13.9 C
Cordoba
23 febrero, 2020
Peipus.com.ar

Caso Débora Pérez Volpin: ya tiene juez la causa contra el sanatorio por el encubrimiento de su muerte

El juez de instrucción Carlos Bruniard tendrá a su cargo la causa por el presunto encubrimiento de la muerte de Débora Pérez Volpin, en la que son investigadas las autoridades del Sanatorio de la Trinidad.

Esa investigación fue un pedido realizado por la familia de la periodista y legisladora durante el juicio oral y público, y tras la sentencia sobre el endoscopista Diego Bialolenkier se ordenó reabrir otra causa contra las autoridades del sanatorio del barrio porteño de Palermo.

Bialolenkier fue condenado a tres años de prisión en suspenso por el delito de homicidio culposo e inhabilitado por siete años para ejercer su profesión, mientras que la anestesista Nélida Puente fue absuelta por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N.º 8, a cargo del juez Javier Anzoátegui.

La sospecha sobre las autoridades del sanatorio surgió a partir de que la familia denunció que tras la trágica muerte de la periodista, desde la institución médica entregaron un endoscopio diferente al utilizado en la práctica médica fallida realizada a Pérez Volpin.

De esta forma, la causa quedó en poder del juez Bruniard, quien fue el magistrado que tuvo a cargo la investigación por la muerte de Débora.

La periodista murió durante una endoscopía que se realizó el 6 de febrero de 2018, en el Sanatorio de La Trinidad de Palermo, luego de un caso de mala praxis.

En tanto, el abogado Diego Pirota apelará el próximo lunes la decisión del juez de absolver a la anestesista, fallo que será revisado luego por la Cámara Nacional de Casación Penal y que podrá revertir o no la situación de Puente, para lo cual no tiene plazos establecidos para definirlo.

En mayo pasado (y antes de que arrancara el juicio), el abogado de la familia había denunciado que el aparato que se entregó a la Justicia no era el mismo con el que le hicieron el estudio a la legisladora.

“Desde el primer momento sostuvimos que este equipo no se había utilizado el día de la endoscopía porque es un equipo viejo, vetusto, que no tiene nada que ver con la tecnología de los demás que tiene la clínica. Este no graba, y siempre especulamos que no conocíamos el equipo verdadero para que no pudiéramos ver las imágenes del momento en que se realizó la lesión al esófago de Débora”, sostuvo el letrado.

Además, el abogado había contado en esa oportunidad que el equipo tenía el número adulterado.

Link a la fuente

Temas relacionados

Por qué nos importan tan poco las contraseñas

admin

Por una paternidad corresponsable | Página12

admin

Nuevo récord espacial: la Nasa se acercó a sólo 680 metros de altura del asteroide Bennu

admin