11.3 C
Córdoba
22 abril, 2019
Peipus.com.ar

Tras la reunión con Trump, Bolsonaro le concedió a EE.UU. una cuota anual de 750.000 toneladas de trigo sin aranceles


















Bolsonaro visitó a Trump en la Casa Blanca Fuente: AFP



La decisión de Brasil de habilitar para los Estados Unidos una cuota anual de 750.000 toneladas de trigo sin aranceles para ingresar en su mercado puso en alerta a sectores de la cadena del cereal en la Argentina.





























En el país, el principal abastecedor de trigo a Brasil, las reacciones van desde el rechazo a esa medida, que Donald Trump consiguió hoy tras recibir en la Casa Blanca a su par Jair Bolsonaro, hasta las voces que creen que eso llevará tiempo implementarse y antes tendrá que pasar varios filtros, incluso en el Mercosur y en la Organización Mundial del Comercio (OMC). En ese contexto, algunos no ven con preocupación esa avanzada que consideran “aislada”. Otros, en cambio, sí la ven porque, según informó la Casa Blanca, la cuota será anual.

Según un relevamiento de Eugenio Irazuegui, de la firma Zeni, el año pasado Brasil aumentó un 16,9% sus importaciones de trigo a 7,04 millones de toneladas. Fue el volumen más alto en cinco años.















La Argentina colocó unas 5,94 millones de toneladas y cubrió el 84,4% de las compras brasileñas. El segundo y el tercer lugar fueron ocupados por Paraguay y EE.UU., cuyos envíos totalizaron 339.844 toneladas (4,8%) y 273.631 toneladas (3,9%), respectivamente.















Después completaron el listado Canadá con 197.282 toneladas (2,8%) y Filipinas con 109.792 tn. (1,6%). En tanto, las 177.721 toneladas restantes fueron cubiertas con cargas de Uruguay y buques de procedencia tailandesa, según Irazuegui.

“Es algo que no estoy de acuerdo con que Brasil haga esto; acá (por la Argentina) tiene volumen, la calidad y precio de mercado. No entiendo por qué ir a buscar a otras latitudes”, señaló Diego Cifarelli, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM).








Cifarelli remarcó que después de mucho tiempo se llegó a un equilibrio en la balanza comercial con el vecino país donde el trigo es fundamental.








Vale recordar que el trigo tiene la protección arancelaria del Mercosur del 10%. En otras oportunidades, cuando la Argentina no tenía mercadería suficiente por las trabas del gobierno anterior a la exportación, el vecino país recurrió a cuotas para facilitar el ingreso de mercadería de otros orígenes, como los Estados Unidos.

Según informó Reuters, tras la reunión Trump-Bolsonaro Brasil va a implementar una cuota de 750.000 toneladas sin aranceles. Ambos países también acordaron condiciones técnicas para la importación de carne de cerdo de EE.UU. en Brasil. Además, habrá una visita de autoridades sanitarias norteamericanas al vecino país, lo que podría ser un paso para que Brasil vuelva a vender carne vacuna a EE.UU. Vale recordar que en 2017 EE.UU. suspendió importaciones tras el caso de la carne adulterada en frigoríficos brasileños.








“Estamos viendo cómo evoluciona el esquema”, dijo Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-Cec). Según Idígoras, como no hay una cuota de Mercosur para algo así, el tema tendría que pasar por el bloque regional e incluso hasta por la OMC por la misma razón.

“Es un proceso largo y no tan simple de establecer la cuota”, apuntó Idígoras. Agregó que en el corto plazo no habría impacto para las ventas argentinas a Brasil.

En 2017, los industriales molineros de Brasil querían que se abriera una cuota de 750.000 toneladas extra Mercosur. En su momento, el gobierno argentino logró frenar esa movida.

De acuerdo a Zeni, las exportaciones de trigo de EE.UU. hacia Brasil bajaron “notablemente en los últimos tiempos”. Del pico de ventas por 3,48 millones de toneladas en 2013, cuando la Argentina estaba limitada para exportar, el volumen pasó a 1,23 millones en 2016 y a 340.088 toneladas en 2017. En tanto, como se dijo, fueron 273.631 toneladas en 2018.

“Hoy esta cuota no debería ser un problema para la Argentina, porque Brasil debe importar 7 millones de toneladas, con lo cual 750.000 no es un problema”, dijo Javier Buján, de la firma Kimei Cereales. Para Buján ese trigo de EE.UU podría ir más para el norte de Brasil que para el resto del país.

No obstante, evaluó que la “señal” no es buena para la Argentina. “Desde ya si sos molinero brasileño intentarás utilizar la noticia para tu beneficio y ‘
jeringuear’ más a la oferta argentina. El tema es cómo sigue en el futuro la revisión de los aranceles extra Mercosur más allá de esta cuota puntual”, opinó.



















Link a la fuente

Temas relacionados

Para la Rural, las retenciones “están causando estragos” en las economías regionales

admin

Infocampo Las claves del nuevo Plan de Brucelosis Bovina que presentó el Senasa en Expoagro

admin

Infocampo Michelin exhibió en Expoagro toda su línea de neumáticos para el agro

admin

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia. Aceptar Saber más

Política de uso de Cookies y Privacidad