12.1 C
Córdoba
18 septiembre, 2019
Peipus.com.ar

Contra el riesgo de ser el basurero del mundo | Pre…

La Federación de Cartoneros, Greenpeace y el titular de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, Enrique Viale, presentaron en Casa Rosada un recurso para que el presidente Mauricio Macri revierta antes de fin de mes el decreto 591/2019, con el que flexibilizó las condiciones para la importación de basura
. “Con este decreto, nos vamos a convertir en el basurero del mundo”, sostuvo Leonel Mingo, coordinador de campañas de Greenpeace, en coincidencia con el duro comunicado emitido por los cartoneros, que además advierten sobre el impacto que tendrá en su fuente de ingresos. 

El recurso revocatoria está contemplado en la Ley de Procedemientos Admnistrativo, que prevé la declaración de nulidad de un acto administrativo en caso de “incompetencia” o “violación de la ley aplicable”. Los denunciantes advirtieron que el decreto va en contra de la Constitución Nacional, que preserva el derecho al ambiente, y resaltaron que ni el Poder Ejecutivo ni el Legislativo pueden emitir “normas que deroguen o reduzcan el nivel de protección del ambiente alcanzado”. 

Tras la ola de advertencias que despertó el decreto de Macri para importar basura, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, a cargo de Sergio Bergman, argumentó que la decisión del Gobierno de dejar de exigir el “certificado de inocuidad sanitaria y ambiental”
, como garante del tipo de material de residuo que llegue al país, se debe a que ya no es emitido por ningún país. 

Desde la secretaría dicen que este certificado ya no se emite. Esto se debe a que ningún país puede garantizar la inocuidad de sus residuos. Ahora, Argentina va a permitir el ingreso de basura que va a tener que ser tratada aquí y no podrá ser devuelta a su país de origen”, advirtió el representante de Greepeace. 

“El paraíso de los residuos peligrosos”

En ese tono, Mingo señaló que, si el Gobierno deja firme el decreto y entra en vigencia a fin de septiembre, “Argentina se convertirá en el paraíso de los residuos peligrosos que el resto del mundo quiere descartar”. 

“Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y sin comprometer las generaciones futuras. Se prohíbe el ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos, y de los radioactivos”, señala artículo 41 de la Constitución, ampliado por la Ley de Residuos Peligrosos, y motivo por el que los denunciantes sostienen la inconsitucionalidad del decreto de Macri.  

Desde Greepeace agregaron que la decisión de Macri —bajo cuya gestión como jefe de Gobierno porteño se aprobó una aún incumplida Ley de Basura Cero— se da en un contexto de “pésima gestión de residuos” por parte de la Argentina. “Sólo en la ciudad de Buenos Aires se generan más de 6 mil toneladas de residuos por día. Ahora, además, se pretende importar residuos”, insistió Mingo.  

La mayoría de los rellenos sanitarios están colapsados, hay basurales a cielo abiertos en prácticamente todo el país. La solución no es gastar millones de dólares en traer residuos de otro país, sino implementar una eficiente gestión de residuos en torno al reciclaje”, detalló el coordinador de campañas. 

“Un impacto económico catastrófico”

Cuando la semana pasada el decreto, con fecha del 27 de agosto, se hizo público, la Federación de Cartoneros advirtió que traería un “impacto económico y ambiental de dimensiones catastróficas”. La federación le recordó al secretario Bergman que, mientras abre la importación de basura, nunca dio respuestas al reclamo del sector de los recolectores para “mejorar las condiciones de los 150 mil cartoneros que trabajan en basurales y en la calle sin derechos ni acompañamiento del Estado”.

En un duro comunicado contra la decisión presidencial, la federación apuntó que la importación de basura bajará los precios del material para quienes trabajan en la informalidad, no genera nuevos puestos de trabajo y no profundizará las políticas de reciclaje del material recuperable en el país. 

Desechos de una pelea de gigantes

El decreto 591 flexibiliza los permisos para la importación de basura en un contexto en el que Estados Unidos precisa encontrar un nuevo destino para sus residuos, debido a que China cerró, a comienzos de este año, las puertas de la importación de los desechos estadounidenses y europeos. 

“Por un lado, está la tensión con Estados Unidos por la guerra comercial y la puja en los aranceles. Pero también hay un costado ambiental, porque deciden cerrar sus fronteras para la mayor parte de los residuos extranjeros de papel y de plástico que consideren contaminados”, contextualizó Viale en diálogo con PáginaI12 cuando se conoció el decreto. “Todo lo contario de lo que acaba de hacer acá el gobierno nacional. La Argentina no recicla al ciento por ciento y se flexibiliza para que haya una mayor masa de residuos“, resaltó entonces. 

Link a la fuente

Temas relacionados

Presentan un mapeo de conflictos ambientales

admin

Horóscopo correspondiente al miércoles 13 de marzo de 2019

admin

Vacantes y derechos vulnerados | Mesa redonda en la…

admin