11.3 C
Córdoba
22 abril, 2019
Peipus.com.ar

Emanuel Reynoso, el zurdo que era prescindible y pasó a ser vital en el Boca de Alfaro


















Emanuel Reynoso, en la Bombonera Fuente: LA NACION – Crédito: Daniel Jayo



El fútbol que regaló en la Bombonera, una tarde-noche de marzo de 2017, enamoró a los directivos de Boca, aunque vistiendo otra camiseta: una verdadera pesadilla, con grandes destellos de calidad, que amargó al por entonces puntero de la Superliga. Su asistencia para el primer gol de Talleres era todo un síntoma. Y el zurdazo que hizo sobre el final de ese partido, para que la T saliera victoriosa del mítico estadio por segunda vez en su historia, derivaba en la sentencia: como fuere, había que contratar a ese flaquito cordobés que llevaba la N°10. ¿Quién era?

Emanuel Reynoso,

ese enganche que a partir de la confianza que

Gustavo Alfaro

le dio tiene un buen presente. Eso sí: pasó por todos los estados. De “crack” a prescindible; de dejarlo ir, a ser irreemplazable.





























Tan grata era su imagen en el fútbol argentino, a partir del gran rendimiento personal en ese Talleres de Frank Kudelka, que en Boca decidieron acelerar la operación y cometer algunos excesos para traerlo: pagar 1,5 millones de dólares, cederles a los cordobeses porcentajes de los pases de Juan Cruz Komar, Andrés Cubas y el juvenil Alejandro Maciel, además de darles a préstamo a Alexis Messidoro. Entonces, 10 meses después de aquella magnífica presentación, llegó al xeneize.

















Y, quizás, fue una acertada apuesta por el volante de 23 años. Tardó en explotar, pero en los últimos partidos mostró de sobra su calidad, de a poco se va soltando con esta camiseta tan pesada y ya dejó a la vista que, incluso, puede introducirse en el mundo del roce y la garra: en el 3-0 a San Lorenzo fue la gran figura del equipo por lo que dio en ataque y su compromiso en lo defensivo, además de que ante Unión fue de lo mejor, junto a Carlos Tevez, de la remontada en Santa Fe (3-1). Incluso su despertar sobre el final casi le hace traer los tres puntos al xeneize desde Bolivia, en el debut en la Copa Libertadores ante Jorge Wilstermann, y el domingo nuevamente volvió a ser el mejor en la goleada a San Martín, de Tucumán (4-1), donde marcó su primer gol con la camiseta xeneize.















“Es muy buen jugador y va creciendo a medida que tiene continuidad. Le dije que le estaba faltando el sentido de ubicación, punto de partida, retroceso. Después, tiene el talento para dar una pausa o sacarse un hombre de encima. Le pedí más verticalidad y más centros a los delanteros”, explicó Alfaro. Y él, a partir de esa charla, respondió. Ante el Ciclón, el primer gol fue gracias a una recuperación suya, además de que en los otros dos tantos fue el asistidor: en el segundo, justamente, mandó ese centro que tanto le pedía el técnico, aunque encontró la definición de Nahitan Nandez. Y en Tucumán celebró su primer gol oficial en Boca simulando a Lionel Messi: una caricia a la pelota para que, de emboquillada, ingrese limpia en el arco tucumano.










Su momento es prometedor, pero el camino que lo trajo hasta acá no fue nada fácil de transitar. Como muchos otros jugadores, evidentemente, necesitó una adaptación duradera: está explotando después de más de un año de haber arribado.








Sus características hicieron que

Guillermo Barros Schelotto

lo tuviera en consideración rápido y en buena cantidad. Desde su debut, ante Banfield en el Sur, Bebelo no sumó minutos solo en tres encuentros de 19 que se disputaron hasta el final del primer semestre de 2018. Y dentro de esos 16 compromisos en los que lo tuvo en cuenta, fue titular en 13.

Lo sigo a Reynoso desde sus épocas de Talleres. No sé si Bebelo podría ser socio de Messi, pero tiene unas condiciones increíbles y ahora deberá sostenerlas.

César Luis Menotti









Sin embargo, hubo aspectos que no terminaron de cerrar en el Mellizo: poca fortaleza física, escasa capacidad para colaborar en el retroceso (trotaba en el campo) y cierta displicencia en algunas decisiones. A eso, se le sumó que sus rendimientos no cumplieron las expectativas.

