15.6 C
Córdoba
26 junio, 2019
Peipus.com.ar

“Dos generaciones se desarrollaron en una sola tecnología que controlaba todo y no está más”

Rodrigo Ramírez, gerente general de UPL en Argentina, presentó los objetivos de la nueva compañía que tras la adquisición de Arysta LifeScience se proyecta como una de las cinco principales proveedoras globales de soluciones para la agricultura.

“UPL generó como propósito trabajar sobre una agricultura abierta. Esto significa generar relaciones con todos los eslabones, incluso con los que tradicionalmente no nos hemos manejado” sostuvo Ramirez en dialogo con Infocampo.

“El yuyo colorado, sólo una de las malezas resistentes, está afectando a 13 de las 33 millones de hectáreas que se cultivan en la Argentina y no le estamos encontrando la solución” disparó el directivo. “Cuando uno tiene ese tipo de problemas hay que enfrentarlo de otra manera. Sobre todo para tener una agricultura sostenible en el tiempo” aseveró Ramirez.

La empresa no sólo impulsa un cambio disruptivo en la estrategia del control de malezas si no que además se convierte en la primer compañía de fitosanitarios que apunta contra su propio modelo de negocios. UPL saca el foco del control químico como táctica del manejo de malezas y además propone pensar más allá del predio, apuntando a tácticas que trabajen a escalas territoriales mayores.

Ramirez señalo que desde UPL “decidimos apoyar el proyecto RAVIT- Red Agropecuaria de Vigilancia Tecnológica- mediante el cual ya estamos monitoreando un millón y medio de hectáreas. La cantidad de información que estamos sacando de allí nos permite entender que las soluciones que tenemos que dar no son las que estábamos pensando, sino que tenemos que ir por otro lado” especificó el directivo al tiempo que detalló, “además de la tecnología de procesos, apostamos a volver a la agronomia, a las practicas agronómicas como los cultivos de servicios”.

“Tenemos una o dos generaciones de profesionales que desarrollaron en una sola tecnología, esa tecnología controlaba todo y ahora no está más. Hay que hacer todo el aprendizaje nuevamente, los viejos experimentados vuelven a tener valor” manifestó Ramirez.

“Todos queremos ser los primeros que ganan y no es así. Nosotros vendemos herbicidas y estamos muy contentos de que cada vez se usen más, pero hasta el momento que el productor no pueda gastar 200 o 300 U$S en controlar las malezas y no sea más negocios. Entonces queremos seguir vendiendo pero de una manera sustentable” culminó el Gerente General de UPL Argentina.

Enlace corto a la nota



Link a la fuente

Temas relacionados

Cómo es la “miel de uva”, una innovación salteña que rompe moldes

admin

Infocampo Prevén una semana con precipitaciones dispares y descenso de la temperatura

admin

La mujer de una tradicional familia que quiere hacer historia en una raza bovina

admin