20.1 C
Córdoba
12 diciembre, 2019
Peipus.com.ar

El cine da batalla: cómo mantiene vigencia entre Netflix y la crisis

Afectados doblemente por el cambio de hábitos de consumo y la recesión-devaluación económica, los cines se ven impelidos a ofrecer un diverso caudal de opciones y facilidades para mantener la afluencia de público. 

A los tradicionales días de tickets a menor precio –que se reparten entre el lunes y el jueves– y el 2×1, se agregan hoy ofertas especiales, descuentos por aplicaciones, tarjeta bancaria o tarjeta del cine, combos de comida, vouchers laborales y convenios con empresas. 

La baja progresiva anual en la asistencia a salas nacionales, que sólo este año parece revertirse, debería asumirse mucho más pronunciada en términos de dinero, teniendo en cuenta que ya prácticamente nadie paga la entrada general –que ronda los $ 300– o que, más bien, por cada espectador que la adquiere ingresa otro que no lo hace. 

Así, Cines Gran Rex brinda precios especiales los “martes de novios” y los “jueves de remate”; los Hoyts de los shoppings Patio Olmos y Nuevocentro bajaron los tickets a la mitad en los últimos meses y ahora se disponen a bajar en $ 10 la general, además de disponer una serie de beneficios con su tarjeta Cine Fan (paga y no paga); los Showcase del shopping de Villa Cabrera y de Villa Allende dan un 25 por ciento de descuento por la compra de entradas a través de la app Más Showcase o su página online; los cines de Dinosaurio Mall venden las funciones previas a las 15 de lunes a jueves y todas las de los miércoles a mitad de precio; Cinerama da opciones equivalentes lunes y martes y con su tarjeta de descuentos Cinerama Vip.

Estrategias de marketing como la posibilidad de festejar el cumpleaños en la sala, sorteos para eventos, regalo de entradas a medios de comunicación, difusión en redes sociales, promociones para colegios, avant premieres y opciones no implementadas aún en Córdoba como el cuidado de niños o las butacas Premium (que Showcase incorporará a futuro) añaden alternativas para atraer asistencia. Los Gran Rex fueron pioneros en traer a Córdoba la tecnología 4D, que de acuerdo a sus responsables les deja buenos resultados.

Los complejos compensan la caída de ingresos con la venta de comida y bebida, que –dato importante– deja un monto equivalente o superior a los tickets. La oferta de pochoclos y gaseosa tradicional del Candy se ve diversificada en algunos cines con nachos, pizzetas, hot dogs y cervezas. 

“El cine hoy no subsistiría sin la venta de pochoclos y bebidas del Candy. Del total de espectadores, más o menos un tercio lleva a cabo compras de este tipo”, informa Martín Álvarez Morales, Gerente General de Cinemark Hoyts.

En el esquema no hay que olvidar los gastos fijos –sueldos, impuestos y servicios– y el mantenimiento o renovación de insumos. Los proyectores digitales, por ejemplo, no tienen fabricación en el país. 

“Muchos de los insumos son en dólares”, dice Rosario de Porras, propietaria junto a su marido Marcelo Gazzano y sus hijos de los céntricos Gran Rex desde hace más de dos décadas, estatus familiar de un espacio que deviene rareza en el presente de marcas multisala. Y agrega: “Una lámpara de proyector de acuerdo al modelo tiene una equis cantidad de horas de vida útil. Y una lámpara cuesta hoy alrededor de 2500 dólares. Entonces las promociones hacen que vaya más cantidad de gente al cine, sí, perfecto, genial, pero hace falta el doble de gente para hacerle frente a los insumos, ya sean una lámpara, un par de anteojos para el 3D o una pantalla”.

La intención de promover la compra online –y la posterior impresión de las entradas en cajeros ATM– evidencia la creciente automatización de los cines y su correspondiente reducción de personal. El recambio digital eliminó la figura del operador, sustituido por un empleado que activa un comando. De Porras cuenta que en otra época siempre hacían recambio de staff en los meses de enero y febrero, periodo clave en la recaudación. Hoy el personal se toma vacaciones en los meses anteriores y no es reemplazado en verano.

