20.9 C
Cordoba
21 enero, 2020
Peipus.com.ar

Fabrica Militar, el club donde jugó Marcelo Milanesio que es un grande de Río Tercero y recupera el básquet

En Río Tercero el básquet es “religión”. En la ciudad y las zonas aledañas es una de las actividades deportivas que más se practican, con nombres propios que hicieron y hacen historia en el básquet grande.

9 de Julio es de los clubes más conocidos, que llegó a jugar en la Liga Nacional y hoy está en el Torneo Federal, la tercera categoría del básquet argentino. Otra de las  instituciones con “chapa” en la región era Fabrica Militar, que más acá en el tiempo pasó a llamarse Club Deportivo Casino (cuando se independizó de la fabrica).

Desde hace tiempo, el básquet desapareció del club.

Fabrica participó en los inicios de la Liga Nacional en la categoría “B”, lo que hoy es conocido como Liga Argentina. Antes del arranque de la Liga, tenía en su plantel a un jugador que se convirtió en emblema del máximo torneo argentino: Marcelo Milanesio.

Antes de llegar a Atenas, Marcelo, y de su hermano Mario, nacidos en Hernando, defendieron la camiseta de Fabrica, con títulos en el torneo de Río Tercero.

Marcelo Milanesio, reconocido por el “9”, en esa época usaba la camiseta con el número 8.

Con los hermanos Milanesio, y entre otros Carlos Colla, otro llegó a la Liga Nacional, Fabrica fue campeón en  1981 del torneo de la Asociación de Río Tercero.

Por la situación económica y algunos desmanejos, el histórico Fabrica o Casino, perdió la actividad. Dejó de practicarse el básquet. Pero desde hace un tiempo, un grupo de ex jugadores de la institución trabajan para que vuelva a picar la naranja.

“Todo surgió de un encuentro armado por una persona… Fue boca a boca, nos justamos 60 personas, todos ex jugadores, y allí se armó todo empujados por la emoción y la pasión del reencuentro. Nos fuimos al club, nos sacamos la foto en la entreda y surgio la subcomisión para devolverle el básquet a Casino”, relató a Mundo D Fabián Melo, presidente de la flamente subcomisión de básquet.

Manos a la obra

Tras esa reunión que encendió la llama, la nueva subcomisión empezó a trabajar para recuperar el básquet en el club. En la institución se practica handball, vóleibol, hockey, fútbol, boxeo, karate, patín y tenis.

“El club es enorme, tiene espacio para muchas disciplinas pero también es difícil de mantener”, plantea Melo, apellido histórico en la zona.

Y se empieza a escuchar el sonido de la pelota naranja picar contra el piso, pegar en los tableros, ingresar por los aros.

Trabajos. En el gimnasio trabajan para la vuelta de la actividad. (Gentileza Fabián Melo)

La primera tarea fue la recuperación de los aros, que tras la desaparición de las prácticas, fueron a parar al Polideportivo Municipal. Pero Fabrica, o Casino, recibió una ayuda clave, decisiva.

9 de Julio, histórico rival, con el que protanizaron grandes e históticos clásicos, prestó unas jirafas para sujetar aros.

“Fue un envión muy importante”, resaltó Melo.

Y el primer paso, la presentación nuevamente del básquet en el club será con un torneo de tiros libres, programado para el 23 de noviembre próximo, de 11 a 16. Habrá categorías más 40 años, sub 40, damas y niños.

“Invitamos a un montón de ex jugadores. Va a ser el inicio de nuestra escuela de básquet. Una vez que esté en marcha, nos plantearemos como objetivo en algún tiempo volver a competir en el ámbito de la Asociación”, contó el directivo.

Primero será una escuela de verano, en diciembre, enero y febrero, “con orientación al básquet, y ya en marzo la escuela de básquet a fondo”, indicó Melo.

“La escuela tiene una arista deportiva, pero también con una ‘pata’ social en la que buscaremos sacar a los chicos de las calles para que practiquen deportes, a través de becas o algo similar”, cerró Melo.



Link a la fuente

Temas relacionados

Moscardini llega como líder a Oberá

admin

Gabriela Sabatini, con LA NACION: “Me siento una ciudadana del mundo”

admin

A la selección femenina le sobra hambre para triunfar

admin