante y porque era una gran definición: ‘Alberto Fernández es un amigo y, como dice Atahualpa, un amigo es como uno mismo con otro cuero’ y me encantó”, había manifestado a comienzos de agosto en una visita a Río Cuarto.

Su presencia en el homenaje fue un compromiso que asumió Fernández en la charla a solas que tuvo hace un par de semanas con Natalia De la Sota, momento en que Massa ofició de anfitrión en sus oficinas de Tigre.

 

La hija del fallecido dirigente justicialista se comprometió a su vez a trabajar por la candidatura a presidente de Alberto Fernández en sintonía con varios de los intendentes más importantes, incluso varios de ellos alineados con el gobernador Schiaretti.

Militarán la lista corta con candidatos a diputados nacionales, pero repetirán la “necesidad” de optar por la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner en la categoría para la presidencia de la Nación.

La idea es estirar la estadía en esa provincia, donde perdió por 18 puntos y confía en achicar la distancia.

En los días previos a viajar a España, anudó varias bilaterales cordobesas: además de verse con Natalia De la Sota, estuvo con Carlos Caserio y dirigentes del PJ cordobés en el Senado y hasta pasó por las oficinas de la calle México Olga Riutort, que se vio con Santiago Cafiero.

Además, habló con el gobernador Juan Schiaretti y no se descarta que se produzca un nuevo encuentro entre ambos, aunque el mandatario cordobés sostiene su neutralidad pública: hay tirantez en el PJ provincial y  “El Gringo” sostiene que en la medida que más de 40% de los cordobeses vote a Macri, no puede abrazarse a los Fernández.

El candidato kirchnerista seguramente se quedará en Córdoba hasta el martes. La idea es recorrer el lunes el este cordobés: Arroyito y San Francisco son las ciudades más importantes que visitará, donde mantendrá reuniones con productores rurales y empresarios. Mientras tanto, el martes Fernández partirá al norte, donde visitará Cruz del Eje.

La estrategia de campaña

El candidato del Frente de Todos mira de reojo las encuestas que lo ubican arriba de los 52 puntos -algunos se estiran hasta 55, por encima del 54,1% de Cristina Kirchner en 2011- y pone el foco sobre las provincias donde hay elecciones a gobernador y en aquellas donde, cree, hay margen para mejorar.

Por eso, a fines de septiembre estará en Mendoza con Anabel Fernández Sagasti, donde se vota gobernador el 29 de este mes. El viernes en las oficinas albertistas circuló una medición de Analogías que proyecta un resultado cerrado: el radical Rodolfo Suárez tiene 36,4% y Sagasti, 32,9%.

Luego, a su regreso, el candidato que más votos sacó en las PASO del 11 de agosto, en las que se impuso por más de 15 puntos sobre el presidente Mauricio Macri, terminará de definir el resto de la agenda.

Posibilidades no le faltan. Hasta el momento, tiene invitaciones de Chaco, Corrientes y dejó pendiente una gira por la Patagonia, una región donde hizo muy buena elección y la que prácticamente no visitó, ya que solo estuvo en Santa Cruz, donde estrenó candidatura el 20 de mayo, días después del sorpresivo anuncio de Cristina Kirchner.

Allegados al candidato aseguraron que Chaco es un destino posible ya que vota, con fecha propia, gobernador y cerró un acuerdo político para que el peronismo, que usó el 11-A casi como interna, vaya con una sola boleta, encabezada por Jorge “Coqui” Capitanich.

Por otro lado, Fernández no piensa descuidar lo que sucede en la Ciudad de Buenos Aires, ya que cree que es posible poder desarticular el predominio que el PRO sostuvo durante los últimos doce años en la Capital Federal.

El candidato kirchnerista, Matías Lammens, ya arrancó la campaña y prepara una agenda de cercanía a la que se sumará el candidato presidencial que promete remar para forzar un balotaje contra Horacio Rodríguez Larreta.

Además, también pisará la provincia de Buenos Aires con Axel Kicillof. El objetivo es consolidar lo conseguido en las PASO, evitar que María Eugenia Vidal pueda recuperar algo de lo que perdió y, como objetivo de máxima, romper el techo de los votos obtenidos.

Como ocurrió en la previa de las PASO, Fernández evita mostrarse junto a Cristina Kirchner, su compañera de fórmula, quien también optó por repetir la receta y presentar en solitario su libro “Sinceramente”.

El candidato presidencial ahora buscará mostrarse con sectores productivos y sociales que sufren al Gobierno de Mauricio Macri para “visibilizar el deterioro de la economía y del tejido social”, según aseguran desde el comando de campaña del Frente de Todos.

La idea de Fernández es exponer la gravedad de la situación que deja Macri y pedir, al mismo tiempo, ayuda para la etapa complicada que se viene, por eso el leit motiv será la economía pero con subtemas vinculados: lo productivo, el empleo y la pobreza, explican.

Además, el ex jefe de Gabinete intentará mostrar solidez y volumen para su potencial gestión, por lo que será recurrente su aparición junto a gobernadores, sindicatos y entidades empresarias, con quienes intentará lograr, a partir de diciembre, un “pacto social” de 180 días.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ

Link a la fuente

Temas relacionados

Rossi: Lacunza “tiende a englobarnos a todos en los fracasos de su gobierno” – Télam

admin

Excarcelan a Manzanares, que seguirá como testigo protegido

admin

Lavagna: “Hoy soy más candidato que hace tres meses” – Télam

admin