May 29, 2020
13 Views
0 0

¿Quién es Málek Fara?: vida y anécdotas del mayor vendedor de autos exóticos de Argentina

Written by

“¿Quiénes es Málek Fara?” La pregunta se volvió recurrente en los últimos días. Su nombre trascendió el mundillo de los fanáticos de los autos y se convirtió en noticia cuando -en apenas una semana y en plena cuarentena- trajo cuatro Ferrari cero kilómetro a la Argentina. Ya acumula seis Ferrari en este extraño 2020 y todo indica que -en plena crisis económica- la marca de Maranello tendrá su mejor ejercico de ventas de la última década en nuestro mercado (ver nota).

Fara es CEO de Módena Auto Sport, representante oficial de Maserati en la Argentina y también importador de Ferrari. Su carrera como vendedor de autos la coronó la semana pasada al regalarse a sí mismo la tercera Ferrari 488 Pista que llegó al país (ver fotos). Es el auto con el precio de lista más caro de nuestro mercado: 1.2 millones de dólares.

Por eso, la pregunta cobra cada vez más relevancia: ¿quién es Málek Fara?

Renato Tarditti lo entrevistó para la última edición de MiuraMag. La nota completa se reproduce acá por gentileza de esa revista (podés conseguirla acá).

***

Nota de la Revista Miura
Los 10 de Málek Fara

Entrevista de Renato Tarditti

Málek Fara es el CEO de Modena Auto Sport, el importador oficial de Maserati en Argentina, marca de la cual es el Director local. Nació en Junín, en 1976. Cuando era joven siguió el mandato paterno y estudió medicina en la Universidad Maimónides. Simultáneamente arrancó con la compra y venta de autos y –gracias a una innata y afiladísima capacidad de hacer buenos negocios–, al poco tiempo ya era el mayor comercializador de autos deportivos de (muy) alta gama en Argentina. Que, da la casualidad, son sus juguetes favoritos.

Es piloto profesional y actualmente compite en la categoría Fórmula 4. También pasó por GT 2000 –en la cual salió campeón en cuatro ocasiones– y por Sport Prototipo (dos campeonatos).

Para él es habitual tener esos superdeportivos que para el resto de nosotros los mortales sería un sueño manejar aunque sea solo una vez. Pero su aproximación a esos autos es bastante particular, y de alguna manera honesta: le importa muy poco el hecho de “poseerlos” por lo que representan; solo le interesa manejarlos lo más rápido posible, que es para lo que fueron hechos.

*‘A Málek siempre le dimos la mitad de lo que pidió’, le dijo una vez mi mamá a uno de mis hijos. ‘La otra mitad se la tuvo que procurar él’. La diferencia entre un juguete para un niño y un juguete para un adulto es muy simple: el precio. Yo fui creciendo y me fueron cambiando el precio de los juguetes. Así que me las tuve que ir arreglando a lo largo de mi vida para ganar la plata que me faltaba para comprarme lo que quería”.

* “Empecé comprando y vendiendo Mercedes-Benz. Legué a tener muchas unidades para la venta y luego me compré una Ferrari, que fue el primer auto con el que había asumido que iba a perder dinero, pero me quería dar el gusto. Y terminé ganando mucha plata cuando la vendí. Resulta que, para esa época (2005/2006) no había un mercado de Ferrari usadas en Argentina. Así que descubrí un nicho de negocios ahí. Terminé señando unidades 0 km al Gruppo Modena, que era el importador oficial. Era algo así como comprar departamentos en el pozo. Si algún argentino quería comprar una Ferrari, tenía que esperar dos años. Pero yo ya las tenía y les podía fijar el precio. Por diversas razones, no me entregaron todas las unidades que tenía señadas, así que cuando me senté a charlar el tema, me ofrecieron el desarrollo de la marca Maserati en Argentina, ya que era una licencia que nunca habían desarrollado. Y finalmente terminé adquiriendo el 50% de Modena Auto Sport.”

* “No me interesan los autos deportivos sólo por el hecho de tenerlos o admirarlos. Me gustan para acelerarlos. Por eso no me interesan los autos clásicos.”

1. Ford F100: “Aprendí a manejar con una Ford F100 V8 a los 9 o 10 años. Era la pickup de mi papá y me enseñó a manejar él. Ahí me hice fanático de los motores V8”.

2. Isard 700 (1964): “Cuando yo era muy chiquito, siempre decía que quería tener un Isard verde, con lunares amarillos. A los 19 murió mi papá y tuve una depresión. Para intentar sacarme de ese cuadro, mi mamá y mis hermanos me ofrecieron dos cosas: correr en auto, que era lo que más quería en el mundo pero hasta ese momento me lo tenían prohibido, y comprarme el Isard. La primera propuesta la rechacé, porque no tenía la cabeza para eso, pero la segunda la acepté. Al Isard lo terminé pintando de rojo y fue durante bastante tiempo el auto que usaba todos los días”.

3. Volkswagen Gol GTi (1993): “Fue el primer auto que me compré con mi dinero en el ‘99, casi todos mis ahorros hasta ese entonces. Era usado y valía lo mismo que un Gol 1000 nuevo, pero tenía la mejor relación entre precio y potencia/prestaciones. Ese es el cálculo que seguí haciendo toda mi vida con los autos que compré”.