Tanques y taquilla

El rendimiento de los cines depende de otro gran factor traducido en contenido, los tanques hollywoodenses o películas taquilleras (hoy sinónimo de remakes, secuelas, animaciones y superhéroes) que incrementan la asistencia, a menudo, en escala exponencial. El fenómeno sucede un número reducido de veces por año y concentra el grueso de la taquilla, signada por otro lado por la homogeneidad artística: los filmes que se salen de marcos industriales duran apenas una semana en cartelera o ni siquiera se estrenan. 

De acuerdo a Ultracine, este año la porción más alta de espectadores fue agenciada por la gigante Disney, entre ellos Toy Story 4 (el más taquillero de la historia argentina, con más de 6 millones de espectadores), Avengers: Endgame, El Rey León, WiFi Ralph, Aladdin, Capitana Marvel y Dumbo; junto a It: Capítulo 2 y Guasón (Warner) y Spider-man: Lejos de casa y La vida secreta de tus mascotas 2 (UIP). 

El cine argentino mainstream, que suele aportar al promedio con grandes producciones y actores conocidos, bajó la vara con respecto a otros años con sólo La odisea de los giles, de Sebastián Borensztein (Warner), superando el millón de espectadores y El cuento de las comadrejas, de Juan José Campanella (BF + Paris Films) el medio millón. 4×4 de Mariano Cohn integra el tercer espacio de la grilla, con 317.390 asistentes.

En cifras generales, la cantidad de espectadores anuales va en descenso: de los 50.303.605 registrados en 2015 se pasó a los 44.606.355 en 2018 (casi 6 millones menos). Este año puede revertirse la tendencia –se cuentan hasta ahora 43.147.938 y aún faltan estrenar Los Ángeles de Charly y Star Wars Episodio IX, sin contar la recién llegada Terminator: Destino oculto); pero la lluvia de ofertas y promociones antes nombradas relativizarían el rango de la proeza.

Una fuente allegada a las distribuidoras de cine apunta que la fórmula de un puñado de grandes estrenos por año no es suficiente: “Faltaron títulos que acompañen a los tanques, los cines con un solo título exitoso no se salvan. Los complejos van de 4 a 12 salas. ¿Cómo las hacemos funcionar con un tanque por mes?”.

Los encargados de las salas remarcan así y todo la estadística y se muestran optimistas. “A pesar de la situación económica, este año fue espectacular para la industria y todavía quedan filmes convocantes. La solidez de nuestro negocio depende de que haya buenas películas, más allá de la economía. Este año creemos que vamos a terminar con un 5 por ciento más de asistencia que 2018, estaremos cerca de los 47 millones de espectadores. Obviamente las promociones ayudan a que la salida sea accesible”, dice Álvarez Morales.

Y agrega: “La ida al cine es una de las mejores opciones para despejarse de los problemas cotidianos. Este año, en el marco de la campaña “El cine nos hace bien”, realizamos un estudio que reveló que el 83 por ciento de los encuestados elige ir al cine sobre otras actividades. Cuando uno sale a comer termina hablando de la crisis o del dólar. En cambio en el cine no se habla, son dos horas de total desconexión, hasta nos olvidamos del celular. Tampoco es comparable al streaming. Diferentes estudios demuestran que el mayor usuario de Netflix es el que más va al cine, por lo que no vemos a los servicios streaming como competidores. Nuestro desafío es sacar a la gente de sus casas y que vivan una experiencia gratificante. En eso nos enfocamos”.

No hay consenso en oponer la opción cinematográfica a la visualización hogareña –más barata y saturada de contenido–. Una fuente de Showcase afirma que la competencia existe; otros esgrimen una diferencia cualitativa.

“En la casa está el confort, la comodidad de poder levantarte y servirte un café mientras mirás una película –agrega De Porras–. Pero el cine es una dispersión, una salida muy económica en el mercado del entretenimiento”.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 2/11/2019 en nuestra edición impresa.



Link a la fuente

Temas relacionados

El blooper de Nicole Neumann: no sabía que estaba al aire y tiró una picante frase sobre la gala de Gente

admin

Nuestro comentario de "La viuda": dos mujeres unidas por el olvido

admin

Vicky Xipolitakis sobre Javier Naselli: convivencia insostenible y graves episodios de violencia

admin