13.3 C
Córdoba
23 octubre, 2019
Peipus.com.ar

De fanático a “piloto profesional”: así se vive la gran experiencia que ofrece el Mundial de Superbike en San Juan

Toda persona a la que le gusta el deporte sueña con practicarlo en el escenario donde lo hacen sus ídolos… ¿A qué fanático del fútbol, por ejemplo, no le gustaría jugar un partido en el césped del Estadio Monumental o de La Bombonera? En el caso de los apasionados por el motociclismo, un selecto grupo pudo vivir la experiencia de pilotar su moto en el Circuito El Villicum de San Juan, que se ha convertido en un “templo de las dos ruedas” con el desembarco del Mundial de Superbike el año pasado. Alrededor de veinte afortunados pudieron sentirse campeones por un fin de semana al utilizar su propia moto en el mismo recorrido en el que lo hacen los pilotos de este campeonato mundial, que nació en 1988.

La organización del WorldSBK implementó en esta segunda edición del Round Argentino una actividad llamada SBK Hospitality Club Track Experience, que brindó la posibilidad a un grupo de fanáticos de transitar la misma pista en la que compiten Jonathan Rea, Álvaro Bautista, Alex Lowes, Michael van der Mark o el ídolo local, el argentino Leandro ‘Tati’ Mercado, único piloto sudamericano de la parrilla, entre otros.

“La experiencia de poder entrar a un circuito es impecable. Más allá de poder estar en los lugares más exclusivos del predio, el gran diferencial es que los participantes pueden meterse con su propia moto al circuito. Y se mueren por entrar. Desde que llegaron a buscar la acreditación los participantes están preguntando cuándo es el momento de entrar a la pista. Se impacientan pero tenemos que mostrarles el reglamento como si fueran corredores”, le contó a Infobae un miembro del Grupo OSD, encargados de la organización, que da lugar a cualquier tipo de moto, Touring o de Pista, con menos de 15 años de antigüedad, con una cilindrada mínima de 250cc y sin ningún tipo de límite respecto a cilindrada máxima.

EL PASO A PASO DE UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Todo comenzó el jueves cuando los afortunados hicieron un reconocimiento a pie de la pista, siendo guiados y asesorado por expertos, quienes los informaron sobre las claves para transitar el circuito sanjuanino. Un buen primer paso para entrar en clima de carrera y prepararse mentalmente para un gran evento.

La acción se inició el viernes. Todas las motos que trajeron los integrantes del programa, quienes previamente pasaron por varias etapas administrativas en los meses previos, debieron someterse a una exhaustiva verificación técnica. Mientras tanto, los pilotos fueron instruidos en normas de seguridad. Una vez que ambas partes estuvieron en condiciones, se dio paso a una tanda de vueltas guiadas que les subió la adrenalina a niveles altísimos.

“Este grupo de más de 20 personas, donde hay jóvenes y adultos, que vinieron solos o con sus amigos o parejas, se generó un gran ambiente. Son en su mayoría argentinos pero también hay quienes vinieron de Chile y de otro países limítrofes. Todos salieron plenos de alegría y recién es la etapa introductoria. Mañana van a sentir realmente lo que es, porque van a estar solos en la pista”, agregó el organizador.

Justamente, Cecilio Lescano, un abogado porteño de 55 años que participó del evento, cuenta a Infobae que es un espacio para generar amistades: “Yo vine solo, pero encontrarse con otros motociclistas es encontrarse con amigos. Solamente al cruzarte con alguien que maneja una moto ya genera un vínculo especial. En este evento ya nos hicimos todos amigos, nos compartimos los números de teléfono y automáticamente formamos un grupo, porque participamos todos de algo que nos apasiona. De acá me llevo varios amigos”.

Para el broche de oro, este sábado se les habilitará a los miembros del SBK Hospitality Club Track Experience los 4,2 kilómetros de El Villacum para que puedan dar vueltas libres con sus propias motos.

Lescano, que hasta hace tres años no tenía experiencia alguna pero compró una moto de pequeña cilindrada (250cc) porque quería un vehículo que le haga más ameno el tráfico al trasladarse a su trabajo, no tiene dudas de que volverá a participar de un evento de este estilo: “Es una gran experiencia, acerca al motociclista común a lo que es el profesionalismo, porque es un circuito internacional y vienen pilotos de todo el mundo porque es una de máximas categorías de este deporte. Es espectacular, es como Disney y el paraíso juntos. Son dos días increíbles, es algo que voy a repetir.”

La actividad termina con los pilotos extasiados de placer por haber rodado sus motos en uno de los mejores circuitos de la Argentina, como quien hace un gol en un arco de la cancha de River o Boca. Todos intercambiarán sensaciones y experiencias en un cocktail, mientras asisten a las carreras del Mundial de Superbike desde un sector privilegiado y con la inigualable sensación de haber cumplido un sueño.

Link a la fuente

Temas relacionados

Un anciano murió después de que le amputaron un brazo y una pierna infectados por una bacteria carnívora

admin

Ámbito Financiero, viernes 9 de agosto de 2019

admin

López Obrador apostó que en septiembre se ratificará el T-MEC en Estados Unidos

admin