23.3 C
Cordoba
27 enero, 2020
Peipus.com.ar

Ocho altos jefes de la Bonaerense, ensobrados | Con…

En La Plata fueron condenados ocho altos jefes de la Policía Bonaerense que estaban en funciones en abril de 2016 y que fueron protagonistas del caso denominado “los sobres de la coima”, el primero de corrupción registrado a poco de asumir la gobernadora María Eugenia Vidal. Los acusados recibieron entre 5 años y ocho meses, y 3 años y cuatro meses de prisión, mientras que fue absuelto un noveno imputado, también policía, que había llegado en libertad al juicio oral. Luego de la lectura del fallo por parte de los jueces del Tribunal Oral 3 platense, los familiares de los policías manifestaron a gritos su rechazo a las condenas. La que más se hizo escuchar fue Liliana Manes, viuda del subcomisario Federico Máximo Jurado, quien estaba preso cuando murió en circunstancia que generaron controversia (ver aparte), dado que se aprestaba a ampliar su declaración sobre posibles ramificaciones de la red de recaudación ilegal. 

“Esta es la campaña más barata de la historia”, dijo Manes, a los gritos, en referencia a los dichos de la gobernadora Vidal en el sentido de que su gobierno lleva adelante, desde que asumió, una política “contra las mafias y la corrupción” en la provincia. El primer jefe de policía designado por Marìa Eugenia Vidal fue Pablo Bressi, ex titular del área de Narcotráfico, quien fue acusado por cinco policías como presunto jefe de la recaudación ilegal en la policía provincial. Además, Bressi fue denunciado por violencia de género por su ex pareja, Viviana Figueroa. “Me reventó los tímpanos a golpes”, aseguró la mujer. Bressi fue respaldado por Vidal y por su secretario de Seguridad, Cristian Ritondo, hasta que en mayo de 2017, envió una carta a la gobernadora solicitando el pase a retiro. 

En el juicio oral por coimas, el Tribunal 3 integrado por Ernesto Domenech, Santiago Paolini y Andrés Vitali, condenaron por unanimidad a ocho de los nueve imputados que llegaron al proceso. Los principales son el ex jefe de la Departamental La Plata, Darío Marcelo Camerini (5 años y ocho meses de cárcel, más inhabilitación absoluta por el tiempo de la condena para ejercer cargos públicos); el ex segundo jefe de la Departamental Rodolfo Daniel Carballo (4 años y diez meses); el ex jefe de calle de la Departamental René Huck (3 años y seis meses), y el ex secretario de la Departamental Walter Skrampwsky (4 años y seis meses). Las condenas fueron por recibir dádivas ilegales y por asociación ilícita. 

Los otros cuatro condenados, por los mismos delitos son el ex titular de la comisaría segunda, Sebastián Velazquez (3 años y ocho meses de prisión); el ex jefe de la comisaría de Los Hornos, Sebastián Cuenca (4 años); el ex jefe de la comisaría de Villa Elisa, Raúl Frare (3 años y cuatro meses), y el ex titular de la comisaría de Tolosa, Julio Sebastián Sáenz (3 años y seis meses de cárcel). El único absuelto en el juicio fue el jefe de la seccional cuarta, Juan Retamozzo, mientras que la fiscal Virginia Huergo había desistido de imputar, por el delito de encubrimiento, a María de los Ángeles Ramírez, secretaria del jefe de la Departamental platense.

En el fallo, los jueces consideraron probado que entre diciembre de 2015 y marzo de 2016, es decir en el comienzo de la gestión de Cambiemos en la provincia, “un grupo conformado por al menos ocho policías integraron una asociación ilícita con el propósito de cometer delitos en perjuicio de distintas personas del ámbito de dicha jefatura”. Según el tribunal “la entrega de dinero se hacía de un modo predeterminado y clandestino” y lo recaudado por esa vía ilegal era reunido mediante “envíos que fueron encontrados en una única oportunidad, todos juntos en un único cajón”. La referencia es a un total de 36 sobres con más de 153 mil pesos hallados en la departamental de La Plata el 1 de abril de 2016. 

Los jueces señalaron que “esto significa que estaban confiados a una misma persona, las entregas eran personales y sin registración alguna de la correspondencia ni de la persona que la llevaba, es decir de modo encubierto”. Agregaron que “los integrantes de la asociación se dividían en dos grupos bien diferenciados: los beneficiarios y los aportantes”, aunque se presume que este segundo grupo también se quedaba con una porción del dinero. En el fallo dijo que la “distinción entre sus componentes es claramente indicativa de su estructura piramidal”, porque los beneficiarios principales eran los jefes de la Departamental. “Aportantes eran los titulares de las comisarías que integraban la Regional La Plata, y beneficiarios los que integraban la cúpula de la Departamental, lo que se evidencia en el monto del beneficio recibido que se reducía a medida que se descendía en el escalafón jerárquico”. 

La investigación comenzó por una denuncia anónima que advirtió a Asuntos Internos que el jefe de la Departamental de Seguridad de La Plata recaudaba alrededor de 200.000 pesos por mes mediante el cobro de coimas. Oscar Salas, abogado de los cuatro miembros de la Departamental, anunció que las condenas de los ocho policías serán apeladas ante el Tribunal de Casación. 

Link a la fuente

Temas relacionados

Ar​riesgó su vida para rescatar a un perro que cayó a una laguna congelada de Río Gallegos

admin

El Poder Ejecutivo como marchand | El Gobierno ofer…

admin

Brahma pidió disculpas y dio de baja una publicidad tildada de “machista” en las redes

admin