6.1 C
Córdoba
20 agosto, 2019
Peipus.com.ar

La operaron de las amígdalas, pero denuncia que le cortaron la carótida por error

Yanina Almada, de 23 años, tenía programada una cirugía en el Hospital San Martín, en Paraná, para quitarse las amígdalas. Desde chica, se le inflamaban con frecuencia y tenía problemas respiratorios. Después de contactarse con una médica de su obra social, decidió llevar adelante el procedimiento. Pero la intervención, que es considerada sencilla, se complicó y la joven se despertó cuatro días después entubada. Más tarde, se enteró de que le habían cortado la carótida por error y ahora denuncia a la profesional por presunta mala praxis. Como consecuencia de esta cirugía, su vida dio un giro de 180 grados: se le paraliza la cara cuando duerme boca arriba, no puede hacer actividad física ni levantar a upa a su hija.

El drama de Yanina empezó en noviembre del año pasado. Como estaba nerviosa por la intervención, decidió asesorarse con una otorrinolaringóloga, que la tranquilizó y le comentó que sería algo simple de resolver.

Yanina se despertó cuatro días después de la operación y se dio cuenta de que estaba entubada. (Foto: gentileza Clarín/ Yanina Almada)
Yanina se despertó cuatro días después de la operación y se dio cuenta de que estaba entubada. (Foto: gentileza Clarín/ Yanina Almada)

Pero cuatro días después de la cirugía, se despertó desorientada, entubada y con una gasa que cubría la gran cicatriz que tenía en el cuello. “Ninguno de los médicos me decía nada. No se animaban a decirme qué me había pasado”, le contó a Clarín. El único que le dio una explicación fue un enfermo, que le indicó que el procedimiento se había complicado y que tuvieron que hacerle una traqueotomía. “Ahí me enteré de que perdí mucha sangre y que tuvieron que reanimarme porque me moría“, agregó consternada.

La joven recibió el alta tres días después. A pesar de reunirse con la médica que la había operado, siguió sin obtener algún tipo de respuesta. “No me decía nada, no contaba nada y lo único que hacía era reírse”, recordó.

Recién cuando se sometió a otro estudio de rutina descubrió que le habían cortado la carótida por error. Los profesionales que la atendieron le explicaron que al saturarle esa herida, la carótida le quedó más corta y le afectó la irrigación de sangre a la cara.

Por este motivo, decidió junto a su abogado Cristhian Panceri denunciar a la médica que la operó por lesiones gravísimas en el cuerpo y en la salud. Además exigen que la inhabiliten para ejercer la medicina. En el escrito que presentaron ante el Ministerio Público Fiscal, resaltaron que hubo “imprudencia o falta de diligencia”.

“Yanina no puede dormir boca arriba porque se le paraliza la mitad izquierda de la cara, se cansa con frecuencia, no puede realizar actividades física, ni levantar a su hija y le quedó un hematoma el cabeza. Además pierde pelo”, enumeró el letrado.

Hasta el momento, la causa está en etapa de instrucción y la Justicia ya pidió la historia clínica de la joven al hospital. Pero todavía el centro de salud no la entregó. También exigieron una pericia médica para confirmar los daños que causó la presunta mala praxis.

Por su parte, Yanina contó la pesadilla que vive después de la cirugía. Según describió en diálogo con Clarín, tiene la vida “de una persona mayor”. “Me cuesta caminar, respirar y tomo un montón de pastillas. Además quedé con ataques de pánicos y tengo hacer tratamiento psicológico una vez por semana”, concluyó.

Link a la fuente

Temas relacionados

Hace 100 años: la plaza España y los quinteros

admin

Para que las víctimas no caigan “en la manipulación…

admin

TN, ganador de dos medallas en el New York Festivals

admin