24.7 C
Córdoba
7 diciembre, 2019
Peipus.com.ar

Un arco sin dueño: los 12 candidatos que estudia Scaloni para asignar los guantes de la selección


















Franco Armani, el arquero en el último partido oficial del seleccionado, la derrota por 4-3 a manos de Francia en Rusia 2018. Fuente: LA NACION – Crédito: Aníbal Greco



Aun discutido, durante casi una década el arquero de la

selección argentina

fue

Sergio Romero

. Algunas veces se convirtió en héroe, perdió tres finales, se sentó en la mesa chica de los históricos y pulverizó todos los récords de una leyenda como Ubaldo Fillol. Para entender mejor la dimensión de
Chiquito Romero debajo del arco albiceleste: desde su debut, la Argentina jugó 131 partidos, y en 96, él se adueñó de la titularidad. La diferencia con los demás se volvió abismal, por eso Andújar, Orion, Diego Pozo, Adrián Gabbarini, Juan Pablo Carrizo, Campestrini, Nelson Ibáñez, Javier García, Ustari y hasta
Willy Caballero, Nahuel Guzmán, Gerónimo Rulli, Agustín Marchesín, Franco Armani y Paulo Gazzaniga debieron conformarse con poco. Con muy poco. Todos ocuparon una función casi decorativa. Hasta ahora. El arco está abierto como hace mucho tiempo no ocurría y

Lionel Scaloni

se enfocó en su refundación.





























Las cartas esta vez parecen marcadas para Romero, más allá de que él esté dispuesto a resistir. Al final de la temporada 2013, Chiquito había completado 33 partidos en Sampdoria, una continuidad que nunca más iba a disfrutar en su carrera. Ni en Monaco ni en Manchester United. Pero tanto aislamiento en los clubes encontraría refugio en la selección, y así confiaron en él sucesivamente Sabella, Martino, Bauza y Sampaoli. Hasta la lesión, hasta hace un año, cuando un golpe con Diego Costa en el 6-1 de España ante la Argentina lo sacó de la cancha, primero, y prácticamente de la selección, después. Estaba confirmado en la lista mundialista para Rusia, pero un bloqueo articular en la rodilla derecha le arrebató su tercer Mundial. Esta temporada apenas ha disputado seis partidos en los Diablos Rojos -incluso, uno con el equipo Sub 23-, apenas 517 minutos. Y Scaloni no piensa aprobar la falta de rodaje de un arquero que, a los 32 años, ya no tiene proyección.

De todos modos, en el inicio de su ciclo interino, Scaloni citó a Romero. Luego, no pudo jugar aquellos primeros amistosos con Guatemala y Colombia, en septiembre de 2018, porque el arquero del United todavía no había superado completamente la operación que demandó la lesión que lo excluyó del Mundial. Ese llamado, y el que llegaría al mes siguiente para los duelos con Irak y Brasil, encerraban algo de reconocimiento, casi un homenaje para el arquero que más veces -96- vistió el buzo de la selección en su historia. Pero Scaloni le aclaró que sin continuidad sería imposible sostenerlo.


















Sergio Romero atajó en 96 de los últimos 131 partidos de la selección argentina; es uno de los históricos que quedan desplazados por decisión de Lionel Scaloni.
Sergio Romero atajó en 96 de los últimos 131 partidos de la selección argentina; es uno de los históricos que quedan desplazados por decisión de Lionel Scaloni. Fuente: AFP












El llamado para los amistosos de noviembre del año pasado ante México terminaron por clarificar la situación: el técnico citó a cuatro arqueros y se repartieron los 180 minutos entre Marchesín, Rulli y el debutante Gazzaniga. Romero ya no jugó y probablemente su despedida haya sido en la derrota con Brasil, en Yeda, Arabia Saudita, cuando un cabezazo del zaguero Miranda en tiempo adicionado contó con la débil reacción de Romero para transformarse en el gol de la victoria.


“Se me ha criticado mucho”

Romero ayer eligió tomar la palabra tras conocer que no estará en los próximos amistosos: “Si juego cuarenta partidos al año, ¿quién me va a sacar de selección a mí? No me saca nadie. Les cuesta sacarme con 12 partidos, imaginate si juego 40”, le dijo socarronamente al exdefensor Sebastián Domínguez, por ESPN. Y agregó: “Cuando hago un repaso de los partidos, creo que los errores que pude haber cometido se cuentan con una mano. En los últimos años se me ha criticado mucho y me han tratado de dejar afuera porque juego poco en el club. Y yo no necesito jugar 40, 50 o 60 partidos al año para demostrar lo que soy con una camiseta que he defendido más que con el corazón”, declaró con vehemencia. Advirtiendo que al menos él no se dará por vencido.








Pero en definitiva, los tres arqueros que más convocatorias tuvieron en los últimos tiempos pertenecen a la historia de la selección: quedó muy relegado Romero y ni Wilfredo Caballero (37 años; Chelsea) ni Nahuel Guzmán (33; Tigres de Monterrey) figuran en los planes de Scaloni.








