10.7 C
Córdoba
21 octubre, 2019
Peipus.com.ar

Los intendentes empiezan a pedirle a Schiaretti un acercamiento con Alberto F.

La semana que concluyó en El Panal fue similar a la que se vivió en las otras dos crisis que tuvo el Gobierno de Mauricio Macri, en mayo y agosto del año pasado. Sin embargo, existe un agregado clave para diferenciar estos días de los convulsionados de 2018: el resultado de las Paso del domingo anterior que dejaron con síntomas de debilidad al líder del Ejecutivo nacional y a casi todos los integrantes de su gabinete. 

Por ahí pasa la atmósfera que se respiró en el oficialismo cordobés. Conformes con el buen resultado que dejó la boleta corta, donde quedaron más cerca de lograr el objetivo de retener las dos bancas en octubre que de resignar ambiciones a un solo escaño en la Cámara baja. 

Y en medio de esto, el gobernador Juan Schiaretti optó por no referirse en público al contexto nacional, excusándose acerca de “los demasiados analistas” que ya existen; pero en privado, y sobre el final de la semana, se lo vio molesto por las medidas que anunció el Gobierno de Macri y que perjudicarán las arcas provinciales. Fuentes del Gobierno provincial reconocieron a PERFIL CORDOBA que, en el ministerio de Finanzas, el primero en manifestar su enojo fue Héber Farfan, a cargo de la Secretaría de Ingresos Públicos, por lo perjudicial que resultarán estas medidas en términos de la llegada de fondos de la coparticipación. En particular, la suba del piso en Ganancias. 

Estos anuncios, que varios en el PJ provincial observan como manotazos de ahogado que empiezan a dar en Balcarce 50, llevaron a que los intendentes empiecen a decidir en qué momento y de qué forma ejercer una suerte de presión sobre Schiaretti para llegar a un acercamiento a Fernández. 

Arranca el juego interior. Como ocurrió en las anteriores devaluaciones, los primeros perjudicados en términos de recaudación por la crisis fueron los intendentes. El año pasado, cuando esto ocurrió, desde El Panal surgió el fondo para apoyar a los municipios, pero aún la Provincia no había manifestado los problemas de recaudación que evidenció en los últimos meses. 

“Hay dos cuestiones por la que los intendentes le pedirán al ‘Gringo’ un acercamiento a Alberto: la política y la económica. La segunda es objetiva y son problemas que la provincia está teniendo; pero para la primera hay que tener mucho tacto. Ninguno quiere mandarse y generar un enojo con el tipo con el que sí o sí van a tener que convivir a partir de diciembre”, contó un peronista sobre el final de la semana. 

En la Provincia, desde donde preparan un encuentro con los jefes comunales que podría producirse el jueves y es motorizado por el ministro Carlos Massei, pretenden que ninguno saque los pies del plato por ahora. A excepción de los que ya manifestaron su respaldo a los Fernández en la campaña de las Primarias, como el villamariense Martín Gill y el riocuartense Juan Manuel Llamosas. 

Lo de Gill fue más contundente, a Llamosas lo siguen contando como prescindente en El Panal, a pesar del encuentro que motorizó en una de las visitas de Fernández y de los 32 puntos que obtuvo el candidato del PJ contra los 44 que sacó Macri en el Imperio. 

Del resto, a Ignacio García Aresca en San Francisco todavía no lo ven jugando y Esteban Avilés, que viene de trasladar sus votos a su candidato, retener Carlos Paz y asumirá en diciembre en la provincia, lo siguen ubicando del lado de Macri. “Carlos Paz volverá a votar igual”, sostienen acerca de la victoria amarilla en la ciudad de Punilla. 

El nuevo número: 3-3-3. La arenga de Schiaretti a los intendentes en la semana vendrá por el lado de la felicitación por el número de la boleta corta. “Los van a felicitar a todos, pero saben que algunos trabajaron mucho más que otros”, dicen en el PJ. 

Sin embargo, la apuesta del oficialismo provincial es dividir las nueve bancas que están en juego en tres partes iguales. De los escasos números que acertaron el resultado de las Paso, un trabajo se animó a proyectar un escenario de tres bancas para cada fuerza. 

Apoyados en la polarización que se hará sentir aún más en octubre, y respaldado por la fiscalización que pueden brindar los intendentes del PJ provincial. 

“Gobernabilidad”, la carta de Alberto para seducir a Schiaretti

En estos casi cuatro años de Mauricio Macri el PJ local insistió con el concepto de gobernabilidad para respaldar al oficialismo nacional ante cada coyuntura que se presentó. Por ese lado irá el acercamiento que propondrá Alberto Fernández al gobernador Juan Schiaretti antes de octubre.

“A Alberto le preocupa la gobernabilidad. Tanto la de ahora, como la que puede venir a partir de diciembre, y es por ahí por dónde quiere retomar el café con ‘el Gringo’”, dijo un conocedor de los contactos entre las oficinas de San Telmo y El Panal. 

Así como el canal de diálogo entre Fernández y la Nación lo integra de un lado Wado de Pedro y del otro Rogelio Frigerio; el contacto con Córdoba sigue siendo entre Fernando “Chino” Navarro y Alejandra Vigo. Algo que Macri, sabe y se lo dijo a Schiaretti en la cena que compartieron antes de las Primarias. 

En San Telmo aguardan para saber qué hará Schiaretti este miércoles cuando se reúnan los gobernadores en Buenos Aires para firmar un duro documento en contra de las medidas de Macri.



Link a la fuente

Temas relacionados

El Presidente Macri y dirigentes de todos los sectores enviaron condolencias a CFK

admin

Después del traspaso, sólo ocho gobernadores mantuvieron la tarifa social eléctrica

admin

“Sería un país parecido a Venezuela”

admin