Abr 8, 2019
19 Views
0 0

La huella en México de la secta sexual NXIVM, por la que la actriz Allison Mack irá a prisión

Written by

En 1998, Keith Raniere, un supuesto gurú de la motivación personal, creó la organización “Programas Ejecutivos de Éxito“, a través de la cual impartía talleres de cinco días por los que cobraba hasta USD 5.000.

Cinco años más tarde fundó Nxivm con sede en Albany, Nueva York, pero con centros operativos en Estados Unidos, México, Canadá y otros países del continente americano.

Dentro de esta organización formó una sociedad secreta llamada “DOS” (Dominus Obsequious Sororium), en referencia a la frase “Dominante sobre Sumiso”. En esta secta, las mujeres eran forzadas a ser esclavas sexuales y eran marcadas a fuego en sus zonas pélvicas.

En octubre de 2017, el New York Times destapó el escándalo de la red de explotación sexual que operaba este hombre. A partir de ese entonces, empezaron a salir a la luz los nombres de artistas y empresarios miembros de la organización.

Entre ellos resaltó el nombre de Emiliano Salinas Occelli, hijo del ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

Emiliano era miembro del consejo y copropietario de ESP (Executive Success Programs) México, una empresa que obtuvo la licencia para replicar en el país los programas y talleres impartidos por Raniere.

El hijo del ex presidente era accionista de esta empresa junto con Alejandro Betancourt, un empresario venezolano líder del grupo de inversión O’Hara Administration y presidente de Derwick Associates, una compañía que se dedica a la construcción de plantas termoeléctricas.

Aunque en un inicio, Salinas Occelli emitió un comunicado  aclarando que no tenía conocimiento sobre las denuncias realizadas contra Keith Raniere, “ni de las supuestas prácticas ilegales que involucran a éste”, después se supo que desde 2015, tanto él como su hermana, Cecilia Salinas Occelli, estaban al tanto de las actividades que Raniere llevaba a cabo en Nxivm.

Una serie de audios publicados por Aristegui Noticias así lo confirmó y revelaron que ambos conocían las prácticas llevadas a cabo en “DOS”. En uno de los audios, se le escucha decir que su hermana estaba al tanto de las prácticas internas, que incluían la entrega de fotografías, videograbaciones sexuales y otros documentos que eran utilizados para chantajear a las mujeres que intentaban dejar el grupo.

En ese entonces, el medio de noticias aclaró que las grabaciones “en ningún momento involucran a Emiliano Salinas en los hechos y actividades ilícitas de las que se acusa a Raniere en Estados Unidos, ni tampoco se implica a otros líderes de ESP México”, pero “sí ponen en evidencia las contradicciones en que ha incurrido el hijo del ex presidente Carlos Salinas“.

Además del hijo del ex mandatario priísta, Keith Raniere tuvo entre sus filas a Alejandra González Anaya, hermana de  José Antonio González Anaya, ex secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP); y a las hermanas  Carola, Loreta y Jimena Garza Dávila, empresarias de Nuevo León, Monterrey.

Una de las hermanas, junto a Omar Boone Sabag, eran socios de la empresa Milliare, la cual emitía facturas para quienes tomaban los cursos de Executive Success Programs (ESP) en el estado. Al respecto, cabe destacar que Milliare tenía la misma dirección que el Centro ESP en Monterrey.

También figura Fabiola Sánchez de la Madrid, esposa de Federico de la Madrid Cordero, quien es hermano de Enrique de la Madrid, ex secretario de turismo federal. Su tercer hermano, Miguel, también fue parte de Nxivm y acudió a uno de los cursos que la organización impartía en su sede central en Albany, Nueva York. 

Los tres son hijos del fallecido ex presidente Miguel de la Madrid Hurtado.

Detención de Keith Raniere y el escándalo de Allison Mack

Keith Raniere fue arrestado en marzo de 2018, en una lujosa villa de Puerto Vallarta. Tras su detención fue deportado a Estados Unidos.

Este lunes, la actriz de la serie de televisión “Smallville”, Allison Mack se declaró culpable de crimen organizado en el caso de la secta Nxivm, cuyos dirigentes son enjuiciados por tráfico sexual.

“He llegado a la conclusión de que debo asumir toda la responsabilidad sobre mi conducta y es por eso que me declaro culpable hoy”, dijo la actriz, citada por el medio Hollywoodlife.

El pasado 13 de marzo, la presidenta de Nxivm, Nancy Salzman, también se declaró culpable de conspiración para crimen organizado, de conspiración para el robo de identidad y de alteración de documentación en un caso civil contra la organización.

Link a la fuente

Article Categories:
Principales

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es_ARSpanish
es_ARSpanish