8 C
Córdoba
20 agosto, 2019
Peipus.com.ar

En el juicio, Cristina se dedicó a leer un libro sobre la fuga de presas

Mientras los fiscales enumeraban las acusaciones, la expresidenta estuvo atenta a su celular y a un texto sobre mujeres que escaparon de una cárcel en 1971

La expresidenta Cristina Kirchner asistió a la cuarta jornada del juicio oral en el que está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita que direccionó licitaciones de las obras públicas santacruceñas para beneficiar a Lázaro Báez.

La senadora llegó a las 9.30 a los tribunales federales de Retiro. Ingresó por una puerta lateral, en una calle que da al edificio del Correo Argentino, y fue directamente a la sala de audiencias, que está en el subsuelo del edificio de Comodoro Py 2002, indicó el diario La Nación.

El público que concurrió a presenciar la audiencia la recibió con aplausos hasta que la expresidenta se ubicó, como ya es usual, en la última fila de asientos destinada a los acusados, junto a su abogado Carlos Beraldi. Los que fueron a apoyarla estaban justo detrás de ella, separados por el vidrio blindado de la sala de audiencias destinado a separar al público de los acusados.

La expresidenta siguió la lectura de la acusación de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques en la audiencia a cargo del Tribunal Oral Federal Nº 2, pero sin demasiado detenimiento: repartió su atención entre su teléfono celular y la lectura de algunos párrafos del libro 38 estrellas. La mayor fuga de mujeres de una cárcel, agregó el matutino.

Se trata de una crónica periodística de Josefina Licitra sobre la fuga de presas, en su mayoría del movimiento Tupamaro, de una cárcel de Montevideo. El hecho ocurrió el 30 de julio de 1971. Entre las evadidas estaba Lucía Topolansky, compañera del expresidente uruguayo Pepe Mujica.

El próximo paso del juicio oral involucrará la lectura de las acusaciones de los querellantes, representados por dos oficinas del Estado: la Oficina Anticorrupción y la Unidad de Información Financiera. Pero si todos están de acuerdo esta parte podría obviarse y pasar a la siguiente etapa, que es la del planteo de las cuestiones previas.

Este momento del juicio es el destinado a que los abogados planteen en general nulidades previas al inicio de las declaraciones de los testigos y de los acusados.

Según la acusación, se trata de 52 obras adjudicadas a Austral Construcciones y a firmas vinculadas con el Grupo Báez en Santa Cruz, muchas de las cuales no llegaron a concluirse y en otras hubo sobreprecios. Los 13 imputados asistieron a la cuarta audiencia para seguir la lectura de las 584 páginas del requerimiento de los fiscales.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ

Link a la fuente

Temas relacionados

Espert convocó fiscales a través de las redes

admin

Caserio anunció reunión “a agenda abierta” de los senadores con Alberto Fernández – Télam

admin

"Sinceramente" de gira: CFK hace campaña en el interior

admin