11.3 C
Córdoba
22 abril, 2019
Peipus.com.ar

Infocampo ¿Qué es la deriva y cómo minimizar los efectos en las pulverizaciones?

Tanto para los productores como para los aplicadores de fitosanitarios, la deriva es uno de lo más grandes obstáculos a los que se deben enfrentar. Por empezar, la “deriva”es el desplazamiento del liquido pulverizado fuera del blanco u objeto tratamiento. El blanco serian los cultivos o las malezas, dependiendo del producto y el objetivo de la aplicación.

Los especialistas en protección vegetal, aseguran que la deriva depende fundamentalmente del equipo pulverizador (tamaño de gota formado), de las características del blanco (tamaño, superficie y ubicación), de las formulaciones del fitosanitario (coadyuvantes presentes) y de las condiciones ambientales que se presentan al momento de la aplicación. (velocidad del viento, humedad relativa y temperatura).

Por otro lado, por el el peligro que representan estos productos, es necesario conocer las normas básicas de su manejo seguro. En otra oportunidad, Infocampo elaboró una guía práctica para estas situaciones.

Se producen distintos tipos de deriva

Exoderiva: el pulverizador se desplaza fuera del área tratada, más que nada por la acción del viento.

Endoderiva: se trata de la pérdida del producto dentro del cultivo. El desplazamiento del producto es a poca distancia del objetivo (blanco). Las gotas grandes escurren, rebotan y caen al suelo o impactan directamente sobre el mismo, no quedando en el blanco.

Termoderiva: hace referencia a la evaporación de gotas pequeñas por alta temperatura ambiente y baja humedad relativa. La presión de vapor de la formulación del producto fitosanitario, también influye en la termoderiva.

En este marco, Infocampo trae las siguientes cuestiones a tener en cuenta a la hora de minimizar los efectos de la deriva. Es necesario seleccionar adecuadamente:

• El tamaño de la gota a aplicar, que está determinado por la pastilla seleccionada.

• La presión de trabajo

• La altura de botalón

• La humedad relativa ambiente, mayor al 65%

• Temperaturas entre los 10° y 30°C

• La velocidad y dirección del viento. No deben realizarse aplicaciones con velocidades del viento superiores a 15 km/hr.

Fuente: INTA

Para concluir, cabe destacar que al realizar una pulverización, se debe tener en cuenta: la distancia a cultivos sensibles, a centros urbanos y a cursos de agua sobre todo, para evitar problemas de contaminación ambiental y efectos adversos sobre organismos “no blanco”.



Link a la fuente

Temas relacionados

Infocampo Feedloteros piden extender el plazo para bajar el peso mínimo de faena de hembras

admin

Gutiérrez, sobre los combustibles: “Quédense tranquilos que los precios van a ser los mejores posibles”

admin

Infocampo John Deere se lució en Expoagro con sus nuevas máquinas y su tecnología aplicada al Centro de Operaciones

admin

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia. Aceptar Saber más

Política de uso de Cookies y Privacidad