23.4 C
Cordoba
21 enero, 2020
Peipus.com.ar

Yamila Nizetich, tranquila: “Hay futuro en Las Panteras”

¿Habrá existido en la lista de deseos de algún cumpleaños la ínfima posibilidad de ser deportista olímpica? ¿Le habrá hecho lugar en su bolso, junto a zapatillas y rodilleras, la ilusión de ser una de las protagonistas que escribe la historia del vóley argentino? Difícil saberlo hoy. Pero ocurrió. Yamila Nizetich pasó de ser aquella adolescente de 13 años que entrenaba en el club Banco Nación de Córdoba, a convertirse en una de las máximas referentes de la selección, con dos clasificaciones olímpicas.

La idea romántica del sueño de los cinco anillos sólo es posible con trabajo. Y “Yas” llegó así, escalón por escalón. Es una de las cuatro jugadoras que logró la segunda clasificación a Juegos Olímpicos de manera consecutiva. Integra el team de “las viejitas”, el término que utiliza ella misma para referirse a las más experimentadas del plantel. Porque así fue la apuesta del entrenador Hernán Ferraro: gestar un equipo de jóvenes potencias, respaldado en la experiencia de las más grandes.

Pero claro. Si nos proponemos desromantizar, también es válido remontarse a lo que ella recuerda como “el peor momento de su carrera”. Guillermo Orduna, el DT con el que Las Panteras habían conseguido la primera clasificación a Río de Janeiro, decidió que la cordobesa debía alejarse de la celeste y blanca. La mismísima camiseta que tenía registrada su legendaria marca de capitana y la que representó desde 2005.

Hasta que, un día, sonó el celular y volvió. Ferraro consideró que debía estar en su nuevo proceso. Tras 17 años de competir internacionalmente y siendo figura de la liga italiana (considerada como la “NBA” del vóley mundial), regresó una nueva versión de “Yas”: renacida y experimentada. Esos son los ingredientes de la pócima que le permiten hoy disfrutar de la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos en 2019 y de la doble clasificación olímpica con Las Panteras.

–¿Qué diferencias hubo entre el Preolímpico en Bariloche en 2016 y el actual en Colombia?

–Fue distinto. En Bariloche fue acá: con nuestra gente, con nuestra familia. Lo pudimos disfrutar mucho, más porque era la primera vez. Bogotá fue mucho más duro. Teníamos siete mil personas en contra y lo terminamos festejando entre 20, entre staff y jugadoras. En Argentina se sintió mucho más el apoyo pospartido con toda la gente ahí presente. Igualmente, inolvidable las dos. Las “viejitas” que ya lo habíamos vivido ya teníamos la experiencia. Eso fue clave para poder dar vuelta ese set que arrancamos perdiendo.

Como una niña. Así desbordó de felicidad la cordobesa al obtener la clasificación olímpica en Bogotá. (Prensa Feva)

–La clasificación anterior fue con un plantel más experimentado. ¿Cómo fue complementarse con este equipo en su mayoría joven?

–Las jovencitas se la re bancaron. Realmente, a las más grandes nos dejan tranquilas saber que hay futuro, siendo algunas muy chicas. La misma Mayer (armadora), con 18 años, “es un animal”. A mí, que me quedan los últimos años en la selección, me deja tranquila la camada de jóvenes empiecen a tener esta experiencia en torneos tan importantes. Eso está bueno porque el futuro de Las Panteras queda asegurado cuando “las viejitas” no estemos más.

–Volviste a la selección con un proceso nuevo. ¿Cómo fue reinsertarte con Ferraro?

Con Hernán, muy bien. Desde el día uno empezó a trabajar en la identidad de Las Panteras. Propuso cómo quería que juguemos, cómo quería que entrenemos, cómo quería que nos comportemos como plantel. Hoy se ve el cambio, se ve cómo nos exige. El balance es súper positivo.

–¿Ya se piensa en Tokio 2020 con Las Panteras?

–Ya sacamos el chip “Panteras”. Metemos el chip de los clubes. Yo vuelvo a mi equipo, Cuneo. Se viene la segunda fase de torneo y los playoffs. De la selección nos olvidamos por un ratito. En mayo volveremos a entrenar y fijar los objetivos, que claro será pensar lo que queremos en Tokio.

Yamila Nizetich: mini bio

Nació en Córdoba el 27/01/1989. Juega como receptora punta. Se inició en Banco Nación de Córdoba y pasó por 9 de Julio Olímpico de Freyre. Luego, jugó en España, Francia, Alemania, Turquía e Italia. Es la única cordobesa que ganó la Champions League de Europa.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 14/01/2020 en nuestra edición impresa.



Link a la fuente

Temas relacionados

Instituto sale a estirar la ventaja en el Sandrín

admin

Vélez-Colón, por la Superliga: horario, TV y formaciones

admin

Corren día y noche: la doble vida de tres atletas que también son recolectores de basura

admin