15 C
Córdoba
26 junio, 2019
Peipus.com.ar

El reencuentro entre un Messi de largo recorrido y una nueva selección argentina


















Messi no se vestía con ropa del seleccionado desde el Mundial de Rusia Fuente: Reuters – Crédito: Juan Medina



Admirado en España hasta por los hinchas rivales, como lo demostró la afición de Betis con la ovación que le dedicó el domingo para saludar su último golazo,

Lionel Messi

deja por unos días esa obra robusta y eficiente que es Barcelona para integrarse por primera vez después del Mundial a un seleccionado argentino que, tras el derrumbe en Rusia, intenta poner los cimientos de un nuevo proyecto, el enésimo desde que Leo debutó hace más de 13 años, en agosto de 2005.





























Este lunes, en el predio Valdebebas de Real Madrid, se lo volvió a ver vestido con la indumentaria del

selección argentina

, algo que no ocurría desde hace 260 días, tras la eliminación ante Francia por los octavos de final. Sigue sin escuchársele una palabra sobre los razones de su vuelta, sus motivaciones y objetivos. Es de suponer que en estos días romperá un hermetismo que se remonta a las declaraciones tras la angustiosa clasificación ante Nigeria.















A partir de la reincorporación de Messi, el siguiente es un panorama para el corto y mediano plazo.
















1| LA ILUSIÓN DE GANAR UN TÍTULO

Las últimas frustraciones con la Argentina hundieron anímicamente a Messi. Tras la final de la Copa América 2016 anunció un retiro del que luego se retractó. Y tras el caótico Mundial de Rusia se tomó un respiro consensuado en los seis amistosos de

Lionel Scaloni

. Cuando sedimenta su dolor, la ambición de ganar un título con el seleccionado mayor se reactiva. Desde el entorno del rosarino confirman que no quiere dejar de vestir la celeste y blanca sin antes levantar un trofeo. Es una deuda personal que también involucra al colectivo del seleccionado, que no ocupa el primer escalón de un podio desde la Copa América 1993. La revancha más inmediata es la

Copa América Brasil

. Ahí le apunta Messi.









2| UNA REAPARICIÓN A LA CARTA

Se buscaron las condiciones ideales para la vuelta de Messi. No había apuro. La cercanía entre Barcelona y Madrid facilitó el operativo. El viernes, ante Venezuela, jugará un amistoso que comercialmente está relacionado con la marca deportiva que es su principal auspiciante. No está confirmado que continúe con la gira a Marruecos, donde el martes próximo se disputará el segundo ensayo. César Luis Menotti, desde su nuevo puesto de director general de los seleccionados, dio una pauta cuando declaró que él no hubiera citado a Messi para estos partidos. El Wanda Metropolitano volverá a recibir a la Argentina, tras el 6-1 que sufrió ante España hace casi un año, con Messi de espectador en el palco -tenía una molestia muscular- y su posterior visita al vestuario para mitigar en el plantel los efectos de un sonoro cachetazo.









3| EL CAPITÁN DE UNA NUEVA ERA

Tendrá que hacer memoria Messi para recordar cuándo fue la última vez que integró un seleccionado tan renovado. El Mundial le bajó la persiana a varios de la vieja guardia: Mascherano, Biglia, Rojo, Banega e Higuaín. En este plantel de 30 jugadores (fue dado de baja Otamendi por una lesión en el tobillo derecho), solo hay uno que tenga más edad que los 31 años de Messi: Armani, con 32. De sus compañeros del Mundial quedan Armani, Mercado, Tagliafico, Acuña, Lo Celso, Di María y Dybala. Con 11 futbolistas comparte entrenamientos por primera vez: Musso, Andrada, Foyth, Kannemann, Montiel, Saravia. Lisandro y Gonzalo Martínez, Zaracho, Domingo Blanco y Matías Suárez. Messi se pone a las órdenes de un técnico del que fue compañero en el plantel del Mundial 2006.











Fuente: AP – Crédito: Bernat Armangue


4| AL FIN SE LO PODRÁ VER CON LO CELSO

Uno de las grandes misterios no develados del Mundial es por qué Sampaoli no incluyó nunca a Lo Celso como un potencial socio de Messi, dentro de un medio campo al que le faltaban volantes con toque y dinámica. La perplejidad fue mayor porque en el amistoso previo al Mundial (4-0 a Haití), el rendimiento del ex-Rosario Central había sido muy auspicioso. Ahora es una pieza muy valorada por Scaloni. Lo junta con Paredes para que sean los generadores de juego, algo que debería beneficiar y aliviar a Messi para que influya en el último tercio del campo.


5| DOS CASOS: LAUTARO Y DYBALA

Después de haber compartido gran parte de su carrera en el seleccionado con Higuaín y Agüero en el puesto de centrodelantero, este viernes es probable que Messi tenga que empezar a sintonizar con Lautaro Martínez. Hasta ahora nunca coincidieron en una cancha. El atacante de Inter tendrá la oportunidad ante la ausencia de Icardi, inactivo desde hace más de un mes por el conflicto que mantiene con su club. Explosivo, tan apto para asociarse como para desmarcarse para ir al espacio, Lautaro intentará entenderse dentro de la cancha con Messi como hasta ahora no lo consiguió Dybala, autor de un gol en el último amistoso con México, y en quien Scaloni sigue confiando a pesar de que sus rendimientos son más difuminados que brillantes, como si nunca terminara de sentirse cómodo, sensación que arrastra desde la gestión de Sampaoli.


6| EL GRUPO ESTÁ POR ARMARSE

Cuando Messi mire alrededor, al único compañero de extrema confianza que encontrará es a Di María. Con el resto, entre tantas caras nuevas, tiene una buena relación, más cercana que la estableció con Icardi cuando era convocado por Sampaoli. Tras los últimos amistosos de noviembre, Icardi dijo que en el plantel había un ambiente de amistad y camaradería que antes no existía. Ahora no habrá posibilidad de medir un reencuentro Messi-Icardi, mientras el gran momento de Agüero lo postula para la Copa América.



















Link a la fuente

Temas relacionados

Dorados de Diego Maradona no levanta: quedó afuera de la Copa MX, con un gol en contra y de pecho

admin

Gustavo Fernández se metió en su cuarta final de Roland Garros

admin

Ascenso: el partido que estuvo suspendido por un panal de abejas en el arco

admin