15.6 C
Córdoba
26 junio, 2019
Peipus.com.ar

Los grandes diques cierran el verano en su máximo nivel

Los cinco mayores embalses de Córdoba presentan por estos días excesos hídricos. Todos liberan agua por sus vertederos, y si no lo hacen es porque fueron forzados a bajar de nivel mediante evacuaciones por válvulas o compuertas.

Ese panorama no es habitual. Es usual que, al finalizar cada verano, varios diques sobrepasen el nivel de sus vertederos. Pero es muy poco frecuente que eso suceda con todos al mismo tiempo.

Incluso, los demás diques –de menor volumen– muestran niveles que superan sus topes o que se acercan a esos puntos.

La explicación básica hay que buscarla en las lluvias. El verano que queda atrás registró precipitaciones por encima del promedio histórico en la zona serrana.

En agosto pasado, el nivel era bajo en casi todos los embalses, producto de un verano (el de 2018) más bien escaso en lluvias. Recién en octubre empezaron a recobrar caudal, aunque algunos debieron esperar hasta el último enero.

El exceso actual es tal que algunos no sólo evacuan por sus vertederos, sino que también mantienen abiertas válvulas o compuertas –según los casos– para bajar los niveles de modo adicional y evitar que la acumulación sobrepase las cotas y genere otros problemas si se suman nuevas precipitaciones en sus cuencas.

El dique San Roque es un ejemplo: días atrás, el agua invadió incluso zonas urbanas de Villa Carlos Paz y lleva casi un mes liberando excedentes por doble vía: embudo y válvulas.

Si esas válvulas no estuvieran funcionando (como ocurrió en 1992), Carlos Paz se habría inundado en su zona urbana durante marzo.

La Viña, caso aparte

El caso del embalse La Viña, en el Valle de Traslasierra, es un símbolo de este panorama. El lunes llegó a 99,90 metros, apenas centímetros por debajo de los 100,50 de altura de su vertedero, al que muy raramente llega el agua. Se trata, por lejos, del dique más alto de la provincia. En los últimos días, abrieron sus válvulas para que liberara excedentes, lo que provoca un espectáculo visual que moviliza visitantes hacia el lugar.

Los diques que por estas horas no están arrojando excedentes por vertedero así lo han determinado porque en las últimas semanas, e incluso en buena parte del verano, se les evacuó aguas por otras vías, para permitir que tengan capacidad de almacenamiento ante el caso de nuevas lluvias.

Tras las inundaciones en varias ciudades registradas tras los lluviosos veranos de 2014 y de 2015 –que sorprendieron tras una década en la que faltó más que sobrar agua–, se modificó el criterio de manejo de los diques. Si las lluvias suman, no sólo se acumula agua, sino que se la libera de modo preventivo para evitar riesgos de que se supere la capacidad y se generen crecidas fuera de control, ríos abajo.

Los cinco grandes

Embalse. El mayor lago cordobés, en Calamuchita, estaba ayer a 70 centímetros de su vertedero, pero lleva dos meses liberando aguas por válvulas. Hace un año estaba un metro por debajo del actual nivel y hace dos años, a 1,70.

Los Molinos. Está con 25 centímetros por sobre su tope. Fue el primero que este verano llegó al vertedero. En este caso, hace un año presentaba un nivel similar al actual, pero hace dos años estaba tres metros por debajo.

San Roque. Aun liberando aguas por su embudo y por válvulas, estaba ayer 50 centímetros por encima de su cota. Hace un año tenía 1,60 metros menos, un registro similar al que mostraba hace dos años.

La Viña. Se ubica ahora a 60 centímetros de su alto vertedero, pero con válvulas abiertas para evacuar por otra vía. Un año atrás, tenía seis metros menos que hoy y hace dos años esa diferencia era de nueve metros.

Cruz del Eje. Estaba ayer a 10 centímetros de su vertedero. Es una marca notoriamente más alta que la de hace un año, cuando se mostraba cuatro metros por debajo.

La Quebrada, el que preocupaba

En pocos meses pasó de tener bajo nivel a evacuar excesos.

Al comenzar el verano, inquietaba el dique La Quebrada, pequeño pero clave en la poblada zona de Sierras Chicas como proveedor de agua potable. En diciembre, se acercaba a su marca histórica más baja. Desde fines de enero, con más lluvias en esa zona, el cuadro varió. Tanto que hasta debieron abrir en el último mes sus válvulas para evitar que quedara sin capacidad de almacenamiento. Ayer estaba a 90 centímetros del vertedero, marca que habría superado si no le abrían válvulas.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 20/03/2019 en nuestra edición impresa.



Link a la fuente

Temas relacionados

Qué vacunas tienen que tener los chicos para la vuelta al cole

admin

Circunvalación: habilitan ramas de enlace desde y hacia el Kempes

admin

¿Qué pasa si un asteroide impacta la Tierra? | La C…

admin