12.9 C
Córdoba
16 octubre, 2019
Peipus.com.ar

Todo a ganador: River apuesta por la Copa Argentina y sueña con la Triple Corona

















Nacho Fernández, eje de un equipo millonario que sueña con la Copa Libertadores y tampoco descuida la Superliga Fuente: LA NACION – Crédito: Soledad Aznarez

La final de la
Copa Libertadores se jugará el sábado 23 de noviembre, en el estadio Nacional, de Santiago, Chile, desde las 17.30. Por primera vez, habrá un único partido para la definición.
River está instalado en las semifinales: en el primer encuentro, se impuso por 2 a 0 sobre
Boca, en el Monumental. El desquite será el próximo 22, a las 21.30, en la Bombonera. Es el primer desafío. La otra llave es exclusiva para brasileños: un día después, Gremio y Flamengo, en Porto Alegre, resolverán el otro clasificado. En el primer encuentro, empataron 1-1. En la última etapa, con
Marcelo Gallardo, River logró dos trofeos: en 2015, frente a Tigres, de México, y en 2018, contra Boca, en Madrid.









































La última fecha, la 23, de la Superliga, se jugará el 1° de marzo de 2020. Ese domingo, el equipo millonario se enfrentará con Atlético Tucumán, en el Norte, aunque lógicamente no se puede saber si tendrá posibilidades matemáticas de consagrarse en el único torneo que le falta al exitoso ciclo del Muñeco. Está en el segundo orden de preferencias. Una cuenta pendiente. Hoy, ahora mismo, cumplido el noveno capítulo, está tercero en la tabla, con 17 puntos, a cuatro de Boca, el líder. Es el equipo que más goles marcó, con 19.


























La final de la Copa Argentina se jugará el 27 de noviembre, en horario y sede por designar. El conjunto de Núñez jugará esta noche, a las 20.30, frente al sorprendente Almagro (eliminó a Boca y dejó en el camino a Talleres), en Mendoza, en busca de las semifinales. En las otras llaves, instalados en los cuartos de final, van a cruzarse Colón frente a Estudiantes de Buenos Aires, el próximo 16 -en el mismo destino hipotético de River-; Independiente con Lanús (el 25 de octubre) y Central Córdoba, de Santiago del Estero con Estudiantes de La Plata (también, el 16). Es el tercer objetivo de River, que con Gallardo logró el certamen en 2016 y 2017.

















En el historial entre River y Almagro se registran seis partidos, con ventaja para el equipo millonario, con cinco triunfos contra uno. Esa única victoria de Almagro fue hace 15 años, el 14 de octubre de 2004 en el estadio Monumental, por la 10ª fecha del Apertura. La victoria fue de 2 a 0, con goles de Maximiliano Castano y Osvaldo Miranda, el equipo era dirigido por Enrique Hrabina-Juan Amador Sánchez, mientras que River tenía como DT a Leonardo Astrada y como titular a… Gallardo.


















River corre, juega, descansa, piensa y gana. Por ahora, gana, con su estímulo arrollador, a tal punto que tiene una ambición extraordinaria: conquistar la Triple Corona. Detrás del esfuerzo colectivo, un interrogante: el trajín, a veces, deja secuelas físicas. El regreso de Juan Fernando Quintero, luego de una grave lesión, y la vuelta de Leonardo Ponzio, el símbolo, en el último tramo de su carrera, garantizan frescura y experiencia en un par de huecos. Pero algunos jugadores están al límite, como Lucas Pratto, como Nicolás de la Cruz. El riesgo es noble, pero siempre hay que dejar una puerta abierta a la precaución.









¿Y si pierde un soldado con la mira en el choque contra Boca? Será, el de esta noche, un equipo ideal, con los mejores intérpretes y el N°10 y el capitán en el banco de los suplentes. “Vamos a apuntar a todos los frentes y, si podemos llegar al final, mejor. Si no, haremos el esfuerzo. Lo importante es que sigamos con una idea clara de juego, después lo demás decanta por sí mismo. Tratamos de imponernos más allá de los rivales; a veces se da con claridad y diferencia, y otras no”, contó el entrenador, tiempo atrás. Y Rafael Santos Borré amplía el concepto: “Para nosotros lo más importante siempre va a ser que el equipo gane, que consigamos los objetivos. Estamos bien en todos los frentes, nos sentimos a gusto, y en el juego nos vamos sintiendo cómodos. Ir ganando partidos nos brinda confianza”.

Esa confianza, tal vez, es la que resuelve la formación en cada circunstancia. En los tres ámbitos, Gallardo se inclinó por el mejor repertorio, aunque seguramente contra Arsenal, en Sarandí, por la próxima fecha de la Superliga, no jueguen todos los titulares, a sólo unos días de la definición en la Bombonera rumbo a la primera de las tres “finales” que pretende el Muñeco.









En realidad, la única que quita verdaderamente el sueño.







ADEMÁS









Link a la fuente

Temas relacionados

El presidente de Gimnasia: “Pensamos a Maradona en un largo plazo”

admin

Dayro Moreno y el triunfo de Talleres: Nos propusimos jugar cada partido como una final y lo estamos haciendo

admin

Hambre de gloria: el argentino que festejó el título con Gremio comiendo fideos en el vestuario

admin