4. Maserati Levante: “El auto low profile que uso actualmente en el día a día es una Levante (risas). Fuera de broma, es el auto más tranquilo que tengo”.

5. Ferrari 488 GTB: “Los autos entran y salen de mi vida constantemente. A pesar de que me encantan, tengo cero apego por ellos. Me duran lo que me tienen que durar, casi nunca más de dos años, hasta que llega una buena oportunidad para hacer algún negocio. Igual, si tengo que pensar en mi favorito entre los que tengo ahora, es la 488 GTB negra. Pero insisto, no me va a generar ninguna tristeza cuando la venda”.

6. Ferrari 488 Pista: “Tengo encargada una que tiene que llegar pronto (aclaración: ya llegó). Hoy pienso que es el auto con el que me voy a quedar, porque tiene 90 kilos menos y 50 caballos más que la GTB, que es lo que me interesa. Pero si mañana aparece una buena operación, me olvidé que quería una 488 Pista y me quedo con la GTB. No tengo ningún apego y nunca me pesó desprenderme de las cosas materiales, porque siempre pienso que, si quiero, me las puedo comprar de nuevo”.

7. Maserati Quattroporte: “Ahora, si tuviese quedarme con uno solo de todos los que tengo en este momento, creo que sería el Quattroporte GTS. Tiene 530 caballos, prestaciones extraordinarias, y puedo ir a cualquier lado con los chicos atrás”.

8. Ferrari 355: “Mi familia es de Junín. A los 19, en una visita a Buenos Aires, vi salir de la cabina de peaje una Ferrari 355 acelerando. Me hechizó. Fui a una de las revistas de autos que compraba para ver el precio y el cálculo que hice fue cuántas hectáreas del campo de mi padre –que había fallecido hacía poco– tenía que vender para comprarme ese auto. Me avergoncé bastante de solo haberlo pensado, cerré la revista y me dije “nunca voy a tener esto”. Diez años después ya tenía la 355, mi primera Ferrari, sin haber tenido que vender nada que no fuese mío. Me la gané de paragolpe a paragolpe”.

9. Aston Martin Valkyrie: “Muchas veces me preguntaron qué auto me parecía el más lindo. Y me respuesta es siempre la misma: para mí, el auto más lindo es el que anda más rápido. Como las prestaciones son prácticamente lo único que me interesa en los autos, uno que hoy me llama mucho la atención es el Aston Martin Valkyrie. Tiene más de 1.000 caballos, y un diseño absolutamente orientado a la aerodinámica. Es un auto de pista, con mucha tecnología de Fórmula 1 por la alianza con Red Bull”.

10. Porsche 911 GT2 RS: “Me gusta mucho la marca Ferrari, pero sé que no es la única marca que hace autos potentes y rápidos. Así que también tengo un GT2 RS de la última generación (creo hay sólo cinco en Argentina). Tiene 700 caballos, ya lo aceleré, y me parece que la 488 Pista es más rápida. Estoy esperando que llegue otra (la anterior la vendí) y si en ese momento todavía tengo el Porsche me voy a terminar de sacar la duda”.

* Bonus Track I – Dragón Ford GT2000: “Desde chico lo único que quería era correr en autos, pero también acataba mucho las órdenes y pedidos de mis padres, y ellos me lo tenían prohibido. Pero cuando algo te apasiona no hay nada que te pueda detener. A los 28 me anoté en la escuela de pilotos de José Bianchi, empecé a correr y nunca más paré. El Dragón con motor Focus 2 litros es el auto con el que gané cuatro campeonatos y más de 25 carreras en la categoría de Sport Prototipos GT 2000. Debe ser uno de los pocos autos a los que puedo decir que le tengo un afecto especial. Pero insisto, si mañana viene alguien y me pone la plata que creo que vale, lo pongo en una plancha y se lo mando: no se me mueve un pelo”.

* Bonus Track II – Pullman General Belgrano: “En mi lista hay autos realmente espectaculares, pero nunca me voy a olvidar del vehículo que me trajo a Buenos Aires para empezar a estudiar Medicina. No sé qué “modelo” habrá sido (un chasis Mercedes-Benz carrozado por Marcopolo, tal vez), pero nunca me olvido de que vine de Junín en micro. Eso me pone los pies en la tierra”.

***

FICHA TÉCNICA DE MÁLEK FARA

* Película de autos: “Le Marginal” (1983)
* Canción rutera: Canon en Re Mayor (Johann Pachelbel, 1680)
* Marca de autos: Ferrari
* País de autos: Italia

* Prioridades en un auto
1. Performance/diversión
2. Seguridad
3. Diseño/onda
4. Status/marca
5. Calidad/confort
6. Usabilidad/practicidad
7. Conectividad
8. Bolsillo

***

Ferrari 458 Speciale. Dos de los cuatro autos de Maranello que Málek Fara ingresó en una semana -y en plena cuarentena- a la Argentina. Leer más.

Click en la imagen para ampliar. Foto: @CuatroTiempos_

Click en la imagen para ampliar. Foto: @CuatroTiempos_

Click en la imagen para ampliar. Foto: @CuatroTiempos_

Conseguí tu Revista Miura acá.



Link a la fuente

Article Categories:
Motores

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es_ARSpanish
es_ARSpanish