25.3 C
Córdoba
7 diciembre, 2019
Peipus.com.ar

Tras su “torneazo” en Roland Garros, “el Topo” Londero ya es de elite

Valía la pena aferrarse a todo. Intentar mantener el orden de las cosas que habían dado resultado para llegar hasta los octavos de final. Que enfrente estuviera el número dos del mundo y máximo ganador de Roland Garros, Rafael Nadal, era sólo una circunstancia que iba a ser determinante para el después. Perder en la Philip Chartier era lo lógico. Ganar hubiera sido lo épico. Pero no hubo sorpresa y Juan Ignacio Londero se despidió ayer del Abierto de Francia al caer 6/2, 6/3 y 6/3 frente al “rey” del polvo de ladrillo.

Por las dudas, contó con su hinchada fortuita que se transformó en cábala en Roland Garros. Y el grupo de cordobeses que lucen galeras se alquilaron una van para viajar desde Londres a París y seguir haciéndole el aguante al campeón del Córdoba Open.

“Tienen mucho que ver por el aliento que me dieron en los momentos difíciles”, les escribió el tenista de Jesús María y les tocó el corazón a los cordobeses, quienes ya habían perdido un tren rumbo a la capital inglesa el viernes para ver el partido de Londero frente al local Corentin Moutet. Y después de sólo un día en Londres se levantaron a la madrugada para volver a ese escenario que tiene magia para el tenis y que, sin dudas, estos días tuvo magia para Córdoba.

#Está jugando bien, tiene victorias importantes, un buen potencial y un ritmo de juego elevado. Es peligroso en esta superficie”, dijo Rafa Nadal sobre Londero. (AP)

Juan Ignacio, su equipo de trabajo, su familia… todos se ocuparon de hacerles saber a los hinchas que tenían que estar otra vez en París. “El domingo hacemos historia en la Philip Chartier”, les prometió “el Topo”, y ellos volvieron para acompañarlo en esa empresa.

La historia sigue

Sólo las rondas clasificatorias a los Másters 1000 de Indian Wells y Miami sacaron al “Topito” del polvo de ladrillo este año. Con la clasificación por primera vez en su carrera al cuadro principal de Roland Garros, el cordobés eligió la tierra batida para desandar el camino que lo separó de su consagración en el ATP cordobés hasta su glorioso debut en París.

Pero aquel título que significó el resurgir de Londero a comienzos de febrero, también le otorgó la posibilidad de jugar en “la Catedral” del tenis. Wimbledon, que se disputará del 1 al 14 de julio, será la próxima credencial que mostrará “el Topito” para contarle al mundo que está en la elite.

Primero descansará en Córdoba y tratará de disfrutar todo lo vivido en el Abierto de Francia con su gente. Después se irá a entrenarse a Buenos Aires y viajará a Gran Bretaña para jugar sobre césped en Eastbourne, la semana previa al Grand Slam.

En ese camino seguirá su lucha por “mejorar en lo físico”, algo que su entrenador, Andrés Schneiter, entiende que “faltó” ayer en el juego contra Nadal.

“Se vio que nos faltó físico. No vi tanto problema a nivel tenístico. De hecho, sentí que por momentos le costaba a Nadal aguantarle al pelota. Juan le pegaba más fuerte. Pero el poder estar todos los puntos con la intensidad a full es a lo que tenemos que seguir apostando”, le dijo a Mundo D desde Francia.

Para eso seguirán con el trabajo del preparador físico Roberto Maccione, a quien incorporaron después del triunfo en Córdoba. La idea es que Londero pueda sumar aún más de los dos kilos que ganó desde febrero hasta hoy.

“Gané tres partidos, jugué con Nadal, sentí que jugué bien… Me voy muy feliz porque sentí que me pude desenvolver bien en la cancha”, dijo “el Topo” sobre su torneo en París. (AP)

El resto vendrá con el roce. Con seguir en la elite.

Juan viene mejorando todo el tiempo. Lo que más mejoró es su intensidad en los entrenamientos y en la cancha”, destacó Schneiter, quien remarcó: “Hemos encontrado la manera de jugar. En el tenis es muy importante tener claro a lo que jugás. Eso te da herramientas para agarrarte de lo que sabés hacer cuando tenés situaciones complicadas. Eso te ayuda a nivel mental. Te da fuerza, te da coraje”.

Para alcanzar ese conocimiento, el cordobés “entendió que si jugaba un tenis agresivo y vertiginoso, tenía que aceptar los errores”.

“Lo que siento es que Juan necesitaba adaptación a la elite. Ahora que se dio cuenta que puede jugar a este nivel, le irá bien porque tiene un tenis espectacular para jugar en cualquier superficie”, cerró entrenador pensando en lo que viene. Que, parece, será mejor.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 3/06/2019 en nuestra edición impresa.



Link a la fuente

Temas relacionados

Londero pone primera en el US Open

admin

Recuperaron una cancha que estuvo 28 años abandonada y ahora tiene césped sintético

admin

Guiñazú y el Talleres que se viene: “Estará para cosas muy grandes”

admin