18.1 C
Cordoba
18 enero, 2020
Peipus.com.ar

Hallaron en un predio del ejército uruguayo los restos de un militante comunista desaparecido durante la dictadura

Medios uruguayos y organizaciones de derechos humanos confirmaron este lunes que los restos hallados el pasado agosto en un predio del ejército pertenecen a Eduardo Bleier Horovitz, un militante comunista desaparecido durante la dictadura militar que gobernó el país entre 1973 y 1985.

La identificación fue posible gracias a el análisis del ADN realizado por el Equipo Argentino de Antropología Forense. Los restos habían sido encontrados el pasado 28 de agosto en el Batallón N° 13 -ubicado en el norte de Montevideo-, uno de los predios investigados por posibles enterramientos de detenidos durante el Gobierno de facto. Allí funcionó un centro de tortura conocido como “300 Carlos”.

En hallazgo desmintió una versión anterior del ejército, que en 2005 reconoció la muerte de Bleier mientras estaba detenido aunque dijo que los restos habían sido cremados y sus cenizas esparcidas. Bleier es el sexto desaparecido durante la dictadura debidamente identificado.

Tras conocerse la noticia, uno de los hijos de Bleier, Gerardo, escribió en su cuenta de Twitter: “Estuvo siempre ahí… hasta que lo encontramos. Infinitas gracias a la abrumadora, sanadora tanto como el hecho mismo, solidaridad social que nos rodea. A todos, otra vez, gracias”.

Por su parte, la organización Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos expresó su solidaridad con la familia y denunció que “hay un grupo de criminales, que sabiéndose impunes, niegan la verdad que saben. Si desaparecer a nuestros familiares, torturarlos y eventualmente asesinarlos son actos de infinita crueldad, mantenerlos desaparecidos hasta hoy, es la continuación perversa del crimen, lo cual corrobora el carácter permanente de la desaparición forzada”.

Ignacio Errandonea, integrante de la organización, dijo a el diario El País que la noticia es una “confirmación de que hay que continuar la búsqueda” y prueba que fue una “reverenda mentira (decir) que los habían cremado”. “Es una confirmación de que si seguimos buscando los vamos a encontrar”, concluyó.

El candidato presidencial del Frente Amplio Daniel Martinez también comentó la noticia, instando a “no descansar en esta lucha por la memoria, la verdad y la justicia”.

Eduardo Bleier Horovitz fue desaparecido el 29 de octubre de 1975, a los 47 años de edad. Odontólogo, padre de cuatro hijos, y miembro del Comité Central y Secretario Departamental del Partido Comunista del Uruguay (PCU), estuvo recluido en dos centros clandestinos de detención de Montevideo, de acuerdo a la investigación oficial de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente, actualizada a enero de 2019.

Según la investigación, la detención de Bleier formó parte de la “Operación Morgan”, que comenzó en octubre de 1975 con el objetivo de “perseguir y reprimir” a toda la estructura orgánica del Partido Comunista del Uruguay, y a la Unión de Juventudes Comunistas (UJC). Tras esa operación fueron detenidos-desaparecidos 10 militantes de la organización.

Varios testigos dieron testimonios de las “salvajes torturas” que sufrió Bleier, primero en el centro de reclusión clandestina conocido como “Casa de Punta Gorda”, “300 Carlos R” o “Infierno Chico” y posteriormente en el centro de detención clandestino conocido como “300 Carlos”, “El Infierno Grande” o “La Fábrica”, en el predio del Batallón de Infantería No. 13.

Bleier murió en el “300 Carlos” a causa de “las torturas recibidas entre el 1 y el 5 de julio de 1976”, según el informe de la Comisión para la Paz del año 2003 y el Informe de las Fuerzas Armadas al Presidente de la República del año 2005.

Lille Caruso, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Partido Comunista del Uruguay, dijo al medio la diaria que Bleier era para todos los comunistas un “ser especial” no sólo por “lo que hacía, sino por lo que era”. “Nosotros tenemos un montón de desaparecidos, y cada familia espera encontrar a su familiar. Hay que seguir buscando, uno a uno, hasta que aparezca el último desaparecido”, sostuvo.

Este no es el primer hallazgo que ocurre en el Batallón No. 13: ahí se llevan adelante trabajos desde 2005, cuando se localizaron en el predio los restos del militante comunista Fernando Miranda. En 2006 se encontraron los restos del también militante de izquierda Ubagesner Chaves Sosa, mientras que en 2011 se hallaron los del maestro y periodista Julio Castro y en 2012 los del militante comunista Ricardo Blanco.

En 2002 fueron además identificados los restos de Roberto Gomensoro, desaparecido en marzo de 1973, gracias a una prueba de ADN de su cráneo que el forense que había analizado el caso se había guardado.

Según las estimaciones, hasta la fecha habría cerca de 200 personas -entre las que hay hombres, mujeres y niños- desaparecidas tras la dictadura. Las capturas a estas personas no solo ocurrieron en Uruguay sino también en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile y Paraguay en el marco de lo que se conoció como el Plan Cóndor.

Link a la fuente

Temas relacionados

“Los arqueros mexicanos pueden pelear a cualquiera”: Óscar “El Conejo” Pérez

admin

El empresario Martín Varsavsky visitó Israel y quedó impresionado por “una economía vibrante de rápido crecimiento”

admin

Clarida de Fed dice economía EEUU marcha bien, ve más de lo mismo en 2020

admin