Jun 5, 2019
19 Views
0 0

Ezequiel Barco: “Hay que dar el 120%, no el 100”

Written by


















Barco, víctima de una infracción de Babou Fofana en el 2-2 de Argentina contra Mali, que terminó en eliminación por penales. Crédito: Sergei Grits / AP



Para Fernando Batista, este era su tercer Mundial Sub 20. El primero, hace 20 años, había sido como lateral derecho del seleccionado dirigido por Carlos Pachamé que perdió en los cuartos de final con Brasil, en la Copa de Arabia Saudita 1989. El segundo fue hace apenas dos años, en Corea del Sur 2017, como ayudante de campo de Claudio Úbeda en una excursión que no superó la etapa de grupos. Esta vez, él era el líder y no pudo torcer una historia de decepciones. Pero aún en el dolor, el director técnico prefirió rescatar una enseñanza.





























“Todo sirve como aprendizaje. Creo que no merecíamos irnos, pero el fútbol termina cuando el referí toca el silbato, por eso hay que estar atentos. Tuvimos una desatención que la pagamos caro, lamentablemente. Lo teníamos controlado al partido contra Mali, pero todavía no había terminado”, relató Batista, sobre la acción del último instante del segundo tiempo suplementario que le arrebató la victoria por 2 a 1 a la Argentina y llevó a Mali a la definición por penales. Los africanos, ahí no fallaron: convirtieron los cinco remates.

Indudablemente triste, pero firme, Batista prefirió mirar hacia adelante. Y aunque la decepción acompañará a sus dirigidos por varios días, el entrenador apuntó al futuro: “Les dije a los chicos que siempre hay cuestiones positivas para rescatar, y ellos estuvieron a la altura de un Mundial. Mi objetivo como entrenador es que ellos sean el futuro de nuestra selección mayor”, resaltó.

























Fernando Batista terminó dolorosamente su tercera participación -en distintos papeles- en un mundial sub 20; "creo que no merecíamos irnos", opinó el entrenador argentiino.
Fernando Batista terminó dolorosamente su tercera participación -en distintos papeles- en un mundial sub 20; “creo que no merecíamos irnos”, opinó el entrenador argentiino. Crédito: Sergei Grits / AP













Barco no se escondió

Ezequiel Barco hizo un análisis similar al de Batista. Y no ahorró autocrítica en medio de su pesar. “Fue un partido muy duro, sabíamos que Mali iba a ser un rival muy difícil. Teníamos controlado el partido, pero nos descuidamos en una y cuando te pasa esto en un Mundial, pasa lo que pasó. Si no estás atento hasta el último minuto, podés pagarlo caro”, subrayó el delantero de Atlanta United.

Para Barco se trataba de un Mundial especial, porque hace dos años había participado del Sudamericano, en Ecuador, pero luego su club, Independiente, no lo cedió para la Copa del Mundo en suelo surcoreano.








Incluso, avanzó con un tono severo: “Dimos todo en todos los partidos, pero hay que dar el 120 por ciento, no el 100. Estoy muy caliente y muy triste. Sabíamos que no había que cometer falta, hicimos una cerca del área y ellos jugaron rápido y no estuvimos concentrados. Estoy triste porque esto nos deja afuera, queríamos llegar más lejos, queríamos salir campeones…”, confesó Barco, invadido por la decepción.



















Link a la fuente

Article Categories:
Deportes

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es_ARSpanish
es_ARSpanish