24.2 C
Córdoba
23 octubre, 2019
Peipus.com.ar

Tantas veces lo mataron…y sigue resucitando

Hoy, hace exactamente 106 años, fue fundado el Club Atlético Talleres.

Pasó más de un siglo desde 1913, cuando los operarios de los Talleres del Ferrocarril Central Córdoba, la mayoría descendientes de ingleses, decidieron ponerle fin a muchas horas de debates y charlas, destinados a la concreción de una idea que lo motivaba: conformar un club en el que pudieran distraerse de tantas horas de laburo al costado de las vías férreas y practicar deporte.

Y fue en el hogar de Ángel Savatelli, que aquel grupo de entusiastas jóvenes, que nació ese club, que con el paso de los años se fue convirtiendo en una institución señera en el fútbol cordobés. Su primer nombre fue Atlético Talleres Central Córdoba, que se cambió por el actual en 1917.

Repasar la rica y fedunda historia de Talleres excede este artículo. Además, todos los hinchas albiazules la conocen, en menor o mayor medida. El último sobreviviente de aquellos años en el que país comenzaba a industrializarse a partir del tendido ferroviario, el ya mítico Francisco “Paco” Cabasés, falleció en mayo de este año, con 102 años, cuatro menos de los que hoy cumple el CAT.

Fue el último testigo de tantos capítulos que hoy no tienen quien los narre a modo de testimonio de quien los vivió. Pero su figura quedó grabado para siempre en la Boutique de barrio Jardín, que lleva su nombre.

Pasó tanta agua bajo el puente... episodios gratos e ingratos, que hacen a la historia integral de la institución. Desde aquel equipo glorioso de los ’70 que armó un gran dirigente como Amadeo Nuccetelli, hasta la quiebra en 2004 que prologó la caída a pique del club hasta descender al Argentino A.

Pero hoy la realidad es otra. Talleres se reconstruyó y volvió a ser aquel club emprendedor e innovador que soñaron sus fundadores.

Está afianzado en Primera División, el riesgo de tocar fondo nuevamente está definitivamente alejado y es un club al que  sólo le queda por delante seguir creciendo. Continúa siendo un club manejado por sus socios y ese no es un dato menor, después de una quiebra de la que costó mucho salir, entre otras cuestiones, por los gerenciamentos que poco hicieron para sacarlo de su decadencia.

Hoy, después de la ciclópea tarea de un Fondo de Inversión que sentó las bases para el renacimiento, le toca a Andrés Fassi presidirlo, en una etapa de afianzamiento de prosperidad institucional y de crecimiento en todas sus áreas, y no sólo en la del fútbol.

Pero lo importante es que Talleres sigue siendo una parte importantísima no sólo del fútbol, sino también de la cultura de los cordobeses, de su idiosincracia.

Ser de Talleres implica también entender que el fútbol es un modo de vida, de educación y de inoculación de valores.

Tantas veces lo mataron a Talleres, pero sigue estando aquí, resucitando.

¡Feliz 106 aniversario, Talleres!.

Este fin de semana el equipo no jugará por la Superliga, pero los hinchas, socios y simpatizantes albiazules, tienen otro motivo más que importante para alzar sus copas y brindar. 

NEWSLETTER DE TALLERES

La mejor información sobre la “T”, todos los martes y viernes en tu correo.



Link a la fuente

Temas relacionados

Volver a empezar: los cinco regresos más importantes de la historia de Del Potro

admin

¡Vuelve la Liga! El programa para este fin de semana del fútbol cordobés

admin

Triunfo clave de la Argentina ante Uruguay en el hexagonal del Sudamericano Sub 17

admin