7 C
Córdoba
18 agosto, 2019
Peipus.com.ar

Las cooperadoras escolares desmienten a Horacio Rod…

De “falaces, imprecisos y mentirosos” fueron calificados los dichos del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez, en el sentido de que su gestión se hace cargo “del costo del mantenimiento” de las 820 escuelas públicas de la Ciudad.  Por el contrario, representantes de las cooperadoras que funcionan en la Capital Federal denunciaron que los aportes que el gobierno debe hacer a través del Fondo Unico Descentralizado de Escuelas (FUDE) cayeron en forma nominal de 104 millones en 2017 a 89 millones en 2018, cifra que se mantiene el año en curso. Esto significa una caída nominal del 14 por ciento, pero con la inflación actual cercana al 50 por ciento, la baja es brutal, dado que las escuelas reciben “una cifra de promedio de 112 pesos por alumno, por año”, una cantidad irrisoria. En consecuencia, las cooperadoras aseguraron que “las escuelas públicas de la Ciudad funcionan todos los días gracias al financiamiento que las familias realizamos” a través de la asociación que las agrupa. 

Frente a las denuncias, el Ministerio de Educación porteño propone ahora una posible actualización del Fude del 19 por ciento, pero la iniciativa recién está siendo analizada por las cooperadoras porque tiene una serie de cláusulas y requisitos que deben ser analizados. Mientras tanto, la Asociación de Cooperadoras de la Comuna 13, de los barrios de Núñez, Belgrano y Colegiales, expresó su repudio a las declaraciones periodísticas que hizo Rodríguez Larreta. Insistió en que el jefe de Gobierno fue “falaz, impreciso y mentiroso” porque “los fondos propios que la comunidad aporta mes a mes” por medio de las cooperadoras de padres y madres de alumnos “resuelven que haya papel higiénico en los baños, lavandina para limpiar inodoros, tizas, pizarrones, material de oficina para los directivos, libros de registros y de actas, bancos y sillas, entre otras cosas básicas”.

Frente a ese aporte anual estatal de 112 pesos por alumno, la única respuesta tiene que tener en cuenta que “las escuelas necesitan para funcionar con lo básico un promedio de siete Fudes” cuando el gobierno porteño “aporta solo uno” por un total anual de 89.410.909 pesos, cuando hace dos años, en 2017, el monto por el mismo rubro era de 104.500.00 pesos. 

En una entrevista radial, cuando le comentaron con asombro que en una escuela de Barracas recibían por el Fude 28.982 por año, a razón de 200 pesos para cada uno de los 240 alumnos, Rodríguez Larreta aseguró que “muchos de los gastos que asumían antes las cooperadoras, ahora los asume el gobierno”, incluyendo ” todo el mantenimiento de la escuela”. Llegó a decir, incluso, que su gestión “no puede hacer que los chicos dependan de que haya una cooperativa”, cuando en realidad es eso  exactamente lo que está pasando, teniendo en cuenta que la asociación denuncia que “si no hay cooperadoras, no hay clases”. 

Para responder a las críticas, Larreta dijo algo que, desde la teoría, suena bien: “El  mantenimiento de la escuela lo tiene que garantizar el Estado, no los padres”. Y afirmó que “hoy todas las escuelas tienen una empresa de mantenimiento a la cual acuden cada vez que se les quema una bombita de luz”. Como respuesta, desde la cruda realidad cotidiana, la Asociación de Cooperadoras respondió que “las empresas de mantenimiento no cumplen los contratos y el mantenimiento es deficiente, llega tarde y no resuelve los problemas” existentes. En su declaración, pidieron a los habitantes de la Ciudad “que se informen, a las familias que se acerquen a la cooperadora de su escuela (porque) tener información nos acerca a la verdad y la verdad puede contra la falacia y el cinismo”.

Por otro lado, se conocieron problemas puntuales como, por ejemplo, el de la Escuela de Música Juan Pedro Esnaola, de Villa Urquiza, donde los gastos que cubría el Fude, en el 2011, eran del 46 por ciento, mientras que desde 2017 llega escasamente al 14 por ciento. Ani Mayzoso, delegada de las cooperadoras de la Comuna 12, que abarca los barrios de Coghlan, Saavedra, Villa Urquiza y Villa Pueyrredón, denunció la existencia de una plaga de roedores en varios colegios. Desde mediados de junio se está tratando de solucionar el poblema, pero ante la pobre respuesta del gobierno, se ha llegado en varias ocasiones a la suspensión de las clases para proteger la salud de los alumnos.  

Por otro lado, “en la Escuela Roca, de Belgrano, se rompió una cañería y el agua de la cloaca caía como lluvia” desde los techos. En reuniones con delegadas de las cooperadoras de otros barrios, surgió también la presencia de monóxido de carbono, por problemas en la instalación de gas, “en el Lenguas Vivas de Retiro, entre otros muchos problemas que con el tiempo se van naturalizando por la desidia del Estado, que está ausente o que decide estar presente en otros lugares, no en las escuelas públicas de la Ciudad”. Lo que están reclamando las cooperadoras es que el gobierno cumpla con algo que Rodríguez Larreta dijo durante la entrevista periodística: “El mantenimiento de las escuelas lo tiene que garantizar el Estado”. 

 

Link a la fuente

Temas relacionados

Dulce Hot Sale: se vendieron 16 kilos de azúcar por minuto

admin

Chile: Una mujer quemó las manos de sus nietos porque perdieron poco más de un dólar

admin

Zuckerberg, la carta y las trampas

admin