15 C
Córdoba
26 junio, 2019
Peipus.com.ar

Efecto Alfaro: Boca ganó en concentración, intensidad y apellidos recuperados


















Respaldado por los resultados, Alfaro impone poco a poco un método en Boca Fuente: LA NACION – Crédito: Daniel Jayo





Gustavo Alfaro

y sus jugadores van marcando un estilo que agrada a los hinchas de

Boca

. Con un

Emanuel Reynoso

que se hace cargo de los hilos del equipo, con delanteros que siempre están presentes en las redes, con un esquema (el 4-4-2) bien marcado y utilizado, y una defensa que va ganando solidez. Pero además de eso, este nuevo conjunto xeneize tiene una tendencia que se mantiene a lo largo del semestre. Por un lado, los primeros 45 minutos de cada encuentro, salvo algunas pocas excepciones, siempre se le hace cuesta arriba en los goles y en el juego: en su mayoría, siente incomodidad. Y cuando parece que los desarrollos se complican, en el segundo tiempo suele deslumbrar y pasar por arriba a sus rivales: 19 de los 25 tantos oficiales que lleva con este técnico los marcó en esos momentos.





























No es casualidad lo que se vio ante San Martín, de Tucumán, en la Ciudadela. La primera media hora fue un martirio para el elenco azul y oro. No encontraba los caminos y perdía, incluso, en actitud. Por mucha diferencia. Sin embargo, logró empatarlo con algunos movimientos tácticos de Alfaro. Y el segundo tiempo fue otra cosa: terminó de revertir el resultado y apabulló al Ciruja (4-1). Tres goles (Reynoso, Lisandro López y Nahitan Nandez) en un tiempo en el que fue casi todo del xeneize.

Pareciera que es en esas etapas finales en donde Boca hace la gran diferencia, al menos en estos primero meses del año: física, técnica y mental. Y no solo le alcanza sino que también le sobra en muchos compromisos. Y puertas adentro muchos reconocen que, con Guillermo Barros Schelotto u otro entrenador de los últimos años, hay varios partidos que se hubiesen perdido. Notan un espíritu renovado.















¿Cuáles fueron esos 19 goles y para qué sirvieron? En el debut oficial del ciclo, frente a Newell’s en Rosario, Darío Benedetto clavó una volea de zurda a los 77 minutos para rescatar un empate (1-1) que dejó tranquilo a más de uno. La fecha siguiente (en la disputa del partido postergado ante San Martín de San Juan) fue más tranquila porque en el primer lapso ya se imponía 2-0 en Cuyo, pero en el complemento aumentó la diferencia para no dejar dudas y cerrar un impecable desempeño: Ramón Ábila, a los 51, y Emmanuel Mas, a los 77, concluyeron el 4-0.















Como se observa, el segundo tiempo, además de revertir resultados y panoramas desalentadores, Boca los usa para darse un respiro y sentirse completamente ganador de un partido. Como sucedió ante Godoy Cruz, en el primer encuentro de Alfaro en la Bombonera: sobre la hora, un tiro libre magnífico de Mauro Zárate cerró los tres puntos gracias al 2-0. Frente a Lanús se dio ese típico partido: complicado al inicio, resuelto al final. Primero apareció Mas para abrir el marcador a los 55 y, apenas un minuto después del empate de José Sand, pegó el grito Zárate para el 2-1 definitivo.

Incluso cuando perdía en casa ante Atlético Tucumán, reaccionó a los 61 minutos con una corajeada de Wanchope. Errores tácticos de Alfaro tiraron a la basura un encuentro que de haberse ganado (terminó siendo derrota 1-2) le estaría permitiendo al xeneize ilusionarse todavía con el tricampeonato en la Superliga. Probablemente, el más gritado haya sido el de Carlos Tevez en Florencio Varela: remate de media distancia a los 4 minutos del complemento en medio de un encuentro que Boca no mereció ganar ante Defensa y Justicia, uno de los grandes animadores del torneo.









Una tendencia

A partir de ahí, el xeneize se dedicó a pisotear a sus rivales, excepto en el debut por Copa Libertadores, en el que igualó sin goles ante Jorge Wilstermann en la altura de Cochabamba. Pero la realidad es que, en los otros cuatro partidos, no bajó de los tres goles anotados. Por ejemplo en la remontada ante Unión, en Santa Fe: los tres tantos los marcó en el segundo tiempo gracias a las apariciones de Ábila (a los 63), de Tevez (a los 73) y de Agustín Almendra, sobre la hora. O como ante San Lorenzo, en lo que fue un baile de principio a fin: los goles de Nandez y Sebastián Villa cerraron el 3-0.








Hace unos días, por la Libertadores, Boca fue una topadora no bien arrancó el segundo período ante Deportes Tolima: había preocupación por la mala labor del inicio, pero en 12 minutos resolvió todo con tres tantos: de los 2 a los 15 fue una verdadera ráfaga gracias a los festejos de Benedetto y Zárate, junto al que convirtió Marco Pérez en su propia valla. Y lo mencionado en Tucumán, que dejó a los de Alfaro a un pasito de la clasificación directa a la fase de grupos del certamen continental del 2020. Con la fórmula del segundo tiempo en el bolsillo.



















Link a la fuente

Temas relacionados

Belgrano Athletic sigue ganando los partidos importantes: ahora superó a Pucará de visitante

admin

Instituto venció a Regatas y está 2-0

admin

Video del increíble cuarto gol que le hicieron al Barcelona: una avivada de potrero del Liverpool

admin