18.2 C
Córdoba
16 diciembre, 2019
Peipus.com.ar

Un protocolo para que trabajadores con adicciones no pierdan el empleo

Asistencia a los trabajadores con adicciones. Esa es la problemática que busca abordar el protocolo que recientemente publicó el Ministerio de Trabajo de la Provincia en el Boletín Oficial y que se complementa con el manual de recomendaciones diseñado en conjunto con la cartera de Salud provincial y otras organizaciones del sector.

En la actualidad, los trabajadores que padecen una enfermedad de este tipo se encuentran en una suerte de laguna legal. No hay ningún tipo legislación específica que contemple esta situación en el país. Ergo, carecen de herramientas que les permitan articular un tratamiento de rehabilitación con sus empleos y, en muchos casos, terminan perdiéndolo y agravando su condición.

“Estas medidas que estamos implementando en el ámbito provincial buscan dar una respuesta a un problema concreto. Hoy no hay un marco regulatorio que atienda la particular situación de un trabajador que tiene algún tipo de actividad adictiva para que sea tratado de manera adecuada y tenga la posibilidad de recuperarse”, explicó a La Voz el ministro de Trabajo de la Provincia, Omar Sereno.

Si bien aún no tiene una fecha precisa para su aplicación, Sereno aseguró que en noviembre esperan que esté operativa esta herramienta. Algunos aspectos ya se han puesto en marcha; sin embargo, resta vincularlos entre sí.

Las adicciones no son causal de despido de acuerdo con la ley laboral. Pero los efectos que producen, como las faltas injustificadas o los errores reiterados, terminan siendo la causa eficiente de una desvinculación.

Trabajo

Este nuevo paraguas normativo se centra en la conservación del trabajo. Busca que una persona que padece una adicción pueda mantener su actividad, en la medida de lo posible, como un factor importante para su rehabilitación tanto social como económicamente.

“El objetivo no es que la persona pierda su trabajo, sino que se recupere para que pueda continuar con su actividad y siga siendo productiva. El cuidado del empleo aquí es fundamental, siempre y cuando no se torne en un riesgo para sí mismo o para su entorno”, explicó Darío Gigena Parker, secretario de Prevención y Asistencia a las Adiciones de la Provincia.

El especialista destaca la importancia de contar con una herramienta, que antes no existía y que posiblemente no tenga antecedentes a nivel nacional, con la excepción de la provincia de Neuquén.

Para Sereno, por su parte, este nuevo abordaje viene a dar una respuesta a una problemática que planteaban tanto empleadores como empleados.

“La problemática de las adicciones dentro del mundo del trabajo está generando muchos inconvenientes. Nadie sabe bien qué hacer. Si esto se sanciona, puede afectar de manera negativa y empeorar la condición de la persona, y, por otro lado, si se hace caso omiso a las señales de alarma, puede afectar la seguridad del propio trabajador”, dijo Gigena Parker.

De acuerdo con el último estudio de adicciones en el mundo laboral del Observatorio Argentino de Drogas, más del 60 por ciento de las personas que tiene algún tipo de problema con las adicciones posee empleo.

Esta prevalencia que se da en el consumo de drogas psicoactivas incluye también el alcohol. El programa también contempla los casos de ludopatía. Sin embargo, el tabaquismo no está incluido, ya que no afecta el comportamiento de las personas, a pesar de ser también una adicción y de acarrear problemas de salud.

Herramienta

El protocolo, en sus 28 artículos, viene a establecer algunos resortes para que tanto los empresarios como los trabajadores puedan abordar las adicciones. Este dispositivo, que se complementa con un manual de prevención, fue elaborado por la Mesa de Enlace para la Prevención de Adicciones en el Mundo del Trabajo, que integran los ministerios de Trabajo y de Salud, representantes del sector obrero y las cámaras empresariales y colegios profesionales.

Si bien no establece plazos ni medias taxativas para el tratamiento de personas con adicciones –ya que cada caso tiene su particularidad–, fija una serie de acciones para que el trabajador solicite asistencia y puedan participar también las empresas y su entorno laboral, es decir, sus compañeros y superiores.

“Este protocolo le permite al trabajador incorporarse a la red de tratamiento de adicciones. De esta manera se somete a un plan de contención, que es la principal razón de esta iniciativa. Esta no es una normativa de fondo, sino que aporta mecanismos para que los empleados y las empresas tengan elementos para enfrentar esta problemática”, describió Sereno.

“Cuando haya algún incidente dentro de una empresa o un espacio laboral, habrá un procedimiento si la persona pide ayuda. Cómo se maneja el ausentismo, la articulación con el tratamiento, qué rol cumple el empleador, qué marco legal tienen ambos. Esas son las preguntas que busca resolver este trabajo”, dijo Gigena Parker.

Dispositivo único: asistencia a empleados

El protocolo contempla una mirada integral del problema.

Prevención. El programa contempla también instancias de prevención y charlas informativas sobre las consecuencias de las adicciones.

Incorporación. El pedido para incorporarse a un tratamiento puede ser a simple pedido de un trabajador o que algún compañero o empleador capten esta situación y busquen abordar este problema.

Asistencia. Para mayor información, comunicarse con el Centro Asistencial Córdoba, (0351) 429-1319/21, Rosario de Santa Fe 374.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 25/08/2019 en nuestra edición impresa.



Link a la fuente

Temas relacionados

Un conductor discutió con un taxista y le tiró gas pimienta: “Me invitó a pelear”

admin

El último adiós de Macri a su padre y el triunfo de Racing, en las tapas de los diarios argentinos

admin

Control de la carne picada | Carnicerías

admin