18.7 C
Córdoba
21 abril, 2019
Peipus.com.ar

Heguy, un apellido que siempre se relaciona con Palermo


















Ferrari Torres, Díaz Alberdi, Cruz Heguy y Agote Crédito: Sergio Llamera / AAP



Después de haber obtenido su 13er. título intercolegial, para St. Catherine’s Moorlands puede parecer sencillo imponerse en la Copa Santa Paula. Cruz Heguy, el mejor jugador de la final frente a Newman e integrante de una dinastía de polistas, explica la dificultad que supone subirse a lo más alto por segundo año consecutivo: “Los cuatro necesitamos jugar bien, somos parecidos por juego, estilo y nivel. Tenés que jugar muy bien para ganar este torneo”, le comenta a
LA NACION.





























Nieto de Alberto Heguy e hijo de Eduardo, Cruz marcó cinco de los seis goles con los que St. Catherine’s Moorlands venció 6 a 4½ a Newman en la final, ayer en la cancha N° 2 de Palermo. Junto a él sobresalieron Nicolás Díaz Alberdi, el capitán Alejandro Agote y Lucas Ferrari Torres. Los tres primeros ya habían gritado campeón en septiembre de 2018.

“Ganar este torneo con un equipo en el que somos todos amigos es espectacular, me siento muy orgulloso de representar al colegio y jugar en este equipo. Está buenísimo jugar con compañeros, siempre estamos para lo que el otro necesita, es divertidísimo”, profundizó Heguy.






















Fue una tarde ruidosa en Palermo. Compañeros de la primaria y la secundaria en las tribunas: los de Newman, permanentemente alentando al “Cardenal”, entonaban canción tras canción durante los cinco chukkers que duró el encuentro ante la atenta mirada de sus directores y preceptores. Consumada la derrota, utilizaron una versión modificada de la canción que las hinchadas de fútbol suelen entonar para reprocharle a sus jugadores un resultado adverso: “Jugadores/ se los agradecemos/ ustedes todo el año/ pusieron mucho huevo”.















Los chicos del Moorlands, felices por la victoria, descendieron de las tribunas para celebrar con quienes se convirtieron en héroes con el triunfo. “Era un partido difícil”, repetían sobre la cancha grandes y chicos mientras esperaban la ceremonia de premiación.

“Gracias por esta alegría”, le dice un grupo de chicos a Cruz Heguy, escena que se repite con los restantes tres compañeros. Mientras atiende en inglés a uno de los medios que cubrió el encuentro, los chicos le gritan
“¡Jugaste desnudo, vestite Cruz!”, un neologismo que los jóvenes utilizan para elogiar y destacar a aquellos que fueron imparables. Heguy lo fue. Idolatrado por los más chicos, sonrientes por esquivar varias horas de clases y disfrutar de una tarde agradable bajo el sol, el jugador de los cinco goles manifestó: “Me alentaban todos, pero no como para considerarme un ídolo. Me siento muy orgulloso y le agradezco al colegio por traer a nuestros amigos”.















Heguy, de 15 años, es uno de los jugadores más experimentados del equipo, después de haber participado de la última Copa de la República junto a su primo Antonio con La Bamba de Areco Clickpolo. “En la Copa de la República, la ventaja es que los compañeros son jugadores que participan del Abierto, como Joaquín Pitaluga y Rodrigo Rueda (h.). Ellos, si tenés una mala tarde, si jugás mal ese día, te cubren; si se te escapa la marca está la posibilidad que ellos con su experiencia puedan neutralizar la corrida”.








En Heguy se resume la ilusión de los chicos de entre 14 y 17 años que son protagonistas de uno de los mayores semilleros del mundo. “Cuando sea grande quiero ser polista, pero falta bastante. Tengo que seguir mejorando para ser bueno. Esto me da confianza, pero mañana se vuelve a las clases”.

La tarde en Palermo se cerró con la victoria de Los Médanos sobre Di Gerónimo, por 7½ a 2, en la final de la Copa Zeus. Otro partido protagonizado por jugadores que hoy volverán a cursar las clases en el colegio con el sueño intacto de, algún día, jugar el Abierto.









La ficha del partido:


St. Catherine’s Moorlands: Lucas Ferrari Torres 1, Cruz Heguy 3, Nicolás Díaz Alberdi 3, Alejandro Agote 4. Total: 11.









Cardenal Newman: Javier Uranga 1, Santiago Di Paola 1, Santiago Llavallol 2, Manuel Novillo Astrada 3. Total: 7.


Progresión: 1-3 / 3-3 / 5-3 / 6-3 / 6-4.




















Link a la fuente

Temas relacionados

Todos los datos de Estudiantes-San Martín de Tucumán, por la Superliga: el mapa de los pases, los remates y cómo se movió cada jugador

admin

TC de San Luis: a dos años de un accidente terrible, Santiago Mangoni ganó su primer carrera

admin

Salomón Rondón, el jugador más caro de la historia de Venezuela, y los padecimientos de su país

admin

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia. Aceptar Saber más

Política de uso de Cookies y Privacidad