15 C
Córdoba
26 junio, 2019
Peipus.com.ar

Infocampo AMAROK – El Placer de conducir en ruta

Una buena posición de manejo es el primer paso que hay que tener en cuenta antes de un largo viaje y la posibilidades que ofrece esta Amarok V6 TDI con respecto a este punto son inmejorables, tiene doble regulación del volante, butacas Ergo Confort con regulación eléctrica, calefacción y ajuste de la presión en la zona lumbar.

Potencia

Sin lugar a dudas el punto más destacado es su potente motor V6 Turbodisel de 3.0 litros de 224 caballos de fuerza ( 4.000 rpm ) y fue en la ruta donde pudimos testear que se trata de un motorazo …impresionante ¡!

Al realizar un sobrepaso comprobamos con que facilidad se pude realizar con éxito esa maniobra, y es ahí donde la admisión variable se hace presente con la regulación del flujo de entrada de aire al motor que ajusta la presión según la necesidad. Destacando también que es un motor muy silencioso que nos hace olvidar que se trata de un diésel.

Confort de marcha

Las suspensiones de Amarok son otros de los puntos fuertes por la que se destacó desde su lanzamiento y nosotros pudimos comprobarlo en todo tipo de caminos sobre todo en algunos trayectos fue un áspero ripio y el comportamiento fue impecable

Un display central muy completo nos ayuda a estar informados durante el viaje y consultar la información antes de volver a partir. Es muy útil al momento de verificar autonomía, presión de los neumáticos y la cámara trasera ayuda no solo al estacionamiento, si no que al momento de retroceder podemos reconocer objetos como piedras o estacas que se encuentran en nuestro trayecto y no son visibles por los espejos.

Caja automática y consumo

Esta caja automática ( 8 marchas ) tiene la gran virtud de pasar las marchas de manera muy rápida, antes de llegar a los 80 km/h ya estamos en séptima, lo que nos permite llegar a los 130 km/h en octava donde al bajar las revoluciones del motor podemos optimizar el consumo ( a 130 km/h nos dio 10,5 km/l )

Si hay algo que destacar es la placentera sensación al acelerar, pareciera que su potencia es interminable y su excelente respuesta al tomar las curvas.

Diseño

Estéticamente, esta Amarok V6 se ve espectacular y fue muy observada a medida que íbamos cruzando zonas urbanas y mas de una ves al detenernos a cargar combustible se acercaron para consultarnos sobre consumo, prestaciones y a elogiar su rodado(20 y cubiertas de perfil bajo ) que si bien no es el ideal para caminos de ripio, no tuvimos ningún inconveniente y si pudimos disfrutar de ellos en ruta.

ETAPA 2: La Patria de los Valles Calchaquíes

Durante este trayecto cruzamos yungas, desiertos, diques a 2.000 msnm, vides y llegamos a alturas de más 3.600 msnm. Donde la fusión de la cultura indígena y española se hace presente en las tradiciones, la arquitectura, los mitos y la religión.

Salimos de Yerba buena Tucumán, camino a Tafi del Valle, puerta de entrada a los Valles Calchaquíes por caminos zigzagueantes cubiertos por la yunga tucumana .

Rodeados por cerros y montañas, cruzamos audaces motociclistas y fanáticos de autos clásicos franceses disfrutando del ascenso. Lentamente llegamos al primer punto panorámico a unos 1000 mts sobre nivel del mar, donde nos reciben turistas ,típicos artesanos y una gigante escultura de un indio custodiando el lugar.

Continuamos camino notando que la vegetación lentamente se transforma , hasta que repentinamente desaparece como si una invisible mano desnudara los cerros hasta transformar todo en aridez y sequía.

La vista que nos recibe es la del impactante embalse La Angostura es uno de los pocos que está ubicado por encima de los 2.000 mts rodeados de montañas de 3.000 mts de altura y terrazas naturales, en medio el pueblo de Tafi. Aquí la pesca deportiva del pejerrey es su principal actividad

Pocas cuadras en subida, hermosas vistas, pequeña plaza y un rinconcito donde comer. Las primeras de una larga lista de deliciosas empanadas y humita en chala.

Luego de un breve descanso, retomamos viaje, próxima parada a 115 km , Cafayate.

Fuerte viento, media tarde, sol ardiente nos lleva por un camino sin dificultad a tierra de viñedos en época de seca, el polvo suspendido en el aire, velaba las coloridas vistas a los Cerros, pero aun así los disfrutamos y previo paso por Tolombón llegamos a Cafayate.

Nos alojamos en el confortable hotel Viñas de Cafayate, a pocos km del pueblo ,donde nos esperaban con limonada y te de coca, para quienes son sensibles al mal de las alturas.
Con generosas vistas a los Cerros San Isidro , Quebradas de Cafayate y los viñedos, el lugar es un remanso para el viajero.

