16.6 C
Córdoba
22 octubre, 2019
Peipus.com.ar

Los cordobeses distinguidos por el Konex en la música clásica argentina

“La gente se empieza a dar cuenta de que hay un movimiento musical que merece ser reconocido; es importante que también nosotros nos reconozcamos”. La revelación de que entre los 100 elegidos en los premios Konex a los destacados de la música clásica en el país durante la década 2009–2018 hay varios cordobeses, justifica largamente las palabras de Hadrian Avila Arzuza, quien se ha desempeñado al frente de la Orquesta Sinfónica de la Provincia, una de las distinguidas.

El tenor Marcelo Puente, iluminado en París

Los premios Konex tienen un indudable prestigio, nacional e internacional, y que en el ámbito de la música clásica se destaque a artistas o a cuerpos artísticos que se han formado, desarrollado y sostenido aquí, en algunos casos, y en otros más allá de Córdoba, es un dato muy alentador.

Además de la Sinfónica, el otro cuerpo artístico oficial nominado es el Coro de Cámara, que dirige Gustavo Maldino. Es resaltable que se trate de dos proyectos institucionales colectivos de trayectoria, que han evolucionado con el aporte de numerosos músicos que pasaron por sus filas a través de los años.

Mientras, los solistas destacados fueron los tenores Marcelo Álvarez, que en Córdoba se formó en la escuela Domingo Zípoli, y Marcelo Puente, que llegó de niño y estudió en el Conservatorio provincial.

Como instrumentistas, fueron señalados la violonchelista Sol Gabetta, que nació en Villa María y a los 10 años ya estudiaba en Europa, y Pablo Fenoglio, bellvillense que fue parte de la Banda y de la Orquesta Sinfónica, y hoy está en la Orquesta Sinfónica Nacional. En la categoría revelación, aparecen la violinista cordobesa Lucía Luque Cooreman, que hoy concertino de la Orquesta, y el pianista Marcelo Balat, de Cruz del Eje, formado en el Conservatorio de esa ciudad y, hoy, Solista de la Sinfónica Nacional.

“Hay en Córdoba mucho talento potencial, y un movimiento musical enorme, tanto en lo clásico como en lo popular. Ojalá este premio ayude a que tengamos más apoyo en todo sentido, porque ésta Córdoba musical se puede potenciar hacia afuera, como carta de presentación de la ciudad y de la provincia”, dice Ávila Arzuza.

El director colombiano se sumó a la comunidad y a la música de Córdoba en 2004, cuando asumió la dirección de la Banda Sinfónica y luego, en 2007, tomó la de la Orquesta hasta 2017, cuando “en buenos términos” decidió apartarse. Desde hace un par de meses, el nuevo director es Guillermo Becerra. “El premio es también de los que nos precedieron y de aquellos que perdimos en estos años. Pudimos reponernos al dolor, pero no fue sencillo”, resalta el director que considera que ha transitado aquí parte de lo mejor de su carrera.

Con pasión amateur

Gustavo Maldino, uno de los referentes de la actividad coral en Córdoba, tomó a su cargo la dirección del Coro de Cámara en 2008: su trayectoria allí se inscribe en la década considerada por el Konex.

“Cuando asumí, la intención fue continuar la senda interpretativa del maestro César Ferreyra, mi maestro además, que fundó el proyecto en 1956. Es una gran alegría y un honor que décadas después el coro sea considerado uno de los cinco distinguidos en el país por un premio tan importante”, sostiene.

Maldino reafirma que la distinción es el fruto de un trabajo en conjunto que especialmente destaca por la entrega de los integrantes. “Es un coro profesional que conserva la pasión original, lo mejor del amateurismo”, dice. Destaca además las tareas de César Pellicer, subdirector, Marina Acuña, pianista, y Carlos del Franco, copista y archivista.

Violinista emocionada

“Fue una sorpresa muy grande, me emocioné mucho”. Lucía Luque Cooreman todavía tiene frescas las sensaciones del llamado que le dio la noticia. “Es una alegría doble, porque también soy parte de la Sinfónica. En cuanto a mí, siento realmente que de alguna manera estoy representando a la música de Córdoba”.

Ella se incorporó como violinista concertino en 2013, al cabo de una decisión personal que la trajo de vuelta, por fortuna para Córdoba, después de años en Europa, donde apuntaló su joven, aplaudida y también esforzada carrera.

“Es muy significativo ser reconocida en tu propio país. Empecé desde niña y llevo mucho tiempo de viajes y los sacrificios que demanda la dedicación full time. Por eso siento a esta distinción como un mimo; me pone muy orgullosa”. Lo dice, precisamente, desde Chile: viajar y tocar sigue siendo su constancia.

La ceremonia del Konex se realizará el martes 10 de septiembre, donde estará bien representada la música de Córdoba.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 11/05/2019 en nuestra edición impresa.



Link a la fuente

Temas relacionados

Así baila La Sole al ritmo de un hitazo de Ulises: la respuesta del cantante cordobés

admin

Murió el cantautor Daniel Johnston

admin

El Fabulosos Cadillacs Sergio Rotman lanza su primer disco solista, “Rotman”

admin