14.2 C
Córdoba
19 septiembre, 2019
Peipus.com.ar

Will Smith, te pedimos perdón: un genio a la altura de las circunstancias

Cuando Disney anunció el cronograma de remakes de clásicos animados en “acción real” generó una mezcla de emoción y miedo entre quienes crecimos viendo estos títulos.

Sabíamos que nuestro niño interior nos iba a catapultar a las salas de cine con cada estreno, pero también éramos conscientes de que al comprar la entrada, el ticket vendría acompañado de un terror subyacente. ¿Qué haríamos si interés comercial de la productora por seguir ganando millones con historias que fueron exitosas en el pasado terminaba por arruinar nuestros recuerdos de la infancia? ¿Se lo permitiríamos? ¡Tantas emociones en juego!

Con el estreno de La Bella y La Bestia, protagonizada por Emma Watson, Disney demostró que estaba a la altura de complacer a los nostálgicos más exigentes pero… ¿Qué pasaría cuando llegara Aladdín?

En diciembre de 2018 la productora publicó las primeras fotos y afiches oficiales de esta película y rápidamente las redes, que funcionan como un termómetro de la opinión pública, se alarmaron por la elección de Will Smith como genio.

Los avances revelaron que el personaje en cuestión no iba a ser una animación CGI  (Imagen generada por computadora) al que el actor le pondría su voz –como muchos suponían– sino que se trataría de una versión azulada de “carne y hueso” que, según el presentimiento generalizado, conduciría a la ruina a uno de los personajes más queribles del filme.

Meses después, y con la película en cartelera, debemos pedirle disculpas a Will Smith. El actor claramente está a la altura de las circunstancias. Es una versión actualizada y moderna del entrañable genio de Robin Williams.

A través de su interpretación, Will le aporta alegría, color y divertimento a la historia, algunos de los mejores momentos del filme lo tienen a él como protagonista. Canta, baila, tiene picardía, carisma y, lo mejor de todo, conserva ese espíritu que nos hizo adorar al personaje en el clásico de 1992. 

Con algunas novedades y pequeños giros en la trama, justificados a la hora de adaptar el filme a las realidades y tiempos que corren, Disney logró respectar nuestros recuerdos, y por eso le agradecemos.



Link a la fuente

Temas relacionados

Oriana Junco no murió: indignada, así salió a desmentir la noticia falsa en las redes

admin

Leo DiCaprio y los incendios en la Amazonia: millonaria donación a través de su fundación

admin

La alfombra roja de los Martín Fierro: mucho negro y pocas sorpresas

admin