20.8 C
Córdoba
7 diciembre, 2019
Peipus.com.ar

Los 11 puntos clave de la nueva denuncia contra Cristina Kirchner

La senadora y candidata a la vicepresidencia Cristina Fernández de Kirchner es “la continuadora de los vínculos y negocios” establecidos por su marido a partir de 2008, dice la última denuncia contra ella que será presentada esta semana.

Las autoras de la denuncia, exdiputada Margarita Stolbizer y la abogada Silvina Martínez, la acusan de complicidad con dos personas de su entorno, Osvaldo Jose Sanfelice y Marta Leiva, en una empresa de digitalización de documentos históricos que sería presesuntamente “una cortina” para ocultar lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

“El dinero era entregado alterativamente a los titulares del Poder Ejecutivo Nacional o sus secretarios privados en Uruguay y Juncal, domicilio particular de los Kirchner, en la Residencia Presidencial de Olivos y en la Casa de Gobierno”, dicen las denunciantes.

A continuación 11 extractos del texto que será presentado a la Justicia:

– “Osvaldo Sanfelice es un verdadero amigo. Un perro fiel de la familia Kirchner, aún después de muerto Néstor. Leal siempre, en las buenas y en las malas. El vínculo es firme, permanente, indisoluble. Gracias a ello pudo construir una verdadera fortuna, solo con apariencia de propia. Difícil establecer cuánto de ella le pertenece en exclusiva, y cuánto en realidad a sus amigos”.

– “Marta Leiva [esposa de Sanfelice], no registra impuestos activos ni actividades económicas, aunque se desempeña como empleada de la empresa que en apariencia le pertenece. Y ninguno de ellos puede acreditar su solvencia económica o idoneidad para las operaciones que registraron”.

– “Sanfelice es titular de varias empresas utilizadas para hacer negocios y facturar millones de pesos a diferentes personas y sociedades ligadas con la adjudicación de obra pública en la Provincia de Santa Cruz, pero no solo en ella. Esas empresas han resultado una pantalla perfecta para el entrecruzamiento de vínculos entre las personas allegadas a la familia Kirchner (y sus miembros). Y, sobre todo, han servido como cortina para la realización de transferencias millonarias, que, en casi todos los casos, terminaron engrosando el patrimonio familiar. Aunque en otros casos, directamente desaparecieron”.

“Cristina Fernández sería la continuadora de esos vínculos y negocios. Ya está probado en diferentes causas judiciales que Cristina fue, luego de la muerte de Néstor, la jefa real en el manejo (de varias diversas composiciones) de sociedades comerciales, asociaciones ilícitas que tuvieron como primer objeto continuar con la apropiación de dineros públicos a través de la adjudicación de obras públicas al amigo Lázaro Báez, su familia y empresas, así como también a otros, relacionados con distintas adjudicaciones estatales, y liderar al mismo tiempo un entramado de relaciones delictivas que han quedado al desnudo con la causa de «Los cuadernos de las corrupción K»”.

– “Sanfelice acrecentó su patrimonio comprando una gran cantidad de inmuebles, constituyó sociedades y adquirió empresas mediante operaciones en efectivo, sin justificar el origen de los fondos. Está claro que no podía hacerlo debido a la procedencia ilegal del dinero. En el año 2008 constituyeron una sociedad anónima denominada Invernepa, con un capital inicial de 100.000 pesos. El 50% de las acciones fue suscripto por Osvaldo Sanfelice y el 50% restante por su esposa Marta Leiva. Con posterioridad, crearon Inverlife, otra sociedad anónima con la misma sede. Estas empresas no realizarían actividad comercial y solo servirían para adquirir inmuebles, pese a que nunca acreditaron de dónde habían obtenido el dinero para efectuar esas operaciones”.