Pero su situación en el segundo semestre se invirtió. Sus primeros ocho minutos oficiales los tuvo pasados los dos meses de comenzada aquella mitad de año. Luego, tardó otro mes entero en volver a tener acción en el primer equipo: frente a Gimnasia fue el único encuentro que jugó como titular en el semestre. Descartado totalmente por el Mellizo, incluso, para el recambio por la participación en la Copa Libertadores, se desenvolvió mayormente en la Reserva de

Rolando Schiavi.




Reynoso respondió a la confianza de Alfaro
Reynoso respondió a la confianza de Alfaro Fuente: LA NACION – Crédito: Javier Garcia Martino / Photogamma

De hecho,

Kudelka

puso la mira en él para tenerlo otra vez entre sus filas, pero en Universidad de Chile. Y en el último mercado se habló de que podía regresar por un tiempo a Talleres. Si bien Alfaro quería un generador de juego, Reynoso parecía no ser el ideal. Y, encima, priorizaba la incorporación de un volante por izquierda (buscó a Marcos Acuña): de haberlo conseguido, el cordobés no tendría lugar.

“Ojalá sea su momento. Gustavo (Alfaro), el presidente y yo creemos en él. No excluimos a nadie. Si antes no tuvo su momento, fue por cosas que a veces se dan”, se ilusionó Nicolás Burdisso, director deportivo, en la pretemporada. El técnico le empezó a dar minutos hasta convertirse en lo que es hoy: un jugador desequilibrante, porque no hay otro en el plantel con iguales características. Sobre todo después de la derrota de local ante Atlético Tucumán que hoy Boca tanto lamenta: lo sacó en el entretiempo para poner más delanteros y, al no haber conexión con el medio campo, el equipo se quedó en la nada.

Emanuel Reynoso aparece de a ratos, aunque cuando está despierto es fundamental. Y empieza a marcarle un estilo al Boca de Alfaro.


Dos golpes de la vida


Aquel disparo en la pierna por defender su moto: Emanuel Reynoso se crió en las calles de tierra del barrio Chino, en las afueras de Córdoba. Un domingo de marzo de 2014, Bebelo estaba comiendo en familia, en su casa de la calle Diego Laure. Recibió un mensaje y se fue a buscar a un amigo. Salió en la moto y al llegar a destino la dejó en la vereda. Charlaba con su amigo, cuando vieron que un par de delincuentes se bajaban de otra moto para robarle la de él. No se quedó pasivo y fue a pelear por lo suyo. Pero los ladrones no anduvieron con vueltas y le pegaron un tiro. La bala se dirigió a la rodilla izquierda, su pierna hábil. La moto fue robada. Y él sintió un gran dolor y una sola pregunta rondaba por su cabeza: “¿Volveré a jugar al fútbol?”.


La roja ante Belgrano y
el accidente en moto: “Cuando pude volver fue justo un clásico ante Belgrano en la Cuarta, en la Boutique (estadio de Talleres en barrio Jardín) -contó Reynoso hace unos años en la Revista El Gráfico-. Entré en el segundo tiempo y a los minutos, me echaron. No lo podía creer. Pero bueno, lo mismo me fui contento porque volvía a jugar. Y mi familia estaba contenta, ellos tenían fe en que iba a volver”. Volvió, pero al tiempo tuvo un accidente en moto, se bajoneó y pensó en dejar el fútbol. El club lo fue a buscar. Lo convenció. Y regresó con todo. Tal es así, que en octubre de ese mismo 2014, debutó en el plantel profesional de Talleres enfrentando a Alvarado de Mar del Plata por el Torneo Federal A.


Tres toques


1) El debut en la Ribera: su primer partido con la camiseta de Boca fue el 18 de febrero de 2018, ante Banfield (1-0), en el Sur, de la mano de Barros Schelotto.


2) Jugó 38 partidos: entre partidos amistosos (6) y oficiales (32), Reynoso disputó 38 partidos en Boca y marcó dos goles, uno solo oficial. De los 32 partidos oficiales, 20 los jugó como titular y 12 ingresando desde el banco de suplentes.


3) El primer gol: su 1° gol con la camiseta de Boca lo marcó (de emboquillada) ante San Martín, en Tucumán, en la goleada 4-1, por la 23° fecha de la Superliga.



















Link a la fuente

Temas relacionados

Darío Cvitanich, un gol clave y una merecida ovación de los hinchas

admin

Charles Leclerc al ataque: lo que piensa de la condición de piloto 1 de Sebastian Vettel en Ferrari

admin

Maradona y Dorados jugaron contra el equipo de amputados de Sinaloa: el mensaje de Diego para los jóvenes

admin

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia. Aceptar Saber más

Política de uso de Cookies y Privacidad