May 22, 2020
9 Views
0 0

¿cayó el consumo de yerba?

Written by

Esta industria forma parte de las actividades productivas permitidas desde el principio del aislamiento social y obligatorio por ser considerada esencial

En medio del aislamiento social y obligatorio determinado por el presidente Alberto Fernández por la pandemia del coronavirus, y bajo recomendaciones sanitarias de no compartir el mate, el consumo interno de yerba mate alcanzó los 63 millones de kilos en el primer trimestre del año, tendencia que se mantendría durante la cuarentena.

Estos datos, brindados por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) en base a encuestas declarativas, muestran que -en términos interanuales-, los primeros tres meses del año mostraron una leve caída en el consumo interno respecto a igual período del 2019, situación que se vio compensada por un aumento en las exportaciones del tradicional producto. Esto sucede mientras se produce la extensión del programa de “Precios Máximos” hasta finales de junio, entre los que se incluye la yerba.

De esta manera, la sumatoria de ventas internas y externas totalizaron alrededor de 72 millones de kilos, cifras similares a las del 2019.

Respecto al comportamiento durante la cuarentena, el subgerente de Marketing del INYM, Carlos Coppoli, dijo que “si bien aún no hay estadísticas, se hicieron encuestas declarativas que permiten inferir que el consumo se mantuvo igual o subió mínimamente”.

Para mitigar los efectos adversos de la pandemia del coronavirus, Argentina inició el 20 de marzo un aislamiento social, preventivo y obligatorio que restringió el habitual funcionamiento del ciclo económico.

Sin embargo, desde el principio hubo actividades productivas permitidas por ser consideradas esenciales y la industria de la yerba mate formó parte del listado.

mate

Los primeros tres meses del año mostraron una leve caída en el consumo interno

Consultado sobre los resguardos sanitarios llevados a cabo para cuidar a los trabajadores, Coppoli indicó que “al principio se movilizaron únicamente las personas necesarias para mantener la producción, con un estricto cumplimiento del lavado de manos”.

Luego, a medida que se recomendaban nuevos protocolos de cuidado, “se aplicaron distintas técnicas que requirieron una adecuación de las plantas como sanitización, toma de temperaturas al ingreso de personal y proveedores, uso de barbijos“, agregó.

Qué consumir en cuarentena

Recientemente, el Ministerio de Salud recomendó “aumentar el consumo de alimentos frescos“, limitar la ingesta de “productos ultraprocesados” y “tomar agua” para “fortalecer las defensas y mantener el sistema inmune sano” en este contexto de pandemia.

La coordinadora del Programa Nacional de alimentación saludable y prevención de la obesidad, Verónica Risso Patrón, destacó la “importancia de una alimentación saludable para fortalecer nuestras defensas y mantener nuestro sistema inmune sano”, lo que adquiere aún más trascendencia “en este contexto que estamos viviendo”.

ccc

El Ministerio de Salud recomendó aumentar el consumo de alimentos frescos en cuarentena

Tenemos que aumentar el consumo de alimentos frescos, disminuir el de ultraprocesados, cocinar en casa y en conjunto, probar nuevas recetas con verduras que a veces nos cuesta incorporar; porque eso va a hacer que tengamos adultos más sanos“, dijo.

Risso Patrón explicó además de fortalecer el sistema inmune para hacer frente a virus respiratorios como el SARS CoV-2, “una alimentación saludable también es muy importante para enfermedades crónicas no transmisibles que en la población argentina son muy frecuentes” -tales como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares-, pero también para “la prevención del sobrepeso y obesidad, que son muy prevalentes tanto en adultos como en niños”.

“Tenemos que consumir la mayor cantidad posibles de alimentos frescos, es decir, carnes de todo tipo, leche, queso, huevos, legumbres y particularmente frutas y verduras tanto crudas como cocidas”, dijo.

“Por otro lado, tenemos que limitar la cantidad de productos ultra procesados que tienen altas cantidades de azúcar, grasas y sal que a mediano o largo plazo dañan nuestra salud y provocan las enfermedades crónicas no transmisibles”, agregó.

Como ejemplos de estos alimentos cuyo consumo diario hay que reducir, la especialista mencionó “bebidas azucaradas, alimentos listos para consumir, golosinas, sopas, hamburguesas, salchichas y galletitas”.

Además, recordó la importancia de “tomar al menos ocho vasos de agua segura al día”, porque si la hidratación es muy importante, lo es aún más “en el contexto de cuarentena” y “aunque no tengamos sed”.

Por último, la funcionaria pidió “aprovechar el tiempo en casa como una oportunidad para revalorizar la cocina casera y compartida con otros”.

“Lo que venimos viendo los nutricionistas es que en general se cocina cada vez menos en Argentina y en el mundo, porque no tenemos tiempo y vamos perdiendo el hábito: por eso comemos alimentos ultra procesados”, concluyó.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ

Link a la fuente

Article Categories:
Economía

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es_ARSpanish
es_ARSpanish