“Necesitamos ver jugadores en el puesto de arquero. No tenemos totalmente decidido quién va a atajar desde el inicio en los próximos partidos amistosos”, advirtió Scaloni. Algo se puede anticipar: de los cuatro citados, atajarán tres. Tal vez Armani juegue contra Venezuela, y en el duelo con Marruecos se repartan un tiempo Andrada y otro Musso o Marchesín. “Armani siempre estuvo en la lista de convocados, o por lo menos lo que sé yo, que soy el que la da”, lanzó irónico Scaloni. “Es un puesto que es evidente que necesitamos otros jugadores. A Romero y Rulli los conocemos, por eso seguimos con la sintonía de ver a otros”, completó el entrenador.




Como a varios otros jugadores, el paso de Esteban Andrada a uno de los dos clubes más grandes (Boca) parece haber sido disparador de una oportunidad en el equipo nacional.
Como a varios otros jugadores, el paso de Esteban Andrada a uno de los dos clubes más grandes (Boca) parece haber sido disparador de una oportunidad en el equipo nacional. Crédito: @Boca





Armani parte con ventaja, solo eso. El puesto no es suyo. Singularmente, en el recuento de los seis amistosos que hasta aquí enhebró el ciclo Scaloni, quien más minutos atajó fue Romero, con 180, seguido por Rulli (148), Armani y Marchesín, ambos con 90, y Gazzaniga, con 32. Entre esos cinco apellidos, la selección solo recibió un gol: el que Brasil le convirtió a Romero. Pero hubo razones de fuerza y fortuitas. En condiciones ideales, Armani habría sumado más minutos. ¿Qué pasó? El arquero se River se perdió dos convocatorias: para la de octubre (Irak-Brasil), Scaloni aceptó liberarlo ante un pedido de Marcelo Gallardo porque Armani arrastraba una molestia, y para los amistosos de noviembre contra México, el técnico de la selección liberó a todos los futbolistas de Boca y de River porque atravesaban la serie definitoria de la Copa Libertadores. En definitiva, solo un cotejo disputó Armani luego del Mundial de Rusia, donde hizo su estreno en la victoria ante Nigeria.

Señalado por no haber tenido actuaciones consagratorias, o salvadoras, justamente en la Copa del Mundo, en una entrevista con LA NACION aceptó que él tampoco se quedó conforme con su rendimiento: “Podría haber hecho algo más en los goles de Francia. Por ejemplo en el tercero, de Mbappé, que me pasó por abajo”, confesó. El puesto está abierto, y la convocatoria de ocho guardavallas en el ciclo de Scaloni lo certifica. Pero si hoy fuese el debut en la Copa América, contra Paraguay, en Salvador de Bahía en la apertura del Grupo B, atajaría Armani.

“Hay que trabajar para el futuro de la selección. Cuantos más jugadores veamos, mejor”, anticipó Scaloni. Y esa definición se ajusta muy bien al arco, donde además de los que ya jugaron, como Armani, Marchesín, Rulli, Romero y Gazzaniga, también fueron citados Guido Herrera, de Talleres; Esteban Andrada, de Boca, y Juan Musso, el exarquero de Racing entre 2012 y 2018, de 24 años, que esta temporada lleva 17 partidos en el calcio con Udinese. Ayer recibió un duro cachetazo: Juventus, sin Cristiano Ronaldo, con un equipo alternativo porque reservó los titulares para el desquite con Atlético de Madrid por la Champions League, le convirtió cuatro goles.




Gerónimo Rulli volvió a ser titular estaba en Real Sociedad, luego de una serie de errores que lo enviaron al banco de suplentes en la temporada anterior.
Gerónimo Rulli volvió a ser titular estaba en Real Sociedad, luego de una serie de errores que lo enviaron al banco de suplentes en la temporada anterior. Fuente: AFP

Pero la lupa de Scaloni no termina en los arqueros citados, sino que se amplía con otros que están bajo observación. Hay, al menos cuatro más. Walter Benítez, que se quedó en la puerta de sumarse a esta gira. ¿Quién es? Tiene 26 años, fue el arquero del Sub 20 en el Sudamericano de 2013, debutó en primera en 2014 en Quilmes de la mano de Caruso Lombardi, y desde 2016 ataja en Niza, de la Ligue 1 francesa. Esta temporada suma 27 partidos por todas las competencias, y marcha octavo en el torneo, con la ilusión de alcanzar la clasificación para alguna copa europea. Pero además, Ezequiel Unsain, el arquero de Defensa y Justicia que hoy cumple 24 años; Jeremías Ledesma, 26, de Rosario Central, y Manuel Roffo, de 18 años, de Boca, que integra el seleccionado Sub 20, aparecen en una carpeta de futbolistas locales con diferente proyección, desde el viejo anhelo de conformar un equipo criollo, hasta el armado del equipo que el año próximo jugará el Preolímpico en Colombia para conseguir un pasaje a los Juegos de Tokio 2020. Porque pasó el tiempo y el arco de la selección debe atender el futuro.



















Link a la fuente

Temas relacionados

Feliciano López, a fondo con LA NACIÓN: “Habrá un vacío grande cuando Federer y Nadal se vayan”

admin

Gimnasia-Newell´s, Superliga: los dos necesitan recuperarse

admin

TC2000: Moscardini ganó bajo la lluvia

admin