Abr 30, 2020
20 Views
0 0

Alivio y nuevos hábitos: lo que quedó tras el cerco sanitario en Nuestro Hogar 3

Written by

Una buena noticia viajó rápidamente entre los vecinos de barrio Nuestro Hogar 3. La barrera sanitaria se levantó en las primeras horas de la madrugada de hoy. El caserío, que de momento estaba aislado para prevenir la transmisión de coronavirus, recibió la noticia con especial alegría.

El 22 de abril, según los vecinos, comenzaron días de zozobra. El miedo y la preocupación fueron los denominadores comunes entre la población, según sus referentes. Pero también el tiempo de cuarentena obligatoria y estricta sirvió para afianzar la conciencia sobre la importancia de la prevención. El resultado de 300 testeos negativos llevó alivio a la barriada.

Alicia “Mimí” Aguirre fue uno de los nombres que se convirtieron en sinónimo de solidaridad. Los habitantes de Nuestro Hogar 3, de la zona sur de la ciudad, la destacaron como una pieza fundamental. “A mí me gusta ayudar, a pesar de que no tengo una realidad económica holgada”, dijo “Mimí” en diálogo con La Voz.

La referente territorial quedó exceptuada del aislamiento estricto dictado por el Gobierno de la provincia. Ella habita la Manzana 6, que no fue perimetrada. De esta forma, pudo tener una mirada amplia sobre lo que significó el tiempo de recogimiento.

Prevención

“Antes de las medidas excepcionales emprendidas por la Provincia, se veía un barrio en el que la gente no se estaba cuidando. Las paradas de colectivos estaban llenas. Había gente que se juntaba a esperar el camión de las verduras y había hasta quienes salían a altas horas de la noche”, recordó “Mimí”.

Pero desde la imposición de la barrera sanitaria, todo comenzó a cambiar, incluidas las costumbres barriales. “Le tocó a un vecino y la calle estaba vacía. Había silencio. El tiempo se detuvo”, dijo “Mimí”. También planteó que “los vecinos van a sostener la actitud de extrema cautela”.

La mirada de “Mimí” es compartida en otras manzanas. Sonia vive en la Manzana 13 y fue una protagonista destacada. En su casa recibió a la madre cuyo hijo dio positivo para Covid-19.

“Hay muchos prejuicios y se cree que pasar por mi vereda puede ser contagioso, pero todo el barrio dio negativo, noticia que recibimos con gran alivio”, expresó la mujer.

Ella vive sola, en un monoambiente, a la par de tres vecinos con las mismas condiciones. Están al fondo de la residencia que ocupa el propietario de estas viviendas. Un patio los divide y los reúne.

“Mi casa está dentro de las manzanas cercadas y desde que se dictaron las medidas fuimos muy estrictos. Antes nos encontrábamos en el patio con los vecinos, pero desde el 22 de abril sólo salimos a las puertas o hablábamos por celular”, contó Sonia.

Destacó que la ayuda llegó a todas las casas del sector. “Había días que traían comida y para mí que vivo sola era demasiada cantidad. Así que cocinaba y repartía comida con mi vecina”, relató.

Sonia se mostró feliz con el resultado negativo de los hisopados y con el fin del aislamiento. “Lo pudimos superar y toda Argentina va a poder. Nosotros nos ayudamos con mensajes de apoyo y con la idea de no salir. Estamos muy orgullosos”, dijo.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 30/04/2020 en nuestra edición impresa.



Link a la fuente

Article Categories:
Sociedad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.