Los vinos de mayor altura del mundo

El Valle Calchaquí fue la puerta de entrada de los conquistadores españoles que venían del Perú y con ellos llegaron los curas que conocían bien el metier de producir vino para la misa y así fue como comenzaron a plantar las primeras vides. Hoy la industria vitivinícola cafayatense es reconocida mundialmente por su calidad, sus fincas ubicadas a más de 1500 metros de altura sobre el nivel del mar ( las más altas del mundo ) y su clima desértico ( días cálidos y noches frescas ) y árido, con suelos pedregosos y arenosos aportan a la vid características únicas en el mundo. Algunas de ellas son: San pedro de Yacochuya ( 2.035 mts) Domingo Molina ( entre 1.600 a 2.300 mts ) y algunas jóvenes bodegas como Finca La Nubes ( 1850 mts ) y Estancia Los Cardones ( 1.700mts ).

Su vino emblema es el Torrontés y ya desde algunos años el Malbec, pero también se produce Cabernet, Merlot y se está dando muy bien otra cepa como el Tannat donde ya hay bodegas que están produciendo esta variedad por que expresa como ningún otro lugar sus características de color, cuerpo y una graduación alcohólica por encima de los 15º.

Para acompañar a estos vinos se necesita una gastronomía acorde y Salta nos ofrece una variada oferta, las inolvidables empanadas, cabritos, carne de llama y su postre emblema, quesillo con dulce de cayote y nueces.

Dejando Cafayate y después de recorrer 24 km por la ruta 40 llegamos a San Carlos una de las más antiguas poblaciones de Salta, que atesora un valioso patrimonio histórico, cultural y arquitectónico de los últimos 400 años, aunque la región fue, en tiempos precolombinos, asiento de una gran población que se remonta a 12.000 años a.C. El nombre originario Anquid, “pueblo de altura” en su antigua lengua kakán.

Es conocida como la villa de los cinco nombres por que tuvo 5 fundaciones: Barco II (1551); Córdoba del Calchaquí ( 1559); San Clemente de la Nueva Sevilla (1577); Nuestra Señora de Guadalupe (1631)y en 1641 toma su nombre definitivo San Carlos Borromeo a cargo de la misión jesuítica Compañía de Jesús.

Estuvo a punto de ser la capital de la provincia cuando en 1581 perdió por un voto contra el Valle de Lerma en un Cabildo Abierto realizado en Santiago del Estero.
En esta ciudad se encuentra una de las iglesias más lindas de Salta. La comenzó su construcción en 1801, es la más grande del Valle Calchaquí.

Dejando San Carlos y rumbo a Cachi pudimos observar perdidas construcciones que mantienen su arquitectura colonial que nos transportan a otra época, el pasado de la conquista española pero con la impronta indígena que le otorgan sus paredes de adobe, logrando así que se mimeticen con el color de la pachamama, el cual domina todo el paisaje.

Más de 3 hs fue le tiempo que nos llevo llegar a Cachi y allí nos encontramos con un pueblo detenido en el tiempo.

Al llegar a la plaza nos encontramos con La iglesia de Cachi unos de los edificios más emblemáticos del lugar cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII y compartiendo un gran patio se encuentra a su lado el Museo de Arqueología de San José de Cachi Pio Pablo Diaz, que se hace protagonista por sus columnas y arcos de estilo gótico que se recortan en un cielo azul intenso.

Continuando el camino y después de recorrer más de 42 km por la ruta 33, llegamos a donde la aridez del desierto se hace presente El Parque Nacional los Cardones el cual atravesamos por La Recta del Tin Tin que fue originalmente construida por los Incas, hoy asfaltada y en impecable estado.

A medida que avanzamos vamos subiendo los cerros y nos abraza una sensación de paz y tranquilidad que provoca viajar literalmente entre las nubes.

Cerca del Cielo

Con 14 km a puro zig-zag llegamos al punto más alto Piedra del Molino 3650 msnm y donde se recorta entre el cielo y las nubes una pequeña capilla de piedra.

Al ascender y detenernos en la Cuesta del Obispo para apreciar el paisaje el silencio y su magnitud nos hace entender por que los habitantes de esta zona tienen una espiritualidad tan fuerte. Y es justamente allí donde nos encontramos con un grupo de peregrinos uno de ellos transportando el altar de la Virgen del Milagro los cuales comenzaron su peregrinación hace más de 5 días y junto con ellos otros miles desde pueblos remotos con el objetivo de llegar a la Catedral de Salta el quince de septiembre, donde van a compartir con más de 70.000 fieles el tradicional Pacto de Fidelidad con el Señor del Milagro.

En conclusión después de disfrutar de 8 días y más de 4500 kilómetros de esta Amarok V6 Turbodisel nos bajamos como si hubiéramos realizado solos unos pocos km. Ya estamos buscando un próximo destino para disfrutar de esta impresionante chata.

Fotos: Griselda Demarchi



Link a la fuente

Temas relacionados

el productor está cosechando y aún no tomó decisiones”

admin

Infocampo Buscan reducir la población de cerdos silvestres para proteger al venado de las pampas

admin

Vacunos: entrada reducida en Liniers

admin