Denuncian que Cristina Kirchner es la “socia oculta” de los oscuros negocios de Osvaldo Sanfelice

– “Sanfelice no era un hombre de fortuna. Al menos, no lo fue hasta que el matrimonio amigo llegó a ocupar lugares de relevancia política en la provincia de Santa Cruz y luego, por supuesto, al asumir el máximo cargo dentro del Gobierno Nacional. No había posibilidad de trazar una historia certera, razonada, que justificara el ingreso de bienes y dinero en el patrimonio de la pareja de Sanfelice y Leiva. Por eso, cuestiones financieras, pero también y en gran medida, los comportamientos personales, las relaciones familiares y las sospechas acerca de los orígenes ilegales de esos canales de flujo de dinero, nos han llevado a la convicción fundada de que, por detrás de las máscaras de aquella pareja de amigos, lo que se estaba ocultando era otro matrimonio: el de Néstor y Cristina Kirchner, como los verdaderos dueños de esa fortuna que apenas se manifestaba con algunos de estos inmuebles pero que, según se vería más adelante, no estaba limitada a esos bienes, sino que parecía tener una dimensión verdaderamente exuberante”.

“La sociedad Invernepa compró en el año 2012 un establecimiento rural en la provincia de Rio Negro por un monto de ochocientos mil dólares (U$S 800.000). Se trata de un campo de 34.754 hectáreas a 150 kilómetros de la ciudad de Bariloche, en conflicto con una comunidad mapuche que aún hoy sigue reclamando la propiedad de esa tierra cuya adquisición considera fraudulenta. (…) “Según se encuentra asentado en el libro diario de la empresa Invernepa, el campo fue adquirido por Sanfelice por poco más de dos millones y medio de pesos ($ 2.565.900). Sin embargo, extrañamente, Sanfelice no contaba con recursos propios suficientes para hacer frente a esa compra”.

“En 2009 [Sanfelice] le donó a su hija María Marta noventa mil dólares (U$S 90.000) en efectivo, para que ella pudiera comprar, a su nombre, el departamento al lado del de sus padres, en el cuarto piso del edificio sito en O’ Higgins 2422/24. Ese año también adquirieron unidades en Rodríguez Peña 2018/22 y en Montevideo 1562/76. Todas estas propiedades ubicadas en Capital Federal. Y siempre en efectivo. Tantas operaciones bien podrían haber alimentado la fantasía de una impresora de dinero propia ya que se volvía muy difícil de descifrar de dónde Sanfelice obtenía todos los billetes para hacer tanta cantidad de compras y pagos con efectivo”.

– “En 2010 compraron a través de Sanfelice la empresa BMC, cuya sede social se ubicaba en un inmueble propiedad de la familia Kirchner. La ubicación no podía ser más simbólica: calle Néstor Kirchner 496, Río Gallegos. Esta nueva sociedad no escapa a las características de este grupo ya que posee los mismos clientes y financistas de sus operaciones: empresas de Cristóbal López y del Grupo Sanfelice (Agosto, Hotel Waldorf, entre otras). En ese año, Sanfelice adquirió, siempre en efectivo, un departamento en el mismo edificio en el que había comprado su hija María Marta. Buscando expandir sus dominios, Sanfelice decidió desembarcar en la Provincia de Buenos Aires. Así, compró una quinta en el exclusivo barrio Puerto Panal, partido de Zárate, por más de tres millones de pesos ($ 3.118.826). La propiedad fue ocupada por el socio de Cristóbal López, Fabián De Sousa, quien prestó el dinero: otro testaferro de los K”.

– “Osvaldo Sanfelice encuadra en la definición de «persona allegada y cercana» a Néstor y Cristina Kirchner. Esta cercanía no solo era pública y notoria, sino que además se ha comprobado la realización de múltiples operaciones de compra-venta de empresas y propiedades a nombre de la familia Kirchner, además de poseer poderes amplios de administración y disposición de sus bienes.

– “La asociación ilícita fue comandada por Nestor Carlos KIRCHNER y Cristina Elisabeth FERNANDEZ, quienes detentaron el cargo de Presidente de la República Argentina, entre el 25 de mayo de 2003 hasta el 9 de diciembre de 2015, tal como surge de las causas N° 9608/18 conocida como “Los cuadernos de la corrupción K”. El dinero era entregado alterativamente a los titulares del Poder Ejecutivo Nacional o sus secretarios privados en Uruguay y Juncal, domicilio particular de los Kirchner, en la Residencia Presidencial de Olivos y en la Casa de Gobierno”.

D.S.



Link a la fuente

Temas relacionados

Campanella defendió a Vidal: "A la campaña le faltaba el factor Brancatelli"

admin

para Alberto Fernández “el debate puede ser un problema”

admin

Kicillof: “Hay una percepción de que el gobierno no tiene más para dar” – Télam

admin